Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

Mesa para cena romántica con dos copas de vino blanco y una botella

Una buena idea para sorprender a nuestra pareja tanto el día de San Valentín como en nuestro aniversario o cualquier otra fecha especial es cocinar una cena romántica para los dos. El día de San Valentín podemos demostrarle a nuestra pareja lo mucho que la queremos con joyas o con regalos, pero no hay nada mejor que un gesto romántico para que el detalle salga desde nuestro corazón. Dedicar tiempo a la pareja es fundamental. Hacer una cena romántica en casa de vez en cuando ayuda a la pareja y más si tenemos hijos. Para que el tiempo no sea un obstáculo, te enseñamos cómo hacer en menos de 30 minutos una cena romántica rica, sana y rápida.

¿Por qué es importante dedicarnos tiempo en pareja?

Con el paso de los años, nuestra vida puede ir adoptando una rutina. Es bastante común ya que al final de lunes a viernes, debido al trabajo, solemos hacer lo mismo. Luego, si además tenemos niños, las rutinas se intensifican. Aunque la rutina es buena ya que nos ayuda a ser más organizados es cierto que en la pareja a veces no lo es tanto. Por eso, una buena forma de salir de esa rutina es organizando planes diferentes como cenas románticas. Más allá de comer juntos, se trata de dedicarnos tiempo y escucharnos tranquilamente. Esto es fundamental si queremos continuar con esa persona durante más años.

¿Por dónde empiezo?

Elabora un plan semanal conjunto. Es importante que organicemos bien la semana para que no nos coincida nada de los niños, del trabajo o planes con amigos. De esta forma, no tendremos excusa.

Menaje ideal para tu cena romántica en casa

El menú de la cena romántica en pareja

Debemos hacer una lista con lo que necesitamos para la cena. Para ello, no estaría mal hacer el menú y así poder ir a comprar todo lo que necesitemos. Luego, podemos añadirle algunos elementos decorativos para hacer la cena mucho más acogedora. Pero empecemos por el menú.

La opción ideal sería cocinar el plato favorito de nuestra pareja, pero también podemos intentar sorprenderla con algo nuevo o una cena compuesta por platos más exóticos y elaborados. Como todos sabemos, un menú se divide en cuatro partes: los entrantes, el primer plato, el segundo plato y el postre. A continuación te presentamos algunas ideas para tu cena romántica:

  1. Entrantes: para empezar, podemos preparar unas brochetas de pollo o de langostinos, por ejemplo, o sacar una tabla de quesos para comenzar a abrir el apetito. Los mariscos siempre son una buena opción. Tienen un sabor extraordinario y además no llenan mucho, lo cual es perfecto para poder seguir saboreando el resto de la cena. Lo mismo pasa si añadimos como entrante sopas, caldos, ensaladas o canapés.
  2. Primer plato: para el primer plato de nuestra cena romántica te sugerimos una fresca ensalada o algún plato frío como un carpaccio. Las ensaladas son las opciones más fáciles y rápidas de preparar. Además no necesitamos muchos ingredientes para hacer una rica ensalada. También es una de las opciones preferidas por ser más ligera por la noche. Prueba a hacer una ensalada mediterránea o una ensalada griega. ¡Triunfará seguro!
  3. Segundo plato: este plato es el más importante de nuestra cena, por lo que es importante que sea la estrella del menú. Debe ser contundente y sabroso. Para el plato principal podemos elegir entre muchas opciones, desde una buena carne, hasta un delicioso plato de pasta fresca. Normalmente, se suele elegir entre carne o pescado, así que sigue los gustos de tu pareja o del plato que sepas cocinar mejor. Por ejemplo, podemos hacer un bacalao al horno o preparar una rica merluza en salsa verde acompañada de unas patatas.
  4. Postre: los postres nos permiten dar rienda suelta a nuestra imaginación y jugar con la sensualidad y el romanticismo. En el postre una de las opciones que más triunfa es la fruta y el chocolate. Son dos ingredientes que combinan muy bien y quedan genial en una cena romántica en casa. Por ejemplo, elegir unas fresas recubiertas de chocolate como broche final de nuestra cena romántica. Incluso podemos añadir al postre una bola de helado si lo preferimos. Aunque lo más recomendad es hacer un postre que nos guste o por lo menos que nos recuerde a un momento en pareja.

La elección del vino en una cena romántica también es importante, por lo que nos decantaremos por uno blanco para los pescados y uno rojo para la carne. También podemos brindar con champán para celebrar nuestro amor.

Cómo decorar la mesa para una cena romántica en 4 pasos

Primero debemos pensar el sitio donde queremos hacer la cena: el comedor, el salón, la barra de la cocina…Esto dependerá mucho si queremos hacer la cena romántica más formal o informal. Decidamos una u otra opción, la decoración es bastante importante. Crear un ambiente bonito, romántico y relajado nos ayudará a sentirnos mucho más cómodos con nuestra pareja.

Una velada romántica con nuestra pareja no tiene por qué ser en un restaurante de lujo: nosotros mismos podemos preparar su plato favorito en la cocina y servirlo en la mesa de nuestra casa, prestando especial atención a los detalles.

Para crear un ambiente romántico en casa lo primero que debemos tener en cuenta es la iluminación. La luz de la habitación debe ser tenue, por lo que con velas conseguiremos fácilmente el efecto deseado. Otro detalle importante es la música: podemos elegir su canción favorita para el momento en el que nuestra pareja entre en la habitación y descubra la mesa puesta para una cena romántica. Para terminar, podemos completar la decoración de la mesa con pétalos de rosa o un centro de mesa con flores. Estas son las 4 cosas que no pueden faltarnos en la mesa:

  1. Velas y flores: En una cena romántica, las velas y flores no pueden faltar. Dan un toque mucho más romántico a la cena. Los olores que más nos gustan para este tipo de ocasiones son los dulces como la canela o vainilla, o florales.
  2. Manteles: La mantelería y en general todos los textiles de la mesa juegan un papel crucial. Para una cena romántica, los manteles en color blanco son los que mejor quedan, por su elegancia. Podemos añadir más color si lo preferimos a través de otros textiles como las servilletas o la cubertería.
  3. Vajilla: Añade una vajilla especial. Las vajillas blancas van genial para cualquier ocasión y son muy elegantes. Puedes elegir una con un pequeño toque dorado para convertir la mesa en un espacio mucho más sofisticado y romántico.
  4. Música: Esto ya depende mucho de la pareja, pero lo mejor es añadir una playlist muy suave y en un tono moderado. De esta forma, podemos seguir hablando con nuestra pareja pero en un ambiente mucho más ameno.

Puedes acabar la velada viendo una buena película romántica en el sofá para acurrucarte con tu pareja y disfrutar de su compañía y terminar una cita redonda.

Ahora ya tienes todas las claves para organizar una cena romántica en casa. Descubre más planes en casa, en nuestros artículos en la sección de entretenimiento, con ideas de planes para hacer en pareja o los mejores planes low cost.

Decoración para una mesa perfecta