mujer aplicando locion

Si deseas mejorar la textura y la complexión de tu piel, un peeling casero puede ser exactamente lo que necesitas. Sin embargo, para obtener resultados óptimos es importante elegir el adecuado, adaptado a tus necesidades. ¿No sabes por dónde empezar? Descubre los beneficios del peeling y lee nuestros consejos y recetas de belleza naturales. Revive tu cutis con un tratamiento a la medida.

Funciones del peeling casero

El peeling es un tratamiento de belleza que elimina la capa superior de la piel para exfoliarla y acelerar la renovación celular. La propia palabra lo dice: el verbo “pelar” significa “quitar, pelar”. Pero no todos los productos son iguales, algunos son mucho más profundos que otros, dependiendo del tipo de ingredientes utilizados y de la acción, que puede ser mecánica o química.

La elección del producto adecuado depende de las necesidades específicas de su piel y de los resultados que espera obtener. Si estás pensando en probar un peeling, ya sea en casa o en el salón de belleza, hay al menos 7 buenas razones para incluirlo en tu rutina de belleza.

  1. Es perfecto para una limpieza profunda del rostro, una vez al mes o en el cambio de estación.
  2. Si tienes una piel mixta o grasa, ayuda a eliminar los puntos negros y las impurezas.
  3. La exfoliación también ayuda a reactivar la microcirculación de la piel y la producción de colágeno.
  4. ¿Tu piel es áspera al tacto? El peeling puede alisarla y suavizarla.
  5. El peeling ayuda a reducir las manchas oscuras causadas por el sol y las pequeñas cicatrices de acné para conseguir un cutis más uniforme y radiante.
  6. Al exfoliar la piel, también se garantiza una absorción óptima de los ingredientes activos de los productos de cuidado de la piel, como sueros, geles y cremas.
  7. Por último, pero no menos importante, también es una parte importante de la prevención de las arrugas y los signos de envejecimiento.

¿Peeling o exfoliación?

A menudo se confunde el peeling con la exfoliación, que en realidad son dos tratamientos diferentes.

El exfoliante deshoja mecánicamente la piel gracias a las partículas abrasivas que contiene, como el azúcar, el bicarbonato de sodio y otras microperlas. Cuando se frotan en la piel, estos microgránulos pulen la superficie y hacen que la piel parezca más radiante al instante. Los exfoliantes pueden utilizarse durante todo el año, pero es mejor evitarlos en pieles muy sensibles o con microlesiones.

El peeling facial, en cambio, exfolia químicamente la piel con sus principios activos. Formulado con ácidos frutales o enzimas, como el ácido glicólico, el ácido mandélico y el retinol, es ideal para la limpieza profunda del rostro y, sobre todo, para reducir o eliminar las manchas de la piel, eliminando las células muertas de la superficie y estimulando la renovación celular.

A diferencia de un exfoliante, es mejor evitar el uso de un peeling facial durante el verano, ya que priva a la epidermis de su primera defensa contra los rayos del sol, es decir, la capa más superficial. En cualquier caso, es aconsejable hacerlo por la noche y, antes de salir de casa, aplicar una crema con protección total, incluso en invierno. Además, siempre es recomendable hacer una prueba de sensibilidad en una zona pequeña. No obstante, recuerda que es bastante habitual que se produzca un ligero hormigueo y enrojecimiento de la piel durante y después de la aplicación.

Peeling casero natural : tres recetas sencillas

Si sigues una rutina de belleza estrictamente ecológica, con productos respetuosos con el medio ambiente, elige un tratamiento de peeling casero, preferiblemente por la noche y en las estaciones de otoño o invierno. Prueba una de las tres recetas de peeling facial que hemos preparado para ti. Sólo necesitas unos pocos ingredientes naturales que probablemente ya tengas en tu despensa o nevera.

  1. Peeling facial de yogur y azúcar moreno

    Esta receta es ideal si tienes la piel seca, ya que es eficaz pero no irrita la piel. El azúcar moreno proporciona una exfoliación natural gracias al ácido glicólico que contiene, mientras que el yogur ayuda a recuperar la hidratación. Para preparar tu peeling facial casero, mezcla media taza de azúcar moreno y un yogur blanco sin azúcar hasta obtener una pasta ligeramente granulada. Aplica la mascarilla con los dedos en el rostro, evitando el área de los ojos, y déjala actuar durante 10-15 minutos antes de retirarla con una toalla y agua fría.

  2. Peeling facial de huevo y limón

    Esta mascarilla es ideal para las pieles grasas, ya que exfolia, cierra los poros y reafirma la piel. Para preparar la mascarilla, bate ligeramente una clara de huevo y añade una cucharadita de zumo de limón fresco. Láva y seca la cara, luego aplica la mezcla con las yemas de los dedos, dando suaves golpecitos por toda la cara. Deja actuar durante al menos 15 minutos, aclara con agua tibia y termina con una crema hidratante.

  3. Mascarilla exfoliante con vinagre de manzana

    El vinagre de manzana es un ingrediente especial, y no sólo en la mesa. Contiene ácidos acético, láctico, málico y cítrico que son excelentes exfoliantes. Mezclar una cucharadita de vinagre de sidra de manzana y una cucharada de pulpa de manzana triturada. Aplica la mezcla sobre la piel limpia y déjala durante 10-15 minutos, después aclara bien. Tu piel se sentirá instantáneamente más suave y tu cutis volverá a brillar.

¿Ya tienes todo listo para tu peeling casero? Si has disfrutado esta guía te invitamos a seguir descubriendo trucos para el cuidado de la piel casero.

Encuentra los productos que te ayudarán a tener un momento relajante en casa