mujer con mascarilla

Entre las tendencias de belleza, la piel de las coreanas se ha convertido en un mito de perfección: suave y flexible, luminosa y libre de imperfecciones. ¿Todo gracias a los genes? En realidad, no: la rutina facial coreana implica un riguroso -por no decir extremo- ritual de limpieza y cuidado de la piel. Realizado con cosméticos de alta calidad y basado en un tratamiento “por capas”, estructurado en 10 pasos. Pero no te preocupes: el cuidado de la piel coreano también incluye una versión simplificada. Veamos ambas opciones de rutina de belleza coreana.

Rutina de belleza coreana: las características

El resultado más buscado de la rutina facial coreana es el efecto glow, una piel tan uniforme y luminosa que casi brilla : Como si el rostro estuviera cubierto por una capa de rocío. ¿Crees que los filtros son la única forma de conseguirlo (aparte del maquillaje iluminador)? Puede que sí, pero si tu objetivo iluminar y mejorar la textura de la piel, la rutina de belleza coreana puede ser de gran ayuda.

La pionera de la K-beauty -o cosmética coreana- fue la crema BB, el bálsamo antimanchas: un producto de belleza que combina el maquillaje y cuidado de la piel. En general, los cosméticos utilizados en la rutina de belleza coreana se caracterizan por sus fórmulas innovadoras, que favorecen los ingredientes naturales y altamente tolerables.

Los 10 pasos de la rutina de belleza coreana

Como en todo ritual de belleza, el secreto es la constancia. En el caso del cuidado de la piel coreano, se requiere una pizca más de paciencia: hay que seguir 10 pasos. Veámoslas una por una, antes de descubrir la rutina simplificada.

  1. Aceite limpiador

    La rutina de belleza coreana implica una limpieza profunda del rostro: el primer paso consiste en aplicar el aceite limpiador, un limpiador a base de aceite. Su objetivo es limpiar la piel de los residuos gruesos, como las acumulaciones de sebo y los restos de maquillaje.

  2. Espuma limpiadora

    La segunda fase de la limpieza consiste en utilizar un producto a base de agua -en forma de gel limpiador, crema limpiadora o espuma limpiadora- para eliminar los residuos más finos

  3. Exfoliación

    Después de la doble limpieza, es el momento de la exfoliación, que puede realizarse una o varias veces a la semana en función del tipo de piel (grasa, mixta o seca).

  4. Tónico y bruma facial

    Ahora comienza la fase de hidratación. El primer producto que hay que utilizar es el tónico, ya sea líquido o en forma de bruma facial, un aerosol para le piel que puede tonificarla, hidratarla y reequilibrar su pH.

  5. Esencia

    La cosmética coreana no puede prescindir de la llamada “esencia”, un producto a medio camino entre el tónico y el sérum, rico en principios activos de acción hidratante y antiedad. Se puede encontrar en versión gel con una textura ligera o en versión semilíquida (en cuyo caso se llama primera esencia).

  6. Suero

    Otro componente del cuidado de la piel coreano es el sérum facial con una acción específica: desintoxicante, antiedad, iluminador o antimanchas. Puede utilizarlo todos los días o durante periodos más cortos, según sus necesidades: incluso en una versión superconcentrada (refuerzo y ampolla).

  7. Máscara

    Una mascarilla de belleza es un mimo esencial para la piel, especialmente si se trata de una mascarilla de tela, un producto típico de la rutina de belleza coreana.

  8. Contorno de los ojos

    ¿Sientes la necesidad de reforzar el contorno de los ojos, o de aliviar las bolsas y las ojeras? De vez en cuando puedes utilizar un producto específico para la zona de los ojos, como un parche refrescante o antiarrugas.

  9. Crema facial

    La crema facial completa tu ritual de belleza: la crema de día es opcional, mientras que la de noche es imprescindible, para ayudar a tu piel a regenerarse mientras duermes.

  10. Protección

    El cuidado de la piel coreano es muy cuidadoso para proteger la piel del fotoenvejecimiento: la protección solar anti-UV es una necesidad en todas las estaciones.

Los pilares del cuidado de la rutina de belleza coreana

El objetivo de la rutina facial coreana es, ante todo, proteger la piel de los efectos de la contaminación y del envejecimiento prematuro.

  • Hidratación: Lo principal es hidratar la piel y preservar su pureza, eligiendo cosméticos de alta calidad e hipoalergénicos, preferiblemente con ingredientes orgánicos.
  • Personaliza tu rutina: No es necesario llevar a cabo todos los pasos enumerados. Como hemos visto, muchos de ellos son opcionales y pueden llevarse a cabo periódicamente o cuando se sienta la necesidad.
  • Cosméticos polivalentes: Intenta aprovechar la sinergia entre diferentes productos, así podrás hacer de tu rutina facial coreana un proceso más rápido y sostenible.
  • Mantén lo simple: Si lo que buscas es una rutina simple, solo procura mantener los pasos básicos del cuidado de la piel coreano. Limpiador a base de agua, tónico, esencia y protector solar.
  • Cuida la aplicación: Para la cosmética coreana los gestos son muy importantes. Al aplicar los diferentes productos, ayúdate de movimientos rápidos y ligeros, dando suaves golpecitos en el rostro para favorecer la absorción de los ingredientes activos y tonificar la piel.

Ahora que conoces los pasos del la rutina facial coreana, atrévete a probar alguno de ellos en tu rutina de cuidado facial.

Crea el rincón perfecto en casa para tu rutina de belleza