lavar las manos

Lavarse las manos siempre ha sido importante para evitar la propagación de bacterias y virus, pero sobre todo en la época de la pandemia. No sólo reduces la posibilidad de infectarte a ti mismo con el virus, sino también de infectar a otros. Analizamos en detalle este protocolo de lavado de manos y respondemos a las preguntas más frecuentes: ¿Cuánto tiempo hay que lavarse las manos? ¿Cuándo hay que lavarse las manos? ¿Y se puede hacer sólo con agua? ¿Y la desinfección tiene el mismo efecto que el lavado de manos con agua y jabón? Siguiendo nuestros consejos paso a paso, nos aseguraremos de tener el virus bajo control.

¿Cuándo hay que lavarse las manos?

Lavarse las manos reduce la posibilidad de contraer (y contagiar) virus y bacterias. Mientras que antes probablemente sólo te lavabas las manos después de ir al baño y antes de comer, ahora hay muchas más ocasiones en las que debes lavarte las manos. Te enumeramos algunas:

  • Al llegar a casa: Tanto si has ido a dar un paseo por el parque como al supermercado, es recomendable que te laves las manos cada vez que llegues de fuera.
  • Después de toser y estornudar: la tos y los estornudos son propagadores del virus. Se aconseja toser y estornudar en el codo, pero puede darse el caso de que estornudes o tosas en la mano por costumbre. Es importante que te laves las manos inmediatamente después.
  • Después de sonarse la nariz: aunque te hayas sonado en un pañuelo, los gérmenes siempre pueden haber pasado a través del tejido. Por lo tanto, lávate las manos después de sonarte.
  • Antes y después de cocinar: lávate las manos siguiendo los pasos que se indican a continuación antes de empezar a cocinar. Mientras cocinas, entras en contacto con varios alimentos (crudos). Por lo tanto, es importante que te laves las manos después de cocinar.
  • Antes de comer: nos lavamos las manos antes de comer desde siempre y, sin embargo, a veces lo olvidamos.
  • Después de ir al baño: es una obviedad, pero es muy importante especialmente si se utiliza un baño público.
  • Después del contacto con animales (domésticos): lávate las manos después de acariciar a tu mascota.

¿Lavar o desinfectar?

Hoy en día, casi todo el mundo tiene un bote de gel desinfectante del tamaño de una mano en el bolsillo. ¿Tiene la desinfección el mismo efecto que el lavado de manos? No y sí. Con el gel desinfectante o el gel de manos no conseguirás que las manos sucias queden limpias, pero sí mata las bacterias (siempre que haya alcohol en el gel).

Así que no sustituye la obligación de lavarse las manos, pero es una buena solución si no tienes agua y jabón a mano. Por ejemplo, cuando estás en la carretera con tu coche o cuando estás de compras.

Entonces, aplica regularmente tus manos con gel desinfectante, preferiblemente antes de entrar en una tienda (u otro lugar público) y después de salir de ella.

Consejo: si utilizas el gel de manos con demasiada frecuencia, te vuelves inmune a él. Así que utilízalo sólo cuando no haya otra opción y sigue lavándote las manos con regularidad.

Lavado de manos para los niños

Desde el brote de la enfermedad del coronavirus, los niños también deben extremar la vigilancia sobre el lavado de manos. Porque especialmente los niños descubren el mundo con sus manos. Así que enseña a tus hijos a lavarse las manos con la misma frecuencia que tú.

Como lavarse no suele ser una actividad favorita de los más pequeños, te damos algunos consejos para hacerlo más divertido:

  • Inventa una canción divertida para lavarse las manos.
  • Mira vídeos infantiles sobre el lavado de manos en Internet.
  • Compra un dispensador de jabón de colores de sus personajes de dibujos animados favoritos.
  • Deja que los niños cubran el dispensador de jabón con pegatinas, purpurina y demás.
  • Regala a los pequeños una pegatina cada vez que se laven bien las manos.

Lavarse las manos: así se hace

El coronavirus ha puesto en marcha un nuevo protocolo nacional para el lavado de manos en el que tenemos que enseñarnos a tener las manos bajo el grifo mucho más a menudo de lo habitual. Y preferiblemente en combinación con jabón y de la forma adecuada. Lavarse sólo con agua tiene poco sentido ya que las bacterias y los virus no se pueden eliminar con agua solo.

Sigue los siguientes pasos para lavarte las manos correctamente:

  1. Quítarse los anillos: Los virus y las bacterias pueden esconderse bajo los anillos. Por lo tanto, quítate los anillos antes de lavarte las manos.
  2. Mojar las manos: Mójate las manos bajo el grifo. El agua caliente o fría es indiferente.
  3. Usar jabón: Echa un chorro de jabón líquido para manos en la palma de la mano.
  4. Enjabonar las manos: Extiende el jabón por las manos y las muñecas. Aplícalo todo: las palmas, el dorso de las manos, entre los dedos, las puntas de los dedos, las uñas y las muñecas. Hazlo durante 20 segundos.
  5. Lavarse: Ahora aclara bien tus manos bajo el grifo. Sólo hasta que desaparezca todo el jabón.
  6. Secarse bien: Sécate las manos con cuidado. Utiliza preferentemente toallas de papel limpias para ello, ya que no puede haber bacterias en ellas.

¿Prefieres utilizar toallas en lugar de papel en casa? Lava las toallas con regularidad. Preferentemente échalas a la lavadora todos los días, sobre todo mientras dure el coronavirus. Limpia también tus uñas con regularidad. Puedes utilizar un cepillo de uñas (¡limpio!) para ello.

¡Lavarse las manos se hace en un santiamén! Y desde luego en un baño acogedor. Regístrate en Westwing y no te pierdas nunca una oferta para un baño perfectamente decorado.

Sigue leyendo: descubre más trucos de limpieza corporal en nuestra sección de belleza, en artículos como limpieza facial o exfoliantes caseros.

Las jaboneras más bonitas para laverse las manos con estilo