placas fotovoltáicas solares

¿Sabías que sobre el 20% de la energía que se consume en España la gastamos en casa? Un dato más: el gasto medio por habitante es de 990 € al año. ¿No te parece una razón suficiente para intentar ahorrar electricidad en casa? No solo te lo agradecerá tu bolsillo, sino que estarás cuidando del planeta. Un “win win” que no podemos dejar pasar. Por ello hemos preparado este artículo con los mejores trucos para ahorrar electricidad en casa y dar un paso más en el camino de la sostenibilidad

Ahorrar electricidad es luchar por el bolsillo y el planeta 

El mundo necesita energía para seguir funcionando, ¿pero qué tipo de energía y a qué precio para el planeta? Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo público que depende del Ministerio de Industria de España, las fuentes de energía no renovables se llevan la palma. Datos concretos: de toda la energía que consumimos en el país, el 48,8% proviene del petróleo; el 23,8% del gas natural; el 10,5% de las nucleares y el 8,1% del carbón. Solo el 9,3% restante del gasto energético se atribuye a las energías renovables, siendo la biomasa, la energía eólica y la hidráulica, las más utilizadas.  

Está en nuestras manos modificar estos datos y que el aprovechamiento de las energías renovables vaya ganando terreno al de las no renovables. Para empezar, con un uso mucho más razonable de la electricidad que consumimos en casa, algo que podemos conseguir con trucos muy fáciles. Este cambio generará un recorte de nuestra factura eléctrica y, si además apostamos por el uso de energías renovables, estaremos luchando por salvar el clima. Y es que Greenpeace asegura que, entre 1990 y 2016, España fue el país de la UE que más aumentó el porcentaje de emisiones de CO2 –el mayor contribuyente al cambio climático– a la atmósfera. El 27% de estas emisiones provenía del transporte, el 19% de la industria y el 17% de la electricidad. Otro dato que nos empuja a aprender cómo ahorrar electricidad en nuestro día a día. Por nuestra economía y por el planeta. 

6 vampiros eléctricos que debemos controlar 

En nuestras casas se gasta la cuarta parte de toda la electricidad que se consume en España. ¿Quieres saber qué nos hace gastar más en nuestros hogares? Fíjate en los datos que nos muestran los estudios del IDAE:  

  1. La calefacción: suele representar la mitad de todo el consumo energético que tiene una casa en un año. La media anual es de 5.172 kWh. 
  2. Los electrodomésticos: en segundo lugar, pero por debajo del gasto que representa la calefacción, ya que consumen 1.924 kWh.  
  3. El agua caliente: nos hace consumir 1.877 kWh al año de media. 
  4. Las placas de cocción: representan un gasto de 737 kWh. 
  5. La iluminación: 410 kWh. 
  6. El aire acondicionado: un gasto que se el IDAE calcula de 170 kWh al año. 

¡Ojo con el frigorífico! 5 trucos para que gaste menos 

El frigorífico es el electrodoméstico que más consume en casa –está calculado que representa un 30% del consumo total–. Piénsalo: está siempre encendido. Para ahorrar electricidad al máximo con él, lo primero es revisar su etiqueta energética. La clasificación A es la más eficiente y cuantos más + menos consumirá, así que búscalo con etiqueta A+, A++ o A+++. Por otro lado, puedes aprovechar al máximo su uso minimizando el gasto así:  

  • Mantén siempre la temperatura del frigorífico entre 6 y 8oC, y el congelador, entre -18 y -15 oC.  
  • Intenta abrir la puerta solo el tiempo necesario para que la temperatura no se altere y así provoques un mayor consumo eléctrico para reestablecerla. 
  • Intenta que la nevera y el congelador estén llenos. De lo contrario verás cómo sube mucho más la factura de la luz.  
  • No introduzcas alimentos calientes en la nevera, esto le obligaría a un mayor consumo.  
  • Si tu frigorífico es non frost, no lo necesitarás, pero, si no lo es, descongélalo cuando la capa de hielo sea superior a 5 mm, así el motor trabajará a un ritmo más bajo, ahorrando electricidad. 

Trucos fáciles para gastar menos calefacción…  

Cuando llega el invierno solemos utilizar demasiado la calefacción. ¿Cómo ahorrar electricidad calentando la casa? Lo conseguirá siguiendo estos trucos decorativos facilísimos:  

  • Viste los suelos con alfombras de pelo largo. 
  • Suma al sofá y a la cama plaids cálidos. 
  • Cambia los detalles de la casa, añadiendo cojines y otros textiles, jarrones o láminas, donde dominen los colores cálidos: ocre, mostaza, rojizos, chocolates… El poder del color es muy grande y puede hacer que nos sintamos mucho más abrigados.  
  • Por supuesto, aprovecha las horas de sol. Corre las cortinas y deja que este caldee los ambientes.  

…y menos aire acondicionado 

En verano, haz lo mismo, pero al revés. Quita las alfombras muy cálidas o textiles de pelo y sustitúyelos por materiales más frescos como el algodón o el lino, o las fibras vegetales como el yute o el ratán. Aprovecha para correr las cortinas o bajar siempre las persianas y cambia la decoración de la casa para hacerla mucho más fresca, eligiendo textiles y adornos en tonos fríos como el blanco puro o el azul. 

Cómo ahorrar electricidad con la luz 

Revisa todas las lámparas que tienes en casa y elimina las que funcionen con bombillas incandescentes o con halógenas para cambiarlas por LED. Los LED puede que te resulten más caros ahora, pero a la larga te harán ahorrar. Piensa que las bombillas halógenas, por ejemplo, llegan a consumir 10 veces más que los LED. Así que empieza a calcular ¡cuánto puedes ahorrar en electricidad! A parte, puedes también apostar por lámparas solares para el exterior. Hay modelos geniales que se cargan con el sol y ofrecen una luz ambiente mágica para las veladas veraniegas en el exterior. Y es que los exteriores nos piden hoy ser mucho más respetuosos con el medioambiente y pequeños cambios como aprovechar la luz del sol para iluminar o plantar nuestras flores en materiales biodegradables, son un buen comienzo.  

¡Y más! Ten cuidado con los ordenadores, los móviles y otros dispositivos. Muchas veces, sin darnos cuenta, dejamos el ordenador o el móvil enchufado cuando ya se ha cargado. Esto es un error muy común que puede incrementar mucho la factura de la luz. Así que revisa que tu ordenador o móvil se hayan terminado de cargar y desenchúfalos de forma inmediata para ahorrar electricidad. 

Ya lo ves, ahorrar electricidad en casa no es difícil. Solo necesitas fijarte un poco en tu día a día y utilizar la decoración no solo para tener una casa más bonita, sino también mucho más confortable.   

Para ahorrar electricidad, decídete por lámparas LED