Terrraz con un sofa con toldo

Si quieres disfrutar al 100 % de tu terraza, llueva o haga un sol de justicia, lo mejor será que instales un techo para exterior. Hay techos para terrazas fijos y plegables, de tela, madera, cristal, aluminio o incluso de obra. Todo dependerá de cómo sea tu espacio. Te damos las mejores opciones para cubrir tu patio, desde métodos naturales como unas vigas de madera por las que suban plantas trepadoras, hasta modernas soluciones para crear pérgolas donde pegarte una buena siesta a la sombra o una cena con amigos al aire libre.

Tipos de cubiertas para tu terraza

Por definición, un cerramiento exterior es cualquier construcción (anexa o independiente de la casa) cuya finalidad es crear un espacio protegido de las inclemencias del tiempo. Está formado por una estructura (de metal, madera u otro material; os explicamos las diferentes opciones que tenéis a continuación) sobre la que se instala un revestimiento y una cubierta (fija o móvil) en diferentes acabados posibles, según el uso y la estética que se desee. Vamos al lío:

  1. Pérgolas

La pérgola es un armazón formado por un espacio franqueado por columnas que soportan un entramado de vigas y travesaños. Se usa como protección en zonas de paso o de estar y su función principal es colocar sobre el techado elementos que proporcionen sombra. La estructura de la pérgola suele ser de madera, metálica o de obra. Aquí suelen colocarse los comedores de exterior, para saborear ricas comidas con una buena decoración de mesas veraniegas. Para su techo, las opciones son múltiples. Sigue leyendo…

  1. Marquesinas o porches

Otra opción muy decorativa para la terraza es una marquesina. Tiene las mismas ventajas que una pérgola, aunque esta va adosada a la pared. Si optas por un conjunto de vigas, columnas y techo de madera, tu terraza se convertirá en un espacio cálido y muy acogedor. Y si quieres un aire moderno, muy vintage, elige una marquesina de metal con techo de policarbonato. Este puede ser el cobijo idóneo para la decoración de mesa para una boda en verano.

  1. Cenador

Son un espacio cercado similar a una pérgola, compuesto por cuatro o más columnas que sostienen un techo que proporciona sombra y cobijo. Se diferencia de las pérgolas por el uso al que se destina, ya que no es un elemento de paso sino una estancia. Se distinguen de los porches en que se construyen separados de la vivienda. Una estructura independiente que es el lugar ideal donde celebrar una fiesta de verano.

  1. Techos para terrazas móviles

Los techos plegables son muy aconsejables por su versatilidad. Se despliegan cuando quieras disfrutar del sol o cuando este se haya retirado y desees aire fresco o ver el cielo por la noche.

Una de las variedades más comunes de este tipo de techos móviles para terrazas son los toldos correderos de tela. Pueden estar fabricados en lona de poliéster, acrílica, microperforados (que filtran el 94% de los rayos UV) o impermeables de PVC. Puedes elegir entre una amplia variedad de medidas y diseños, así como entre toldos de recogida manual o motorizada. Recuerda que la radiación solar se reduce significativamente en función del color del toldo: los tonos oscuros dejan pasar menos rayos UV que los toldos de colores claros.

Truco: La limpieza del tejido es más sencilla en los modelos “autolimpiables”, en los que la lona se trata con unos productos que crean una barrera protectora que repele la suciedad.

  1. Techos de cristal para terrazas

Si quieres estar a cubierto, pero seguir disfrutando de las vistas, los techos de cristal para terrazas son lo tuyo. Suelen estar realizados en policarbonato, un material que tiene la misma apariencia que el vidrio. Se puede adquirir en una variedad de tonos, que son los que determinan la cantidad de luz solar que podrá llegar a bloquear el material. Es una gran solución para proteger una terraza de la lluvia, pero permitiendo que pase la luz solar. Sin embargo, no es muy estable en vientos fuertes, granizo y tormentas de nieve.

Además, el acrílico es otro de los materiales más utilizados en techos de lámina o laminado transparente. Con el mantenimiento correcto, es de alta duración.

