Vaso de agua llenándose

l agua es un bien muy preciado, pero muy escaso. ¿Sabías que solo un 3% de nuestro planeta contiene agua potable? En nuestras manos está protegerlo para seguir disfrutando de él. Y no es solo cuestión de tomar partido por la ecología y la sostenibilidad, sino también por mejorar nuestra economía doméstica, porque reducir el consumo de agua, del mismo modo que ahorrar electricidad, pueden representar un recorte sustancial de nuestras facturas. Así que síguenos. Aprenderás cómo ahorrar agua de forma fácil y efectiva.   

Consejos para ahorrar agua en el baño 

El baño es el espacio de la casa en el que más agua gastamos. Vamos a hacer un repaso de las medidas para ahorrar agua más eficaces que podemos llevar a cabo. Algunas serán tan fáciles como simples cambios de hábitos. ¡Vamos a ellas! 

  Cambia la bañera por la ducha 

¿Alguna vez te has tomado un baño de esos de película, con copa de vino incluida? Relajante, ¿verdad? Sí… ¡hasta que llega la factura del agua y el relax se acaba de inmediato! Llenar la bañera para darse un baño ni es sostenible ni es bueno para tu bolsillo. Fíjate: ducharte en lugar de bañarte hace que gastes un 50% de agua menos. Eso mientras no sean duchas eternas, claro. Está demostrado que una ducha de 5 minutos –más que suficiente– te hará ahorrar 3.500 litros al mes de agua. ¡Nada desdeñable, ¿verdad?! Y otro consejo para ahorrar agua que puedes seguir: elige un cabezal equipado con un reductor de caudal porque, si en una ducha de 5 minutos con un cabezal normal consumimos 100 litros de agua, con un cabezal equipado con reductor de caudal podremos ahorrar agua un 40%.  

•  Cierra el grifo cuando no lo uses 

Dirás: “¡menudo consejo más absurdo!”. Pues no lo es tanto. Piénsalo bien: cuando te lavas la cara o cuando te lavas los dientes, ¿cierras el grifo o dejas que el agua vaya cayendo? Quizás ya lo hagas bien y cierres el grifo a tiempo, pero si no es así, fíjate y ábrelo solo para coger el agua justa que necesites, no la dejes correr. Está calculado que, haciéndolo así, una familia de cuatro miembros, por ejemplo, podría llegar a ahorrar hasta 12 litros de agua al día. 

•  Recoge el agua de la ducha mientras esperas  

Otra de las formas más fáciles de ahorrar agua en el baño es recoger la que cae en la ducha mientras esperas a que salga caliente. Podrás usarla para regar las plantas o fregar el suelo, por ejemplo. Una idea: para no tener que ir con el cubo arriba y abajo, hazte con un cubo bonito que puedas dejar en la ducha y quede decorativo. De esta manera, lo tendrás siempre a mano, no te agobiará visualmente y no tendrás excusa para no aprovechar el agua.  

 Cómo ahorrar agua con el inodoro 

Es un pozo sin fondo en cuanto a gasto de agua. Se calcula que el gasto medio por habitante cuando tiramos de la cadena alcanza ¡los 10.800 litros por año! Vamos al detalle: si tienes un inodoro antiguo, por cada uso, gastarás unos 12 litros. Pero también aquí podemos ofrecerte consejos para ahorrar agua: uno facilísimo es colocar una o dos botellas de litro llenas de agua dentro de la cisterna; ocuparán un espacio que de otro modo ocuparía el agua y ahorrarás de 2 a 4 litros cada vez que lo uses. ¡Ah! Y por supuesto, no uses el inodoro de papelera. Pero si tienes pensado cambiar tu inodoro por uno de nueva generación, tienes distintos modelos entre los que escoger: desde los que combinan dos tipos de descarga hasta los que tienen lavamanos incorporado para aprovechar el agua del grifo para la cisterna.  

Torrente de agua fluyendo por una catarata y unos rápidos

3 medidas clave para ahorrar agua en la cocina 

  1. Deja de lavar a mano y usa el lavavajillas: Aunque no lo creas, este electrodoméstico consume mucha menos agua y es más eficiente que cuando lavamos los platos de forma manual. Según un estudio del Canal de Isabel II, usar el lavavajillas es una de las mejores formas de ahorrar agua en la cocina ya que supone un ahorro de 30,6 litros de agua diarios.  
  2. Sigue el mantra “Siempre hasta arriba”: Aunque tanto el lavavajillas como la lavadora sean más eficientes energéticamente hablando que lavar a mano, es imprescindible usarlos con cabeza. Es decir, úsalos solo cuando estén llenos y si debes hacerlo antes, utiliza medias cargas.   
  3. Lava las frutas y verduras en cuencos: Ni las frutas ni las verduras las podemos lavar de otro modo que a mano. Pero también aquí puedes tomar medidas para ahorrar agua. Una fácil y bonita es disponer de un bol decorativo cerca del fregadero para sumergirlas en él y lavarlas sin tener que desperdiciar agua. 

Ahorra agua en el exterior 

  • Riega de noche: Uno de los consejos para ahorrar agua en el jardín o la terraza es regar tus plantas de noche porque si lo haces de día, el sol hará que el agua se evapore más rápido y tus plantas te demanden más. 
  • Medidas para ahorrar agua limpiando: Si quieres limpiar la terraza, primero usa una escoba o un robot aspirador. El uso de la manguera debe estar limitado, o por lo menos, si la queremos usar, debemos comprar un filtro que regule el caudal y así podamos ahorrar agua. ¡Ah! Y otro de los consejos para ahorrar agua más simples y efectivos es utilizar el agua de cocer patatas para fregar el suelo del balcón o la terraza. Pruébalo. ¡Verás qué limpio queda! Porque el almidón de las patatas es un disolvente de grasa natural. De hecho, esta agua la puedes utilizar para fregar tanto el exterior como el interior de tu casa. 
  • Recoge el agua de lluvia: Igual que decoras tu terraza o tu jardín con bonitas macetas para tus plantas, coloca algún cubo decorativo o bien jardineras sin plantas que puedan servirte para recoger el agua de la lluvia y poder limpiar con ella. Es otro de los consejos para ahorrar agua que recortarán tu factura.  

Como ves cómo ahorrar agua y ser más consciente con el medioambiente no es tan complicado. Simplemente debemos tener algo más de cuidado y ser más prácticos a la hora de consumir agua en casa. 

¿Necesitas nuestra ayuda?