picnic en la playa

Los nórdicos poseen términos para definir, en una sola palabra, grandes conceptos del estilo de vida y la felicidad. Que si el Hygge, que si el Lagom, que si el Fika… Pues ahora se le añade el Friluftsliv, un “palabro” casi impronunciable para los de estos lares, que viene a expresar la pasión escandinava por disfrutar de la vida al aire libre. ¿Quieres conocer más sobre el significado del Friluftsliv?

Qué es el friluftsliv

El contacto con la naturaleza fortalece las habilidades físicas, mentales y espirituales. Nos aporta felicidad. Y, como no, los escandinavos poseen un término para definir todas las ventajas que nos aporta disfrutar de las actividades al aire libre. Concretamente, los noruegos. Lo llaman “friluftsliv”, que significa literalmente “vida al aire libre”. Una expresión popularizada en la década de 1850 por el dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen, quien lo utilizó para describir los beneficios que pasar tiempo en lugares remotos reporta al bienestar espiritual y físico.

No alude a ninguna actividad en concreto, sino que los noruegos atribuyen al término un significado más profundo, algo así como desconectar del estrés cotidiano y sentirse parte de una identidad cultural que nos une como seres humanos en el marco de la naturaleza. Actualmente, suecos, noruegos y daneses usan esta expresión de manera amplia para referirse a todo tipo de actividades al aire libre, como correr en el bosque a la hora del almuerzo, ir al trabajo en bicicleta, reunirse con amigos en una sauna junto al lago en la montaña (con chapuzón en el agua fría incluido, por supuesto) o simplemente relajarse en una cabaña. Todo ello para desconectar y lograr el equilibrio entre la vida laboral y la familiar y el descanso. Por algo la friluftsliv es la actividad de ocio preferida entre los noruegos: allí la practica más gente que todos los demás deportes juntos.

El concepto está estrechamente relacionado con el “allemansrätten” o la “friluftsloven”, es decir, el derecho a vagar libremente. Todos los países escandinavos tienen leyes similares que le permiten a la gente caminar o acampar prácticamente en cualquier lugar, siempre y cuando respeten la naturaleza, la vida silvestre y a los lugareños.

Aunque está claro que el friluftsliv se practica mejor en verano, el clima no es impedimento para llevarlo a cabo. De hecho, en Suecia hay un dicho que reza: “no hay clima malo, sino ropa inadecuada”. Así que, bien preparados, podemos disfrutar de la naturaleza y planes outdoor todo el año, independientemente de la temperatura que haga. De hecho, en invierno, practicar el esquí de fondo, alpinismo o senderismo en condiciones extremas es ‘muy friluftsliv’.

Sabías que… En Noruega hay varias escuelas infantiles (friluftsbarnehager) al aire libre, donde los niños pasan el 80% del tiempo en espacios exteriores.

La friluftsliv es mucho más que una simple idea. Es toda una filosofía, una forma de vida. No importa la edad ni la forma física.

Las ventajas de practicar friluftsliv

  1. Está comprobado científicamente que pasar tiempo en la naturaleza mejora nuestra salud, física y mental.
  2. Estar al aire libre reduce la ansiedad y mejora las capacidades cognitivas.
  3. Los niveles de estrés bajan y el buen humor sube.
  4. Ante el espectáculo de la naturaleza, dejamos de poner énfasis en nosotros mismos y dicha abstracción se traduce en mayor atención plena y menos distracción y preocupaciones.
  5. Contemplar la belleza de la naturaleza conlleva que alcancemos más fácilmente la sensación de satisfacción.
  6. Fomenta la productividad de todo tipo de trabajadores, especialmente los que llevan a cabo su actividad profesional en oficinas y lugares cerrados. Por eso muchas empresas nórdicas poseen programas en los que incluyen la friluftsliv para sus empleados.
  7. Al aire libre, los contagios de distintos virus se minimiza.
  8. Contrarrestar el tiempo, cada vez mayor, que pasamos delante de las pantallas con un poco de aire libre, es una necesidad en una sociedad cada vez más digital. Volver a lo básico.

Cómo llevarlo a cabo

Entre tus planes de verano, puede estar el de ejercer el friluftsliv. ¿Cómo? Desde una caminata por el campo, un paseo en bici, salir a navegar, visitar una granja, correr al aire libre, organizar un picnic, hacer una barbacoa

También puedes practicar el friluftsliv en tu terraza, jardín o balcón, especialmente en verano. Para ello te recomendamos montar cenas ligeras para verano en tu comedor exterior, instalar una hamaca y leer en ella al caer la tarde, practicar la jardinería o plantar una esterilla en tu patio y hacer deporte.

¿Quizás la friluftsliv sea uno de los motivos por los que Noruega se considera uno de los lugares más felices del mundo? Quizás.

¡Disfruta de la vida al aire libre!