Accede a las mejores marcas hasta -70%

niña tocando la guitarra

La música nos regala muy buenos momentos. Nos traslada incluso a recuerdos o viajes llenos de sensaciones. Tanto es el poder de la música que incluso en momentos de estrés nos ayuda a relajarnos, y también a los niños. Los bebés incluso antes de nacer ya disfrutan de los sonidos desde la barriga de sus madres. Por eso, siempre se ha recomendado que las futuras mamás pongan música a los bebés, aunque no hayan nacido ya que les estimula e incluso les relaja. A continuación, te enseñamos todos sobre la música relajante para niños y los beneficios que tiene.  

Beneficios de la música para los niños 

Una de las actividades para niños con más beneficios es la música. Los sonidos de la música permiten estimular su cuerpo. Estos son algunos de los beneficios más destacados de usar música para los niños:

  • Mejora su capacidad de memoria y concentración.  
  • Les ayuda a conocer cómo manifestarse y reforzar la expresión corporal. 
  • Les ayuda a conocer sonidos y a saber asociarlos a determinados objetos, animales, plantas… 
  • Mejora su capacidad auditiva y en lenguaje del habla.  
  • Conoce nuevo vocabulario. 
  • Comienza a asociar sonidos con recuerdos, por lo que ayuda a estimular su cerebro.  
  • Desarrolla más imaginación y creatividad.  
  • Se vuelven mucho más sociables ya que pierden la vergüenza.  
  • Le ayuda a liberarse y quitarse posibles miedos.  

Como ves, la música tiene múltiples beneficios para los peques, pero no solo sirve para estimularlos sino también para ayudar a calmarlos. Todo esto se consigue gracias a la música de relajación que podemos usar para niños o bebés. Este tipo de música ayuda a que los niños se relajen y así duerman más tranquilos.  

¿Cuándo los niños o bebés necesitan música relajante? 

La música relajante puede ser una gran aliada en momentos de estrés o dificultades de sueño para los peques. Desde que son muy pequeños pueden tener problemas de insomnio o dificultad para determinar cuáles son las horas de sueño.  

Por eso, la música de relajación les ayuda notablemente a mejorar la calidad del sueño y dar un respiro a los padres. Esto es debido a que la música relajante disminuye la cantidad de cortisol en sangre, la hormona del estrés, traduciéndose en una mayor tranquilidad.  

Cómo introducir la música de relajación en la rutina de los niños

  • Busca momentos que le ayuden a relajarse aún más.  
  • Los baños también pueden ser relajantes. Sobre todo, cuando son más pequeños les ayuda a luego conciliar mejor el sueño.  
  • El momento cuna. Sin duda, uno de los momentos donde mejor podemos introducir la música de relajación es antes de dormir. Es importante que siempre se hagan en el mismo espacio, por ejemplo, en la cuna o en la cama.  
  • Intenta moderar el sonido. Debe ser un momento de relax por lo que debemos cuidar el volumen.  

Cómo ambientar el espacio para relajar a los niños 

Depende un poco del espacio donde queramos que nuestros niños se relajen. En el caso de que optemos por la cuna o la cama, es vital que se sientan a gusto. Debemos optar por una ropa de cama suave y delicada, al igual que las mantas o cojines. Debe ser un espacio para relajar a los peques, pero también para un buen descanso.  

Además de la ropa de cama otros objetos que no pueden faltar son las guirnaldas. Estas luces conseguirán darle un toque especial al dormitorio y crear una luz muy suave que les ayude a conciliar mejor el sueño. Los quitamiedos también son una opción muy utilizada desde que son muy bebés.  

¿Y si queremos que se relajen en el baño? 

El baño es un momento de diversión para algunos niños, pero para otros de relajación. En ese caso, debemos añadir algunos elementos para que la relajación sea plena, ¡y te enseñamos cómo hacerlo! 

  1. Prepara los textiles para el niño: toallas, albornoz, zapatillas… 
  2. Si no tienes bañera, hazte con una pequeña y adaptada a sus medidas.  
  3. Echa agua en la bañera, sin llenarla y adecúa la temperatura. Lo más recomendable es que esté tibia.  
  4. Añade jabón o algunos aromas para relajar a los peques. La lavanda es uno de los más efectivos que también pueden usar los adultos. Siempre que vayas a usar un aroma de este tipo, utiliza uno natural. También hay otras opciones con aromas como bombas de jabón que se va diluyendo y les llama mucho la atención a los peques.  
  5. Hazle masajitos en la zona de la nuca y en la cabeza. Aprovecha cuando le vayas a lavar el pelo para hacerlo.  
  6. Añade algún juguete en la bañera para que el momento de relajación no deje de ser divertido para ellos.  
  7. Cuando ya estén relajados es el momento de echarles crema. Aprovecha también este instante para relajarlos.  

Música relajante para niños 

Existen muchas canciones para relajar a los bebés, pero sin duda las que más triunfan son las siguientes:  

  • Jazz: Es uno de los géneros que también fomenta la relajación de los bebés siempre que sea música suave.  
  • Clásica: Es otro de los tipos de música favoritos de los bebés. Lo ideal es apostar por canciones lentas y con instrumentos suaves.  
  • Sonidos del mar: Este sonido es uno de los más relajantes y ayuda tanto a bebés como adultos a descansar. El sonido suave de las olas y constante hace que los niños consigan relajarse por completo.