Otro tipo de cubierta transparente son los techos de cristal, fijos o móviles mediante diferentes accionamientos, pero son más costosos. El cristal puede ser de cámara, de control solar o bajo emisivo.

Cualquiera de estas tres opciones creará un techo para tu pérgola, marquesina o cenador de lo más moderno, ideal para exteriores de estilo contemporáneo.

  1. Techos de aluminio

Un techo de lamas de aluminio es muy robusto y proporciona sombra completa. Se compone de láminas onduladas que se superponen y proporcionan un sellado hermético. Puedes pintar la superficie en cualquier color, por lo que es muy versátil decorativamente, y puede soportar vientos fuertes, granizo y nieve intensa.
¡Ah! Y otra de sus ventajas es que puede ser fijo o móvil, mediante distintos sistemas, tanto manuales como motorizados.

  1. Cubiertas naturales para un aire rústico

Aunque siempre se necesita una estructura de un material más resistente, las fibras naturales funcionan genial como techos para terrazas, sobre todo si te gusta el estilo rústico. La paja o el bambú son alternativas naturales para disfrutar de una buena sombra en verano.

Las cubiertas naturales de brezo, cañizo de media caña o mimbre pelado están formadas por ramas de estos materiales tejidas con alambre galvanizado que evitan su oxidación creando una superficie más o menos tupida. Se compran en rollos y también tienen su versión artificial. Sin ser las estructuras que más cubren, tienen el encanto de generar esos juegos de sol y sombra tan especiales.

¡Hasta puedes hacer techos naturales con plantas y trepadoras!

  1. Techos de madera para terrazas

Las vigas de madera son un clásico para los techos para terrazas. De teca, de acacia, roble, iroko, ipe, pino, fresno, abeto, caoba, arce… lo importante es que sea una madera europea, americana o tropical muy resistente y tratada para exterior, con barniz o aceites protectores. Esta opción es ideal para terrazas en las que, aunque no haya sol directo durante demasiadas horas, no se puede prescindir de la sombra.

  1. De tejas

Como si del cuento de “los tres cerditos” se tratara, ya hemos visto que los techos para terrazas pueden ser de paja, madera y ahora faltaría… de ladrillos, claro. Un techo de estas características requiere obra y es fijo. Ideal para casas con encanto, antiguas o de pueblo.

Los mejores techos para terraza según su tamaño

  • Para terrazas pequeñas: una sombrilla o parasol será la opción que más se adaptará a tu espacio. Ofrecen cobijo cuando se las necesita y se retiran con facilidad, para no ocupar.
  • Para terrazas medianas: Una opción de quita y pon que además le dará un toque chic a la terraza son las mallas de sombreo y los toldos vela. De forma cuadrada, rectangular y triangular, la diferencia entre unos y otros radica en el tejido con que se fabrican y en su permeabilidad.

Las mallas de sombreo son permeables, de un tejido microperforado que permite que pase el aire pero que resiste los rayos UV. Las puedes encontrar en color blanco, verde, marrón y negro. Las blancas son las que provocan una sombra más ligera, y las negras, la más intensa. Es importante colocarlas a la máxima altura posible para evitar crear un efecto invernadero.

Los toldos vela se fabrican en tejidos más resistentes como el polietileno y el acrílico, en distintos colores, estampados y diseños veraniegos. Suelen incluir las argollas y cuerdas necesarias para su instalación, por lo que únicamente deberemos decidir qué tipo de enganche utilizamos en nuestra terraza. Es importante que las fijaciones que instalemos en la pared se hagan con tacos de buen tamaño y apropiados para el soporte, ya que deben mantener el toldo bien tenso.

  • Para terrazas grandes: Lo mejor en este caso serán las pérgolas y marquesinas de obra, metálicas o de madera. Tanto unas como otras admiten la instalación de toldos, cortinas o lonas en sus laterales, para proteger a sus ocupantes de los rayos solares como de las corrientes de aire.

¡No solo los techos para terrazas garantizan un poco de sombra!