Cuando llega el verano,los días son luminosos, tenemos ganas de movernos, de salir, de estar tan activos como podamos, solos o acompañados, y es un momento estupendo para dedicar tiempo a potenciar nuestra creatividad. Si quieres aprovechar hasta el último minuto de tus vacaciones de verano, plantéate, además de viajar, pasar tiempo con tus amigos y familia, y por supuesto descansar y hacer alguno de los mil cursos de verano que se ofertan en esta época del año. Tendrás el tiempo del que durante el año careces para seguir redescubriéndote. ¿Te apetece? ¡Aquí van algunas ideas!

1. Curso de fotografía con tu móvil

Muchas de las cuentas con más likes de Instagram cuentan con fotos maravillosas. Y sí, un buen móvil puede hacer milagros, pero si además detrás hay un buen ojo para saber ver el detalle perfecto, la perspectiva ideal, la luz adecuada y el filtro –o no– que se ajustará mejor, esa foto está destinada a triunfar en las redes. Apuntarte a cursos de verano de fotografía puede ayudarte a conseguir montones de likes para tus cuentas personales, pero también fotos maravillosas de tus vacaciones.

2. Curso de verano para aprender a dibujar

Una de las actividades que más relajan es pintar mandalas y, por supuesto, dibujar. ¿Te has planteado apuntarte a alguno de los mil cursos de verano que se pueden realizar online para convertirte en el rey del carboncillo? Los hay para aprender a hacer retratos, personajes, dibujos botánicos, paisajes… De-to-do. Deja que te den unas nociones mínimas y disponte a descubrir lo que tus manos son capaces de crear con un bloc de bocetos y un buen arsenal de lápices.

3. Curso para hacer acuarela floral

Si te ha gustado la idea de realizar un curso de dibujo, puedes seguir con una temática similar y especializarte luego en acuarela floral con otro de los mil cursos de verano que se ofertan en esta época del año. Las láminas de elementos botánicos como flores o hojas están de moda. Y también las que representan fauna –pájaros, elefantes, felinos, etc–. Así que ¿por qué no decorar tu casa con bonitos cuadros pintados por ti?

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

4. Curso de escritura

Si lo tuyo es escribir más que dibujar, pintar o hacer fotografía, también podrás encontrar cursos de verano para aprender las pautas que te ayudarán a componer un buen relato. De esta manera, tal vez consigas convertir todo lo vivido en tus vacaciones de verano en una historia maravillosa firmada por tu pluma y que sobreviva al paso del tiempo.

5. Curso de verano de diseño de interiores

Si nos hemos encontrado en las páginas de Westwing será que te gusta la decoración. Es más, puede que, como a nosotros, te apasione. ¿Estamos en lo cierto? Pues ¿por qué no realizar uno de los muchos cursos de verano que puedes encontrar en las redes para aprender diseño de interiores y renovar tu casa –y la de tus colegas– como un verdadero profesional de la decoración? ¡Es tu momento!

6. Curso de verano de economía doméstica

Este año ha sido todo un reto para los bolsillos de todo el mundo. La luz y el gas por las nubes, y nuestras cuentas corrientes temblando a cada final de mes. ¡Basta! El próximo curso nos cogerá preparados. ¿Cómo? Aprovecha tus vacaciones de verano para hacer algún curso de economía doméstica. Aprenderás cómo aprovechar la energía, cómo reducir el gasto, cómo no malgastar comida y, en definitiva, cómo cuidarte tú, a tu bolsillo y de paso, al planeta. Buena idea, ¿no?

7. Curso de diseño y moda

¿Te gusta la moda pero no seguir las corrientes establecidas? ¿Crees que tienes tu propio estilo? ¿Sabes combinar ropa como nadie y sorprender a los demás? ¡Este es tu curso! Porque darás un pasito más allá y no solo aprenderás a combinar prendas ya comercializadas, sino que serás capaz de crear tus propias piezas y quizás, quién sabe, ¡llegar a hacer tu propia marca!

8. Curso de cerámica

Es una de las manualidades que se ha puesto más de moda. Están abriendo escuelas de cerámica por todas partes. ¡Incluso en internet! Si eres manitas, no lo dudes. Hacer cerámica es un arte que te permite crear piezas maravillosas para decorar tu casa o regalar a tus seres queridos además de ser una actividad que relaja como una buena sesión de yoga.

9. Curso de bisutería creativa

Pendientes, pulseras, collares, colgantes… ¿Te encantan? Pues este es tu curso. Aprenderás a combinar mil materiales diversos y crear con ellos colecciones de bisutería para ti o para regalar a quienes más quieras.

10. Curso de verano para manitas

Poner un enchufe, cambiar una lámpara, arreglar ese cajón que se descuelga, colgar un cuadro… Hasta el bricolaje más fácil se convierte en un infierno si no tienes idea de cómo hacerlo. Y en casa, la verdad, es que suele haber cosillas por arreglar que, si no sabes, se eternizan complicándote la vida. ¡Claro que puedes llamar a un especialista! Es lo más fácil. Pero ¿y si te lo puedes hacer tú mismo? No solo ahorrarás sino que conseguirás subirte el ánimo y es que, no lo neguemos, ser autosuficientes provoca un verdadero subidón. Si te hemos convencido, búscate un curso de verano para manitas. 

11. Curso de pastelería creativa

¿Has visto ya en Nextflix Is it a cake? Si te gusta el dulce y te encanta mancharte las manos con chocolates, harinas y azúcares, puedes apuntarte a uno de los muchos cursos de verano de pastelería creativa que podrás encontrar tanto físicamente como a través de internet y crear pasteles de formas increíbles y, sobre todo, de sabores alucinantes. ¡Qué gustazo de curso!

12. Curso de crochet

¡Puedes hacer taaaantas cosas con crochet! Desde crear muñequitos divertidos hasta decorar piezas diversas: ropa, cestos para ir a la playa, muebles de tus niños, fundas de cojines… Hay mil y una ideas y, lo mejor, relaja y lo puedes hacer incluso viendo tu serie favorita. ¿Qué te parece, pues, apuntarte a un curso de verano de crochet? Buena idea, ¿verdad? ¡Te animamos a hacerlo!