chica con pelo largo estilo ombre

La caída del pelo es completamente normal y forma parte del ciclo biológico de renovación del cabello. Sin embargo, si empiezas a perder mucho más pelo o notas que no vuelve a crecer, podría estar pasando algo más. Como hay tantas posibles causas, es importante buscar pistas e identificar la razón exacta. Descubre las principales causas de la caída del pelo y los remedios de belleza naturales para dar nueva vida a tus mechones.

Caída del pelo: causas

Aunque suele asociarse principalmente a los hombres, según varios estudios, la caída del pelo en las mujeres es un problema muy común: parece que al menos una de cada tres mujeres sufre una notable reducción de volumen al menos una vez en su vida. En primer lugar, es bueno distinguir entre dos causas claves: la genética y la reacción al ambiente.

El primer caso se refiere a quienes están genéticamente predispuestos al adelgazamiento del cabello, mientras que el segundo se produce debido a ciertas causas específicas, a menudo muy comunes en el día a día. He aquí un resumen de estos factores desencadenantes: reconocerlos te permitirá actuar y remediar rápidamente la caída del pelo.

  • Estrés: Durante los periodos más estresantes, el cuerpo intenta reaccionar a los estímulos negativos, pero esto puede provocar un aumento de los niveles de andrógenos, lo que se traduce en un cabello más débil.
  • Cambio de estación: Por lo general, al comienzo del otoño o en la primavera, la pérdida de cabello aumenta. De los usuales 50-80 pelos al día, esto puede aumentar a más del doble.
  • Pérdida severa de peso: Después de una dieta particularmente estricta y rápida, es bastante normal encontrar mucho más pelo en el cepillo o en la almohada. Esto se debe a la falta de ciertos nutrientes esenciales típicos de las dietas desequilibradas.
  • Edad: En las mujeres, la caída del pelo se intensifica antes y después de la menopausia, pero es una parte muy común del proceso de envejecimiento. Otro momento de la vida en el que se produce el efluvio telógeno -la pérdida repentina de muchos mechones- es el embarazo.
  • Problemas hormonales: Los desequilibrios hormonales causan una amplia gama de problemas, desde el acné hasta el aumento de peso, pero por supuesto también la pérdida de cabello. Esto se debe a que las hormonas (especialmente los estrógenos) desempeñan un papel crucial en la regulación del ciclo de crecimiento del cabello. Un exceso de andrógenos, a menudo debido al síndrome de ovario poliquístico, provoca el efecto contrario.
  • Deficiencia de vitamina B12: Típica de quienes siguen una dieta vegetariana o vegana, la deficiencia de vitamina B12 provoca una sensación de agotamiento, falta de energía y afecta especialmente a la salud del cabello. En este caso, siempre es recomendable tomar un suplemento específico.
  • Anemia: Una de las causas más comunes de la caída del pelo en las mujeres es la carencia de hierro, que en algunos casos da lugar a formas más o menos graves de anemia. Si los análisis de sangre muestran que el valor es demasiado bajo, pide a tu farmacéutico un suplemento de hierro.
  • Hipertiroidismo o hipotiroidismo: Como la glándula tiroides ayuda a regular el metabolismo del cuerpo, un desequilibrio podría afectar a los folículos pilosos.
  • Productos incorrectos y exceso de cuidados: A veces todo se debe a tratamientos demasiado agresivos o a un peinado descuidado. Lo ideal es dejar que el pelo se seque solo cuando hace buen tiempo y limitar el uso de planchas y secadores.

Remedios naturales para la caída del pelo

Si quieres dar más vitalidad a tu cabello, prueba uno de los remedios para la caída del pelo. Nuestros expertos en belleza han seleccionado una serie de recetas naturales para ayudarte a tomar medidas inmediatas y aprender cómo evitar la caída del pelo.

Mascarilla de alholva y aceite de coco

El fenogreco (o methi) es una hierba que se ha utilizado durante siglos para estimular el crecimiento del cabello. Gracias a su alto contenido en proteínas, es un verdadero remedio. Mezcla un par de cucharadas de agua y una cucharada de polvo de alholva, que puedes encontrar fácilmente en tiendas de hierbas. Añada una cucharada de aceite de coco, mezcle hasta que la mezcla esté húmeda pero firme y déjela reposar durante una media hora. A continuación, proceda al lavado habitual.

Mascarilla de aguacate

Si tienes un aguacate demasiado maduro para comerlo, ¡no lo tires! No sólo es bueno para comer, también es súper nutritivo para el cabello. Licuar la pulpa: si se quiere, también se puede añadir un plátano y unas gotas de aceite de oliva. Aplica la mezcla a tu cabello y déjala actuar durante una hora, luego aclara bien.

Masaje con aceite de jojoba

Si tu cuero cabelludo tiene problemas de caspa, sequedad y picores, puede que sea tu pelo el que más sufra. Para estimular el cuero cabelludo, calienta unas gotas de aceite de jojoba en tus manos y masajea las raíces durante unos minutos. Dejar actuar durante un cuarto de hora y luego lavar bien.

Paquete de Amla

El amla, una especie de baya de origen indio es un concentrado de nutrientes que acelera el crecimiento del cabello. Mezclar una cucharada de polvo de amla y una cucharadita de limón para activar la vitamina C, dejar actuar durante media hora y lavar con un champú suave.

Hasta aquí nuestra guía sobre cómo evitar la caída del pelo. También te recomendamos tener cuidado con los productos, porque no sabes lo que pueden hacer a largo plazo. Utiliza una mascarilla capilar con regularidad para darle a tu cabello un cuidado extra.

Sigue leyendo: Si has disfrutado esta guía de belleza descubre cómo hacer las famosas beach waves con nuestra sencilla guía paso a paso.

Organiza tus productos de cuidado para el pelo con Westwing