Cuaderno con notas para organizar una boda

Tanto organizar una boda como elegir la decoración de boda no es tarea fácil y muchas personas se sienten abrumadas con tantos preparativos. Por tanto, una de las mejores opciones para poder disfrutar de la boda por completo es elegir a una ‘wedding planner’. Si aún no sabes en qué consiste esta faceta en las bodas, desde Westwing te enseñamos todo lo que necesitas por si te interesa contar con esta ayuda.  

¿Cuál es el origen de un ‘wedding planner’? 

Esta figura surge en Estados Unidos en la década de los 50. En esa época ya, la organización de las bodas suponía un “trabajo” para los futuros novios lo que, unido fundamentalmente al cambio social que supuso la incorporación de la mujer en el mundo laboral, hizo que comenzara a surgir la necesidad de un profesional que las organizara. 

Desde Estados Unidos los wedding planner se extendieron a Sudamérica, posteriormente en Reino Unido y, desde comienzos del siglo XXI se empezaron a introducir en España ya que, en la última década, las bodas han ido sufriendo una transformación muy generalizada.  

Sus funciones 

  • Asesorar, acompañar y guiar antes, durante y después de la boda. 
  • Planificar el evento teniendo en cuenta la individualidad de cada boda valorando junto a los novios estilo, localización, decoración, comida, invitaciones, alojamiento de invitados… Paralelamente se planificaran los tiempos para controlar imprevistos que puedan sorprender durante el evento y permitir el desarrollo idóneo de todo lo previsto. 
  • Presentar opciones de proveedores que se adapten a las características y al presupuesto así como negociar las condiciones ventajosas que permitan optimizar el presupuesto global. 
  • Escuchar y asesorar desde sus conocimientos profesionales y experiencia para minimizar los problemas y estrés que una organización de este tipo conlleva. 
  • Controlar y supervisar todos los preparativos, dirigir y coordinar a proveedores, personal, invitados con papel relevante, y controlar, durante la boda, que el funcionamiento de la misma va sobre lo programado. 

Consejos de una ‘wedding planner’ para una boda perfecta 

Hablamos con expertos en decoración y en organización de bodas para que nos digan cuáles son los elementos que no pueden faltar. Estos son algunos de sus consejos:  

  1. Arreglos florales 

Las flores no pueden faltar en cualquier boda. Son uno de los elementos más especiales y esenciales de cualquier celebración. La decoración floral de boda aporta alegría, vida y color a las bodas. Para elegir la flor adecuada, debemos mirar diversos factores: la temporada, el estilo de la boda y el lugar de la celebración de la boda.  

  1. Cuidar la zona de la entrada 

La zona donde recibiremos a los invitados debe estar impoluta. En esto insisten mucho las ‘wedding planner’ con el fin de que los invitados se lleven una buena impresión de la boda. Para que la entrada sea un espacio cálido y bonito, podemos acudir a velas y farolillos. Aportarán luz y además un buen aroma. También podemos incorporar guirnaldas de luces por toda la zona de la entrada para conseguir, si la boda fuera de tarde/noche, una luz más romántica.  

  1. La decoración de boda de la mesa 

La decoración de la mesa de boda es otra de las partes fundamentales para cualquier ‘wedding planner’. La mesa siempre debe estar bien decorada y a juego con el resto de la decoración elegida por los novios para la boda. Como en cualquier otro evento, todos los elementos decorativos deben estar en armonía.  

  1. Presta atención a los detalles 

Puede parecer lo de siempre, pero es la realidad. Prestar atención a los detalles hará que la boda salga de diez. Por ejemplo, estar atento a la calidad de los manteles, los regalos para los invitados, la música, las luces…¡En una boda todo cuenta! 

¡Guarda y organiza los mejores recuerdos de una boda!