pelo largo con ondas

Mascarilla casera para el pelo: ¡empieza con el cuidado personal en casa! Una mascarilla para el pelo es imprescindible cuando se trata de cuidados de belleza. Y adivina qué, probablemente ya tienes muchos ingredientes en casa. ¿Qué tal una mascarilla natural para el pelo de tu propia cocina? No importa si tu cabello es seco, graso, largo, corto, encrespado o rizado. Después de leer este artículo, puedes empezar a hacer tu propia mascarilla capilar.

Beneficios de las mascarillas caseras para el pelo

Hay muchas razones para utilizar regularmente una mascarilla casera para el pelo. Los beneficios varían según los ingredientes y el tipo de cabello, pero en general hay muchos beneficios para empezar a hacer una ya mismo.

  • El cabello queda inmediatamente más brillante y suave, y es más fácil de manejar.
  • Puede fortalecer su cabello, reduciendo los daños y el pelo roto.
  • Con la combinación adecuada, puedes reducir el efecto encrespado del cabello ondulado y rizado.
  • Los ingredientes utilizados también ayudan a cuidar el cuero cabelludo, para que tenga un aspecto más saludable y para reducir los picores, las descamaciones y la caspa.
  • Son baratas y a menudo incluso permiten utilizar fruta madura e ingredientes recién caducados, además de lo que ya hay en la despensa.
  • Las mascarillas caseras para el pelo son una estupenda versión ecológica de los productos que encuentras en el supermercado. Así que el beneficio no es sólo para tu belleza, sino también para el medio ambiente.

Mascarilla casera para el pelo seco

Si el cabello seco es tu principal problema, prueba a hacer una mascarilla para cabello seco. Hemos encontrado algunas recetas supernutritivas que te ayudarán a hidratar tu cabello y a que luzca más sano de inmediato.

Con aceite de coco

Un verdadero remedio para todo el cabello, especialmente el seco, es el aceite de coco. Aplícalo en toda la longitud de tu cabello y déjalo actuar durante una hora o incluso toda la noche. Después de un lavado normal, tu cabello estará visiblemente más brillante e hidratado.

Mascarilla de aguacate y yogur

En un bol pequeño, mezcla un aguacate maduro y añade medio yogur natural. Mezcla bien y luego divide tu cabello en cuatro secciones y aplícalo desde las puntas hasta las raíces, cubriendo toda la cabeza. Envuelve tu cabeza en un gorro o papel de aluminio y déjalo actuar durante 20-30 minutos, luego aclara bien con agua tibia y lava tu cabello como de costumbre.

Mascarilla de aceite de oliva, plátano y miel

¿Tienes un plátano demasiado maduro para comerlo? Tritura bien la pulpa, añade una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de miel, y aplica tu mascarilla capilar a lo largo del cabello. Deja actuar durante media hora y aclara.

Mascarilla casera para pelo maltratado

Si siempre encuentras un montón de pelos rotos en tu cepillo o en la amohada, prueba con una mascarilla casera para el pelo maltratado, con ingredientes comunes y naturales que ayudan a fortificar y proteger el cabello.

Mascarilla de linaza

Rica en vitaminas y aminoácidos, la linaza es un ingrediente perfecto para fortalecer el cabello estresado. Puedes utilizar directamente el aceite de linaza: vierte una pequeña cantidad en tus manos y masajea directamente en tu cabello. Deja actuar hasta 15 minutos, luego aclara y lava tu pelo como de costumbre. También puedes hacer un gel con semillas de lino: simplemente hierve un puñado de semillas en un colador de té clásico durante unos minutos en una pequeña olla de agua y deja que se enfríe. Esto formará un gel que puedes aplicar en las puntas de tu cabello después de lavarlo.

Mascarilla con yogur y huevo

Coge un huevo, mézclalo bien con un yogur y aplícatelo en el pelo para conseguir un efecto ultraproteico. Deja durante media hora y luego lava tu pelo como de costumbre.

Mascarilla de fresas y aceite de argán

Licúa un puñado de fresas maduras, ricas en vitaminas y minerales, y añade un par de cucharadas de aceite de argán. Como alternativa, también se puede utilizar aceite de oliva o yogur. Aplica en el cabello y déjalo durante media hora, después lávalo con champú.

Mascarilla casera para el pelo graso

Si sientes que necesitas un champú después de un día de haberte lavado el pelo, prueba a utilizar una de estas mascarillas para el pelo graso una ve a la semana.

Mascarilla con aloe y bicarbonato

Aquí tienes una combinación súper eficiente para un cabello ligero y limpio. Mezcla 4 cucharadas de gel de aloe vera (incluso puedes hacerlo con la hoja de la planta), añade un par de cucharadas de bicarbonato de sodio y aplícalo mechón a mechón sobre el cabello seco. Deja actuar durante 15 minutos y luego lava como de costumbre.

Mascarilla detox

Para purificar y regenerar el cuero cabelludo, mezcla la pulpa de un limón, unas hojas de menta y dos cucharadas de jengibre fresco rallado. Agrega agua para obtener una mezcla bastante fluida, y luego masajea sobre el cuero cabelludo previamente humedecido durante unos minutos para estimular el flujo sanguíneo. Aclara y lava tu cabello.

Mascarilla de vinagre de manzana y yogur

Esta mascarilla casera para el pelo es ideal para la limpieza profunda. El vinagre de sidra de manzana actúa como astringente y ayuda a eliminar el exceso de sebo, mientras que el zinc y los ácidos lácticos del yogur tienen propiedades hidratantes. Después de mezclar bien los ingredientes, déjalo actuar durante una hora y luego lava tu cabello como de costumbre.

Y ahí lo tienes: distintas opciones para hacer una mascarilla casera para el pelo que puedes incluir en tu rutina de mimos o para una tarde de spa en casa.

Guarda tus mezclas poderosas con estos contenedores