molino de viento

Vivir en una casa con conciencia ecológica es cada vez más necesario. Nuestros hogares son fuentes de gases contaminantes y generan un despilfarro energético que tanto nos pasa factura a nuestro bolsillo como erosiona el medio ambiente. Sin duda, apostar por las energías renovables es cada vez más un imperativo. ¿Pero cómo hacemos que nuestra casa dependa única y exclusivamente de las energías renovables

La importancia de las energías renovables 

Las fuentes de energía tradicionales se agotan y el precio se encarece. La escasez de petróleo, electricidad u otros recursos naturales repercute en las economías de todo el mundo dependientes de estas fuentes de energía. La sostenibilidad del planeta cada vez está más en juego. 

La solución, pero ha resultado mucho más fácil. Simplemente se trata agudizar el ingenio y utilizar otras fuentes de energía mucho más limpias, que nos da la tierra y que, sobre todo, son inagotables. Las energías renovables son, además, mucho más limpias pues no generan gases de efecto invernadero ni otras emisiones como si ocurre con los combustibles.  

Cada vez se produce más energía a través de estas fuentes renovables, tanto sea en gran des plantas industriales como en los hogares de cada uno. Las energías renovables en el sector doméstico tienen un futuro muy largo.  

¿Pero cómo podemos generar nuestra propia energía limpia en casa? ¿Qué tipo de instalaciones hay que hacer? Te contamos a continuación qué tipo de generadores de energía renovables puedes instalar y que energía proporcionan. ¡Bienvenido a un futuro mucho más sostenible! 

Tipos y usos de energías renovables domésticas 

Energía solar 

El sol es el productor que genera más energía limpia de largo. En Europa el paisaje está cambiando. Cada vez se instalan más y más paneles solares que recogen la radiación solar que llega a la tierra en forma de calor, de luz o de rayos ultravioletas. En los techos y terrazas de las casas cada vez se ven más instalaciones de placas solares. Estas células fotovoltaicas captan la radicación y la transforman bien en energía solar térmica o energía solar fotovoltaica. 

La energía térmica se utiliza para la producción y suministro de agua caliente. La manera en que se consigue calentar el agua es a través de unas plataformas formadas por tubos que captan el calor del sol. Estos tubos transmitirán todo ese calor al agua para que salga a la temperatura deseada cuando nos duchemos. 

Por otro lado, la energía fotovoltaica genera electricidad para toda la casa. Estos paneles solares capturan la radiación solar y la transforman en electricidad. El funcionamiento aun siendo muy técnico es sencillo: cuando el panel capta los fotones o partículas de luz, estos golpean electrones libres de átomos quienes de esta forma generarán un flujo de electricidad. La clave para la captación de la radiación solar está en las células fotovoltaicas, pequeñas piezas formadas por dos placas, como si fueran dos rebanadas, de material semiconductor (silicio) y que están tratadas con otros materiales (fósforo y boro) para que activen el proceso. 

Energía minieólica 

El sol es un gran productor de energía, pero también lo es el aire. Los campos de molinos aerogeneradores pueblan cada vez más las colinas de nuestro país y el consumo energético eólico no hace más que crecer año tras año. 

El sector eólico, pero ha encontrado también otra vía de explotación a través de la energía minieólica. Lo de mini es por el tamaño de los molinos de viento. Esta energía es la que puede suministrar una potencia de entre 15 y 100 kW en un área de barrido inferior a los 200 m2. Estos pequeños aerogeneradores se instalan en los techos de las casas y permiten suministrar de electricidad aquellas casas que están más aisladas y que tienen problemas para lograr un correcto suministro de la red. 

El ahorro energético con esta tecnología es considerable. Aunque este sistema esté a la merced del viento que haga, actualmente estos aerogeneradores son muy ligeros, silenciosos y optimizan su funcionamiento al máximo. Pero para instalar uno de estos molinos de viento se debe calcular la potencia del viento en la zona. Deber ser superior a 4 m/s. 

Energías renovables: energía aerotérmica 

La aerotermia es otra fuente de energía limpia que puede tener un impacto muy saludable en nuestros hogares. Pero para que cualquier proceso de energía aerotérmica funcione siempre se necesitará un pequeño porcentaje de energía eléctrica. Es por este factor que muchos no consideran que sea una fuente de energía 100% renovable. ¡Pero la aerotermia permite multiplicar hasta cuatro la cantidad de energía consumida! 

La generación de calor mediante aerotermia se produce a través de bombas de calor que captan el calor del aire. Este sistema es ideal para climas suaves, con inviernos y veranos templados. Para muchos en España se está convirtiendo en una de las opciones de climatización más eficientes para el hogar. Una bomba de calor aerotérmica te ofrece calefacción en verano, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria durante todo el año. 

Energía generada por biomasa 

En casa hay que saber cómo reciclar. Y gran parte de lo que podemos reciclar son desechos orgánicos (restos de comida, madera, serrín…). Estos restos se procesarán de tal manera que obtendrán la biomasa, un nuevo material combustible que al quemarse producirá muchos menos gases contaminantes. Es por eso una de las fuentes de energías renovables más económicas del mundo pues se trata de reaprovechar los cuatro residuos que generamos: 

  • Residuos agrícolas, forestales y cultivos energéticos. 
  • Residuos de industrias forestales y agroalimentarias. 
  • Residuos urbanos. 
  • Residuos ganaderos.  

Para instalar un sistema de procesamiento de biomasa en casa habrá que hacer sitio para colocar el silo que almacenará el combustible de biomasa, así como la caldera que quemará el combustible y proporcionará el calor necesario para calentar el agua o aumentar la temperatura de la casa. 

Energía geotérmica 

Igual que la aerotermia, la geotermia no es un tipo de energía 100% renovable pues también necesita la red eléctrica para funcionar. Pero su rendimiento a la hora de procesar esta electricidad y generar nueva energía es muy elevado. En este caso, el proceso trata de sacar la energía del subsuelo, aprovechar su calor para que caliente o enfríe el agua. 

La instalación de una bomba de calor geotérmica constará de un circuito de tubos enterrados en el subsuelo y de una bomba de calor que traslade la temperatura estable del subsuelo al interior de la casa. 

Todos estos sistemas de provisión de energía domésticos nos ofrecen electricidad, calefacción y refrigeración para vivir con absoluta autosuficiencia. Las energías renovables han llegado para quedarse. Y aunque depende de que instalaciones pueden ser muy costosas al principio, la inversión se puede rentabilizar en muy pocos años. ¿Te conectas a la energía limpia?  

Descubre nuestra oferta de lámparas solares: