Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

spray hacia pelo

Cuidar el cabello durante todo el año es crucial, pero es cierto que hay diferentes estaciones donde el cabello sufre más. También la pérdida de hidratación a veces es consecuencia de un mal uso de secadores, planchas o en sí de productos para el pelo. Por eso, queremos darte algunos consejos sobre cómo hidratar el pelo en casa.  

¿Por qué es importante hidratar el cabello? 

Sobre todo, en verano debemos hidratar más el cabello. La exposición solar, la piscina o el agua de mar, son algunos de los factores que van poco a poco debilitando nuestro cabello. También ocurre en invierno, cuando abusamos de las planchas, tenacillas y secadores. 

Si no cuidamos el cabello durante todo el año, lo más probable es que comencemos a verlo más debilitado, sin fuerza y con el paso del tiempo podamos experimentar problemas de pérdida de cabello. 

Cómo hidratar el pelo: 5 claves para un cabello con brillo y bonito 

Para conseguir un cabello con brillo y sano, es importante que mimemos el pelo. Uno de las claves es evitar la constante coloración y los productos muy agresivos. En el caso de que pasemos por una coloración, luego debemos hacernos un tratamiento de hidratación del pelo. De esta forma conseguiremos que nuestro pelo no se caiga con más facilidad y no sufra. Además de este pequeño consejo, debemos tener presente otros factores como estos:  

  1. Evita el uso de secadores: aprovecha el verano para dejar secar el pelo al aire libre. La utilización constante de secadores y planchas debilita el cabello, y lo deja sin brillo.  
  2. Cepilla antes de lavar el pelo: este pequeño truco te ayudará a que no se te enrede el cabello cuando vayas a lavarlo. Te olvidarás de los tirones en la ducha, y ayudarás a que el producto penetre más en el cabello.  
  3. Aclara siempre con agua fría: muchas personas son adictas al agua caliente incluso en verano. Esto es perjudicial para la piel, la circulación, y por supuesto el pelo. Si te cuesta mucho, al menos termina la ducha con un remojón de agua fría.  
  4. No frotes el pelo: cuando te termines de ducharte no frotes el cabello. Esto lo único que hace es aumentar el encrespamiento y enredarlo. Simplemente frota suavemente el cuero cabelludo.  
  5. Usa protector solar para el cabello: en verano nos olvidamos casi del pelo, y sin embargo es una de las épocas donde más sufre. Utiliza también un protector del sol para el cabello. Un truco: cuando vayas a la playa lleva un poco de mascarilla del pelo, así evitarás que el pelo se reseque.  

¿Cuál es la rutina de hidratación que debemos seguir para cuidar el cabello? 

Lo primero que debemos hacer es conocer nuestro cabello, y las necesidades que tiene. Si no estamos seguros, podemos acudir a la peluquería o algún centro con profesionales que nos puedan ayudar.  

Dar con los tratamientos para el cabello adecuados son los que nos ayudarán a mantener el pelo bonito, y con mucho brillo. Además, no debemos olvidarnos de usar siempre en la ducha además del champú, acondicionador y cada 15 días, una mascarilla. 

Cómo hidratar el pelo: mascarillas caseras

Aunque los tratamientos de diversas marcas, y los que podemos hacernos en la peluquería son muy completos, también existen otras opciones más naturales. Hablamos de mascarillas caseras y con ingredientes 100% naturales que hidratan nuestro cabello. Te enseñamos algunas de las mascarillas que más hidratación proporcionan:  

  1. Mascarilla de yogur

    Si contamos con muy poco brillo, necesitamos una mascarilla de yogur. Te recomendamos hacer este tipo de mascarilla al menos una vez al mes. Te aportará un buen chute de hidratación y al mismo tiempo ayudará a limpiar la zona del cuero cabelludo.

  2. Mascarilla de aguacate

    Si tenemos el pelo encrespado y falto de hidratación necesitamos una mascarilla de aguacate. Para conseguir un extra de brillo, podemos añadir una yema de huevo y una cucharada de aceite de almendras. Lo ideal es que dejemos actuar la mascarilla unos 15 minutos. Luego lo recomendado es que para que la mascarilla actúe la eliminemos con agua tibia o fría.

  3. Mascarilla de aceite de oliva y huevo

    Esta mascarilla es un clásico, sobre todo si buscamos más suavidad en el cabello. Y es que tanto el huevo como el aceite de oliva ayudan a activar el cabello y a darle una buena dosis de hidratación.  

    Para esta mascarilla, simplemente debemos mezclar los dos ingredientes perfectamente hasta conseguir una masa homogénea. Una vez tengamos la masa, podemos dejar unos 30 minutos, y luego ya lavar el cabello con nuestro champú habitual. 

Si tienes más dudas sobre cómo hidratar el cabello o en general sobre el uso de cosméticos, tienes que seguir leyendo todos los artículos de belleza que te hemos preparado en Westwing. ¿Te animas?