movil con simbolo de reciclar

La mayoría de nosotros no vivimos en pisos palacios. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) el arquetipo de hogar en España es un piso de entre 76 y 90 metros cuadrados habitado por dos personas.  Pero eso no es excusa para tratar de reciclar.  Siempre se puede habilitar un espacio para colocar los cinco cubos de basura para cada residuo que generes. Y si no, te damos unos cuantos consejos sobre cómo reciclar en casa sin que te suponga un gran esfuerzo. 

El reciclaje es clave para la sostenibilidad de este planeta. Cada estamos más concienciados y año tras año se recicla más. Es una cuestión de actitud y compromiso con el medio ambiente. Y sobre todo de hábito. ¿Por qué nos cuesta tanto coger el buen hábito de reciclar? Si no sabes por dónde empezar, te damos las claves para que lo hagas de forma adecuada.  

Cómo reciclar correctamente en casa 

Los residuos son todo aquello que hemos usado, que ha dejado de tener su utilidad y de lo cual necesitamos deshacernos. Cabe remarcar que muchos de estos residuos podrían no ser considerados como tal y tener una vida más larga o ser reutilizados para otro uso. Están las 3 Rs: reducir, reutilizar y reciclar. Pero ahora sólo nos fijaremos en la última de ellas. 

Para el correcto reciclaje deberemos de disponer de cinco cubos diferentes que recogerán cada uno un residuo diferente. ¡Cómo reciclar nunca ha sido tan fácil! 

  • Cubo amarillo: en este acumularemos todos aquellos envases de plástico, metales y bricks. 
  • Cubo azul: este cubo será para el papel y el cartón. 
  • Cubo verde: es el color para el reciclaje de vidrio. 
  • Cubo marrón: aunque en el fondo no tenga un color predeterminado, el marrón acostumbra a ser el color destinado al cubo de los residuos orgánicos. 
  • Otro cubo: habrá otros residuos diferentes a los comentados que no pueden ser ni reciclados ni convertidos en compost y que deberán ser depositados en otro cubo.  

Pero hay residuos en cada categoría que no deben de lanzarse al cubo de basura.  

  • Para papel no se tiran las servilletas de papel con restos alimentarios, el papel o cartón encerado, las fotografías, la madera, ni las cajas de medicamentos. 
  • En cuanto a los envases, nunca lanzaremos las jeringuillas ni otros productos sanitarios, ni las carteras, ni las maletas, n i juguetes, ni sillas de plástico, ni platos de plástico de cocina… 
  • De vidrio no se tira los tapones de las botellas de vidrio, residuos de cristal como vasos, copas, ventanas o espejos, ni materiales que no sean vidrio como porcelana o cerámica.  

Otros residuos que hay que reciclar 

Luego hay otros muchos residuos que generamos que también tienen su propio espacio para el reciclaje pero que está fuera de casa. 

  • Pilas: guarda las pilas gastada en una pequeña bolsa de plástico o en un tarro y cuando lo consideres llévala a tu supermercado. Allí seguro que tendrán un punto de reciclaje para pilas. 
  • Ropa: periódicamente hacemos limpieza del armario desestimamos ropa que ya no nos vamos a poner (sobre todo si tienes hijos). Llena un par de bolsas y cargarlas hasta alguno de los contenedores de reciclaje de ropa que seguro que hay en la ciudad. Localiza tus puntos por Internet y verás que tendrás uno bien cerca.  
  • Aceite: el aceite usado nunca debe tirarse por el fregadero. Ve a un punto de reciclaje y pide una botella para poder depositar el aceite usado y cuando la tengas bien llena, vuelve al punto de reciclaje y te la vaciarán. 
  • Medicamentos: tanto las medicinas como sus cajas y recipientes deben ser separados del resto de residuos dado su propia naturaleza. Lleva los medicamentos caducados en las farmacias donde tienen depósitos espaciales para el reciclaje. 
  • Equipos eléctricos y electrónicos: sea grandes electrodomésticos como neveras o lavadoras, como pequeños, minipimer, radios, ordenadores, etc., estos van a un ecoparque o punto de reciclaje específico. También hay sitios donde disponen de un servicio de recogida municipal. 
  • Muebles: el mobiliario de casa es fácil de reciclar. Sólo debes tener en cuenta el día en que pasará el camión de recogida de muebles por tu barrio y dejarlos en la entrada de tu casa para que los técnicos lo recojan.  

Soluciones para el reciclaje en casa 

Pero si tu cocina tiene un espacio limitado, estas son buenas soluciones para reciclar. Divide dos cubos en dos compartimentos: en un cubo pondrás en una parte el papel y el cartón y en la otra los envases; en el otro cubo lo dividirás en residuos orgánicos en un lado y en el otro, los restos de residuos no reciclables. El vidrio se acumula menos. Habilita un pequeño espacio en la encimera y ve bajando las botellas periódicamente.  

Y recuerda que debes maximizar el espacio que ocupa cada residuo. Por eso siempre que puedas, dobla el cartón, aplasta los envases de plástico y los bricks. Cada una de las acciones de reciclaje que haces ayuda a que seamos un poco más sostenibles. Es cuestión de actitud y compromiso. ¡Ahora ya no puedes decir que no sabes cómo reciclar correctamente en casa!  

Descubre nuestras soluciones y cubos de reciclaje