niño jugando en tipi casero

¿Tienes por delante un fin de semana con niños y estás buscando planes en casa con los que entretenerlos? ¡Que no cunda el pánico! Convertir tu hogar en un parque de juegos infantil es más sencillo de lo que crees. Por eso te traemos tres juegos en casa para niños con los que os auguramos horas y horas de auténtica diversión. ¡Toma nota y deja que fluya la magia! También tu disfrutarás como nunca de esta oportunidad para regresar a ese tiempo en el que todo ilusiona: la infancia.

Juegos en casa para niños: crea tu propio slime con purpurina

Fomentar la creatividad de los niños es de lo más fácil y divertido con esta receta de slime. Esa masa pegajosa y muy flexible que les encanta a los pequeños de todas las edades. Además de esta receta básica que puedes incorporar a tu lista de manualidades para hacer en casa, si quieres un punto decorativo diferente, puedes añadir purpurina de colores y cambiar las tonalidades y texturas. ¡A tus hijos les va a encantar!

Hazte con:

  • 1 taza de agua
  • 1 taza de maicena
  • témperas de colores
  • envase desechable para las mezclas

Lo primero que debes hacer es mezclar la cantidad de maicena con el agua en el envase elegido. Después, remueve hasta conseguir una mezcla homogénea. A continuación, vamos a darle el color que más nos guste a la mezcla con la pintura. Según el tono que persigas, añade más o menos cantidad de témpera. Si quieres darle un toque brillante, este también es el momento de añadir la purpurina. Continúa amasando la mezcla con las manos y la masa acabará quedando uniforme. ¡Y ya tenemos nuestro slime! Elástico, brillante y lleno de color. ¡A los niños les encanta jugar con su textura!

Juegos en casa para niños: monta un teatro infantil

Una función personalizada en la que los niños intervienen el todo el proceso de montaje. Así es el divertido teatro para niños que te proponemos en Westwing. No falla a la hora de mantener a los peques entretenidos, de estimular su creatividad e inventar insólitas historias.

Lo primero que vamos a hacer es diseñar los personajes de nuestro teatro. Y nada mejor para eso que darle forma de divertidas marionetas. Los materiales para la confección son, además, muy sencillos: lápiz, papel, rotuladores y cartulinas serán suficientes para crear un universo que solo tenga a la imaginación como límites. ¿Qué quieren tus hijos que suceda en su teatro personalizado? En esta función, todo es posible: brujas, hadas, unicornios, duendes, sirenas, faunos, príncipes, animales… ¡Déjales que discurran y te sorprendan con sus propuestas!

Consejo Westwing: quieres hacer las marionetas más duraderas, puedes optar por usar recortes de tela sobrante que tengas en casa: eso sí, recuerda siempre dejar una abertura en la parte inferior para poder manejar el móvil con una mano.

Todo teatro que se precie necesita un buen escenario. También es algo que podemos confeccionar con materiales que tengamos en casa. Una caja de cartón de gran tamaño será ideal para hacer la estructura de nuestro teatro. Una vez más, recuerda que es importante dejar una abertura en la parte interior para permitir la entrada de las marionetas en escena.

Recrea el telón y el decorado que tus hijos hayan imaginado. La goma eva, los rotuladores, la tela roja y las cartulinas de colores son los aliados perfectos para esta tarea. Pero no solo: la purpurina, los retazos de tela, las velas antiguas y los dibujos con los que adornes la propia estructura conseguirán trasladaros al escenario deseado. ¿Un barco pirata, una isla desierta, la torre de un castillo o una frondosa selva?

El toque de gracia final para acompañar la función será la banda sonora. Una vez que tengáis claro cuál va a ser la historia a la que darán voz los personajes y cuáles son los decorados por los que aparecerán y desaparecerán, ya podrás elegir la música perfecta para redondear cada escena. Crea una playlist a medida de la historia para un resultado espectacular. ¡Tus hijos estarán entusiasmados y boquiabiertos!

Juegos en casa para niños: un circuito a su medida

Uno de nuestros planes en casa preferidos para hacer con niños es diseñar circuitos móviles de carreras convirtiendo la casa en un gran lugar de competición. Pero, eso sí: sin estropear el mobiliario y siempre en condiciones de máxima seguridad.

Por eso, te proponemos que emplees cinta adhesiva fácil de retirar para delimitar los caminos por los que tendrá lugar el circuito. El punto más divertido es la innovación. Cada circuito puede ser tan complejo como quieras, por eso, puedes añadir obstáculos que lo hagan más complejo e interesante en las etapas de la carrera que supongan un verdadero reto. ¿Qué tal si agregas toboganes, catapultas o pequeños obstáculos que la bola o el objeto elegido tenga que atravesar para llegar a la meta?

Otro modo de innovación muy divertido es el sistema que emplees para hacer que la bola avance. Desde el sistema manual, al golpeo suave con otro objeto o, incluso, ¡con una pajita! Probad y divertíos con distintas combinaciones. ¡En esta carrera, todo sirve! No sabemos quién llegará primero, pero estamos seguros de que os esperan horas de diversión por delante.

El dato más tranquilizador para los padres es que la cinta adhesiva es fácil de remover y no deja huella sobre el piso ni el mobiliario, por lo que podemos usarla sin preocupaciones para diseñar circuitos efímeros. Uno de nuestros juegos en casa para niños preferidos con el que también los adultos terminan por pasárselo en grande.

Complementa tu tarde de juegos con estos productos