Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

secreto de belleza natural

Las estanterías físicas y virtuales de cuidado personal están repletas de productos que prometen milagros: reducir las arrugas, engrosar el cabello, minimizar las manchas, etc. Sin embargo, no siempre se consiguen los resultados deseados (por no hablar de la lista de ingredientes, que a veces puede avergonzar incluso a un químico). Pero ¿qué hay de la satisfacción de crear un tratamiento de cosmética natural casera con tus propias manos, en pocos minutos, con ingredientes sacados de la nevera? Aquí tienes 6 secretos de belleza con ingredientes naturales que debes probar.

1. Fresas para el contorno de ojos

Además de ser una de las frutas más sabrosas, las fresas son un superalimento conocido por su eficaz acción antienvejecimiento. Antioxidantes, vitaminas, minerales: estas pequeñas maravillas tienen todo lo necesario para promover el bienestar y mejorar la belleza. También son una fruta para “comer con los ojos”: las fresas, de hecho, se recomiendan para reducir la hinchazón, las ojeras y otros signos de fatiga. ¿Siente que su cara está pesada y que hay una incómoda hinchazón alrededor de los ojos? Para obtener un beneficio inmediato, lo más fácil es aplicar unas rodajas de fresa o un poco de zumo sobre la piel con la ayuda de un algodón. Mejor aún si la fruta en cuestión es ecológica: ¡el único problema será resistir la tentación de comerla!

2. Cerveza para un cabello suave

¿Tienes el pelo rubio, ámbar o claro? Si es así, seguro que has experimentado la acción aclaradora y reflectante de la cerveza: un secreto de cosmética natural casera que a veces puede sustituir a la peluquería, sin necesidad de productos químicos. ¿Tienes el pelo oscuro? Eso no significa que debas renunciar a un paquete de cerveza. En este caso, el tratamiento no afectará a la coloración, sino a la suavidad del cabello: el pelo estará más sedoso, definido y brillante. Recomendamos probar la mascarilla de cerveza en el rostro para comprobar su efecto tonificante y elástico. ¿Quieres acelerar las cosas? Mezcla la cerveza con agua y utilízala para limpiar tu rostro -por la mañana y por la noche- y para aclarar tu cabello después del champú: lavado tras lavado notarás un agradable efecto regenerador.

3. Miel para combatir las arrugas

¿Acaso hay algo que no puedan hacer las abejas? Además de ser insectos polinizadores extremadamente útiles -de hecho, esenciales-, son trabajadoras incansables que producen sustancias valiosas para la colmena y para el ser humano, como cera, propóleos y, sobre todo, miel. La miel es uno de los secretos de cosmética natural casera más eficaces. Tiene un efecto relajante y suavizante sobre los tejidos: en otras palabras, es un excelente remedio emoliente que ayuda a nutrir la piel y a reducir la inflamación y las pequeñas lesiones, gracias a su acción antibacteriana. Para aprovecharlo, puedes preparar una mascarilla antiedad para el rostro -también útil para reducir las arrugas superficiales- o aplicar un poco de miel directamente sobre los granos o las zonas afectadas por el herpes labial.

4. Limón para una acción purificadora

El limón tiene mil propiedades interesantes, empezando por el embriagador aroma de sus flores. En particular, es un auténtico concentrado de vitaminas y sustancias antioxidantes. También ayuda a regular el nivel de pH y tiene una fuerte acción purificadora. Estas propiedades lo convierten en un valioso aliado para las pieles grasas propensas a la acumulación de sebo y otras impurezas, incluida la dermatitis seborreica, en el cuero cabelludo u otras partes del cuerpo. Para combatir este problema -así como la caspa- se puede frotar una pequeña cantidad de zumo de limón en la piel antes del champú y dejarla actuar durante unos minutos. Los secretos de cosmética natural casera a base de limón también incluyen un tónico tensor para el rostro. Se puede preparar simplemente con agua y la adición de unas gotas de zumo de limón o de aceite esencial: un remedio de la abuela que es perfecto para aclarar la piel impura y brillante, la piel con polos dilatados o con acné, así como para aclarar las manchas de la piel.

5. Yogur para nutrir la piel

Se sabe que el yogur es bueno para el estómago. Y eso no es todo: además de ser bueno para la flora bacteriana, también puede transformarse en un excelente limpiador natural para el rostro con la posible adición de miel, lavanda y otros aceites esenciales de su elección. Las mascarillas de yogur también son ideales para nutrir, suavizar y equilibrar la piel. También se puede mezclar con otros ingredientes naturales como el aceite de oliva o la pulpa de plátano. También es útil como base para exfoliantes naturales, incluso en combinación con bicarbonato de sodio.

6. El kiwi retrasa el envejecimiento de la piel

Cuando la gente piensa en un tratamiento de belleza “hágalo usted mismo” -especialmente en una versión de última hora- suele imaginar los clásicos discos de kiwi colocados sobre los ojos. De hecho, este ingrediente es una auténtica maravilla cosmética. ¿Has tirado alguna vez una fruta porque estaba demasiado madura? Error: lo que te parece un desperdicio es en realidad un fantástico secreto de cosmética natural casera. Basta con sacar la pulpa con una cucharilla y hacer una pasta para aplicarla en la cara: deja la mascarilla DIY durante unos diez minutos, luego aclara y admírate en el espejo. Tu piel se verá más brillante, más sana e hidratada.

Conserva tus ingredientes de belleza de la mejor manera