terraza en amarillo con sombrilla mesa y sofá separador de mimbre

Cuando estamos en la terraza queremos intimidad y por eso una buena alternativa es recurrir al uso de biombos separadores. Podemos disfrutar de comidas al aire libre, de tardes a pleno con sol con un buen libro y en definitiva de un montón de opciones sin preocuparnos por la privacidad. En Westwing te damos algunos consejos para tener mayor comodidad al aire libre sin dejar de lado la decoración de la terraza.

Tipos de biombos separadores 

Si además añadimos un separador, conseguiremos una terraza de diez. Si aún no tienes claro qué tipo de biombo separador añadir, te enseñamos algunos de los más populares:  

Celosías de madera 

Son todo un clásico. Esta fórmula es perfecta para dividir ambientes con un estilo natural. Coloca una celosía fija para crear una separación visual sin tener que sacrificar las vistas. Asegúrate de que la celosía es de madera para exterior para evitar problemas de humedad.

En este tipo de biombos separadores también se pueden incluir plantas enredaderas para que quede mucho más bonito. Hay diferentes tipos de celosías de madera dependiendo del material que hayamos elegido.  

Consejo: elige el color de la madera que más combine con el resto de los muebles de la terraza y así acertarás seguro.  

Jardín vertical 

Es otra de las grandes apuestas para separar espacios y dar en el clavo. Podemos optar por un jardín vertical sintético o natural. Si escogemos un jardín sintético, no tendremos que preocuparnos del coste del mantenimiento (riego, posibles plagas o deterioro con el paso del tiempo). Eso sí, debemos siempre optar por opciones que sean de calidad y que nos garanticen una larga vida a nuestro jardín vertical.

Podemos colocar previamente una malla para que quede un espacio más íntimo. Una vez coloquemos el jardín vertical (sea o no sintético) ya podremos disfrutar de muchos momentos en la terraza y sin estar expuestos a las miradas de vecinos.  

Otra de las ventajas de estos jardines verticales sintéticos es que suelen mantenerse bien todo el año. Están protegidos contra los rayos UVA por lo que no pierden el color natural.  

Caña natural 

Si preferimos una opción algo más asequible, se aconseja usar caña natural. Una solución que protege del sol, pero sin dar demasiada sombra y que se mantiene en perfecto estado todo el año. Eso sí, si vivimos en una zona con demasiadas lluvias es más sencillo que se estropeen. Plantéate la opción de impermeabilizar la terraza o incluso cerrarla.

Vallas de brezo 

Es otra de las soluciones más populares tanto para terrazas grandes como balcones pequeños. El brezo es un arbusto que suele llegar a medir unos dos metros de altura por lo que nos dará la privacidad necesaria y sin apenas cuidados. Además, es una solución asequible, decorativa y natural. Podemos encontrar diferentes tipos de brezos. Elige la opción que más te guste y disfruta de una terraza al aire libre algo más íntima.   

Bambú  

El bambú es una madera bastante resistente, incluso más que el pino o el abeto. Además, de su resistencia, el abeto es una opción perfecta si buscamos durabilidad. Resiste a la humedad, deja pasar el sol (aunque con algo de sombra) y refresca. Eso sí, el bambú necesita de algunos cuidados para poder disfrutarlos en perfecto estado todo el año.  

Otra ventaja de elegir bambú, es que hay opciones muy diferentes: cañas más finas, enteras o partidas.  

Setos artificiales 

Los setos artificiales son otras de las opciones perfectas para conseguir intimidad en la terraza o el balcón durante muchos años. Aunque pueda parecer algo poco estético, la calidad de estos setos (y con el paso del tiempo), es mayor. Los setos artificiales aportan una buena ocultación de la terraza o balcón y además no dejan pasar el viento. Esto es muy útil, si por ejemplo, vivimos en una zona con mucho viento.   

Mallas de plástico 

Son unas de las opciones más elegidas en terrazas urbanas. Este tipo de mallas aportan cierta privacidad y suelen ser bastante asequibles. Además, son un tipo de biombo muy manejable, se adapta fácilmente y podemos encontrarlas en diferentes colores. Sobre todo, se recomiendan estas mallas de plástico para espacios algo más reducidos como balcones o terrazas pequeñas para crear zonas de privacidad y de sombra.  

Cañizo sintético 

Para los que buscan lo natural, pero no tienen suficiente tiempo para mantenerlo hay una opción: el cañizo sintético. Esta es una de las mejores opciones para conseguir privacidad y además muy práctica. Tiene una apariencia natural, pero no requiere de ningún mantenimiento. Otra ventaja es que es muy resistente y duradero.  

¿Ya sabes cómo se incorporan los biombos separadores en la terraza? Pues descubre más consejos para tener una terraza perfecta en nuestros artículos sobre cómo elegir los toldos para terraza o qué tipos de suelo de terraza poner en casa. ¡Tendrás una terraza con encanto!

¿Te gustaría tener un poco de privacidad?