Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

flores naranja de otoño en jarrón

El cambio de estación a otoño implica nuevas posibilidades y nuevos retos tanto dentro como fuera de casa. Después de la vuelta al cole tenemos una segunda oportunidad para reflexionar sobre nuestra vida y corregir aquello con lo que no estamos tan a gusto, también en casa. Es, por tanto, el momento perfecto para cambiar ese color en las paredes que tanto estabas esperando, añadir papeles pintados o renovar los cojines del salón. El otoño, por ejemplo, es una de las estaciones donde más podemos percibir ese gran cambio. Pasamos de una temporada fresca y soleada con colores muy alegres, a una estación donde las temperaturas ya empiezan a disminuir, y por tanto es el momento de dar mucha más calidez a nuestra casa. Te damos algunos consejos para que puedas disfrutar totalmente del cambio de estación al otoño. ¿Te vienes? 

¿Cómo nos afecta el cambio de estación? 

Por lo general, los cambios que más nos suelen afectar son los que implican una modificación en nuestro horario. Hablamos del cambio de horario de invierno a verano, y viceversa.  

Sobre todo, notamos más el cambio de hora en octubre cuando comienza el otoño. Perdemos más horas de luz por la noche, y eso afecta a nuestro estado de ánimo. Además del factor luz, la bajada de temperaturas también repercute en nuestro estado de ánimo.  

Para disminuir los efectos negativos que nos produce el cambio de horario y de estación, ¡hay soluciones y muchas de ellas son decorativas! Te enseñamos algunas de las que pueden cambiar tu perspectiva en torno al cambio de estación.  

Colores de otoño 

La decoración de otoño se caracteriza por colores muy cálidos y acogedores. Esta transición del verano a una época más fría como el otoño, requiere de tonos como el borgoña, el verde, el azul o mostaza. Estos son sin duda, los colores del otoño por excelencia, pero es cierto que con el paso del tiempo esta estación ha ido evolucionando a una decoración rústica moderna. Esto quiere decir que se permite añadir colores claros como el beis, o incluso el blanco con el objetivo de dar más luz a la casa, pero sin perder la sensación de bienestar que nos pide el otoño. 

Cómo decorar el dormitorio para el otoño 

Lo primero que haremos para adecuar el dormitorio a esta nueva temporada es renovar los textiles. Durante el otoño, en la cama usaremos más colchas, mantas, y plaids. Cambia también los tejidos de las sábanas y di adiós hasta el verano siguiente al lino.  

Otra de las colchas que usarás bastante durante el otoño son las de bouti. Las colchas de bouti son más calurosas porque contienen relleno y como son acolchadas aportan más volumen a la cama. Aunque las colchas florales de bouti son las más populares, puedes añadir también algunas en colores lisos; siempre teniendo en cuenta el estilo que hayamos incorporado en el dormitorio. 

Un truco: adquiere edredones y ropa de cama en tonos claros para que luego puedas jugar con las fundas de cojín y las colchas a la hora de decorar. De esta forma, podremos añadir colores de otoño más llamativos, como el borgoña o el anaranjado, y al mismo tiempo conseguir más calidez en el dormitorio.  

Consejos para sobrevivir al cambio de estación a otoño 

Vigila tus horarios de sueño 

El cambio de hora y las alteraciones en la temperatura del exterior pueden agravar nuestros problemas de insomnio. Por eso, es clave que durante los días e incluso semanas previas vayamos preparando nuestro cuerpo para estos cambios. Estas son algunas de nuestras recomendaciones:  

  • Dormir mínimo 8 horas seguidas.  
  • Evitar durante un tiempo las siestas para poder descansar mejor por la noche.  
  • Cuidar la alimentación, y evitar las cenas muy pesadas.  
  • Hacer ejercicio. 

Cuida el entorno 

Cuando llega el otoño hay que hacer cambios en gran parte de la casa. Si queremos evitar algún que otro resfriado, lo mejor es cambiar nuestros textiles más ligeros por otros más gruesos. Sobre todo, en la zona del dormitorio, estos cambios son fundamentales para poder descansar adecuadamente.  

Planifica un viaje para desconectar 

El mes de octubre es uno de los mejores para viajar. Durante este mes las temperaturas son más agradables, y los precios bajan considerablemente. Aprovecha para desconectar un fin de semana antes de que comience la temporada de frío. Pero, ¿a dónde viajar en octubre? Tanto si necesitas sol, como paisajes rurales de ensueño, nosotros hemos hecho una selección que te va a enamorar. Parques naturales, playas paradisíacas, y ciudades con fiestas populares de lo más originales.  

Renueva las flores de la casa 

Otro de los cambios que pueden ayudar a dar calidez a la casa son las flores y plantas. Las flores de otoño aunque no lo creas son muy coloridas y muchas de ellas aguantan perfectamente casi todo el invierno. Las hortensias, las dalias o algunos árboles frutales -si cuentas con un jardín amplio-, van a llenar tu casa de un encanto otoñal maravilloso.  

Crea elementos decorativos únicos 

La mayoría de las ocasiones buscamos elementos decorativos fuera de casa. Sin embargo, es cierto que podemos hacer algunas decoraciones caseras y por muy poco. Hay muchas manualidades de otoño fáciles de crear e incluso con los más pequeños. Portavelas con sticks de canela, coronas de flores, o centros de mesa con las clásicas calabazas de la época.  

Organiza los últimos preparativos de la boda 

Muchas bodas se hacen en otoño, por las condiciones meteorológicas y por el encanto natural de algunos lugares en esta época del año. Si vas a organizar la boda durante esta estación, aprovecha los elementos naturales como hojas o flores secas para decorar parte de la boda. Ya verás que las bodas de otoño tienen un toque único y casi de cuento.  

Anota todos estos consejos que te hemos enseñado desde Westwing, y disfruta del cambio de estación. ¡Toca renovar y mimar nuestra casa para darle la bienvenida al otoño!