Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

mascarilla facial

¿Sabías que algunos de los mejores ingredientes para el cuidado de la piel están escondidos en tu cocina? Frutas, verduras y harinas de diversos tipos pueden servir de base para una eficaz mascarilla facial casera. Si necesitas iluminar o relajar tu rostro, empieza a preparar ya mismo tu propio tratamiento de belleza casero. Cuidar tu piel significa cuidar de tu salud. ¡Veamos!

Beneficios de la mascarilla facial casera

En nuestro ajetreado día a día, los momentos dedicados al cuidado de la piel se convierten en un pequeño lujo personal. Si necesitas una hora para relajarte, aislarte del mundo y pensar sólo en tu propio bienestar, nada mejor que una mascarilla de belleza totalmente natural. Lo mejor de utilizar ingredientes que ya tienes en casa es que ni siquiera tienes que salir a la calle. Y los beneficios de la mascarilla facial casera no terminan ahí:

  • Son fáciles de preparar: normalmente sólo se necesitan unos minutos para picar, mezclar o batir y voilá, tu tratamiento está listo.
  • Conoces todos los ingredientes: No siempre es fácil interpretar la lista de ingredientes de los cosméticos. En el caso de la mascarilla casera, sin embargo, sabes exactamente de dónde viene todo y normalmente sólo se necesitan tres ingredientes.
  • Son cómodas: Otra ventaja innegable es que son económicas, porque utilizas lo que ya tienes a mano para hacer tus propias mascarillas. En algunos casos, también es una forma de aprovechar alimentos que no volverías a comer, como un plátano demasiado maduro.

Si quieres compartir tu momento de belleza con otras personas, ¡organiza una fiesta de mascarillas! Invita a tus amigos y prepara al menos tres variaciones de máscaras caseras para satisfacer a todos. También puede ser una buena oportunidad para ver juntos una película o el último episodio de una serie de televisión.

Ingredientes ideales para una mascarilla facial casera

Hay ciertos alimentos que son conocidos desde hace tiempo por sus efectos beneficiosos para la piel. Incluso la industria cosmética los utiliza en la formulación de productos faciales y corporales que encontrarás en perfumerías, farmacias y supermercados. Aquí están los más comunes:

  • Plátano: rico en vitaminas y minerales, ilumina e hidrata
  • Aceite de coco: perfecto para hidratar la piel e incluso desmaquillarla
  • Yogur: el ácido láctico que contiene tiene un suave efecto exfoliante, para eliminar las células muertas
  • Sal y azúcar: buenos para los exfoliantes, pero deben mezclarse con una base aceitosa
  • Bicarbonato: tiene propiedades exfoliantes y antibacterianas
  • Albúmina: tiene un efecto reparador
  • Pepino: gracias a sus antioxidantes, calma la piel y reduce la inflamación
  • Aloe: útil para calmar las picaduras de insectos o las quemaduras solares. Además, también es una planta estupenda para tener en casa, porque aporta un toque de verde y encaja en cualquier ambiente.

Mascarilla facial casera : tres recetas

Si ya tienes ganas de ponerte manos a la obra, hemos elegido unas cuantas mascarillas para que las pruebes ahora mismo. Hemos elegido tres variantes diferentes, dedicadas a tres tipos de piel distintos: elige la que más te convenga y utilízala para el cuidado de tu piel.

Mascarilla de te verde y aloe

Para calmar la irritación e hidratar la piel del rostro, combina el efecto calmante del aloe con las propiedades antiinflamatorias del té verde matcha.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de aloe, fresco o en gel
  • 1 cucharadita de té verde matcha en polvo

En un bol, mezclar los dos ingredientes hasta obtener una crema suave y sin grumos. Para amplificar el efecto beneficioso, también puede poner la mezcla en el congelador durante 10 minutos y luego aplicarla de manera uniforme. Dejar actuar durante 15 minutos y aclarar bien. Como alternativa, puedes sustituir el matcha por clara de huevo, que ayuda a mantener el brillo bajo control.

Mascarilla de cúrcuma y yogur

Para iluminar la piel del rostro y reducir las manchas o las cicatrices de los granos, utiliza la cúrcuma, una especia muy versátil con muchas propiedades beneficiosas. Es un potente antioxidante y antiinflamatorio, ideal para combatir la decoloración y eliminar los microorganismos que proliferan en el cutis.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 2 cucharadas de yogur blanco

Mezclar los dos ingredientes y luego aplicar la mezcla en el rostro. Dejar actuar de 10 a 15 minutos y aclarar bien.

Mascarilla de aguacate

¿Tienes un aguacate demasiado maduro para comerlo? Utilízalo para hacer una mascarilla que nutra e hidrate tu rostro. Mezclado con miel y avena, otros dos conocidos ingredientes hidratantes y humectantes, ayuda a que la piel quede sedosa y radiante.

Ingredientes:

  • Medio aguacate
  • 1 cucharada de miel
  • Un puñado de avena

Mezclar el aguacate bien con los demás ingredientes hasta lograr una mezcla pastosa. Aplicar y dejar actuar durante 15 minutos, después aclarar bien.

Cómo aplicar la mascarilla facial correctamente

Para obtener los mejores resultados, se recomienda utilizar un bol de cerámica y remover con una cuchara de madera. Cada mascarilla facial casera debe aplicarse sobre la piel perfectamente limpia, preferiblemente después de una ducha o baño caliente, que abre los poros y permite una acción más profunda. Utiliza un cepillo o una espátula para extender la mezcla y dar un suave masaje. Por último, para evitar reacciones alérgicas, siempre recomendamos probar la mascarilla en una pequeña zona de la piel primero.

Si has disfrutado esta guía te invitamos a leer más detalles sobre la rutina facial, para descrubrir los mejores trucos para el cuidado de tu piel.

Prepara una tarde de mascarillas caseras con amigos