Bol con copos de avena, fresas y plátanos en rodajas, semillas chia y una frambuesa

El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Cuando llega sobre todo el fin de semana disfrutamos mucho más de él. ¡Prepara un desayuno saludable en familia con las recetas recomendadas!

Levantarse por la mañana sin prisas, preparar el café, las tostadas o cortar la fruta son algunos de los placeres de disfrutar de la tranquilidad de un buen desayuno. Aprovecha el fin de semana para disfrutar de desayunos sanos con la familia. Toma nota de estas recetas y sorprende a cada uno de tus familiares.

Los 3 alimentos claves para un buen desayuno

  • Leche o derivados lácteos: es uno de los alimentos más importantes en el desayuno por su alto contenido en vitaminas A,D, B12, calcio y otros minerales como el fósforo. Eso sí, dependiendo de la persona es recomendable tomar la leche desnatada o semidesnatada. El yogur también está muy recomendado durante el desayuno ya que funciona como un estupendo probiótico.
  • Cereales y derivados con fibra: panes integrales, avena…Estos tipos de alimentos aportan sobre todo hidratos de carbono, poca grasa y vitaminas del grupo B.
  • Frutas frescas: son imprescindibles durante el día y también como parte de un desayuno saludable. Junto con las verduras aportan una gran cantidad de sustancias antioxidantes. Suelen consumirse sobre todo al final de las comidas porque es cuando se asimilan mejor los nutrientes.

5 recetas para un desayuno saludable

  1. Bizcocho de avena con arándanos y pasas

    En este bizcocho podrás añadir los cereales a tu desayuno saludable de forma sencilla. Hacer bizcochos caseros nos ayuda a evitar el consumo de demasiada azúcar. Una alternativa de bizcocho sano es combinar algunos ingredientes e integrar otros más saludables como la avena, las bebidas vegetales y los edulcorantes naturales como dátiles o plátano.

  2. Crepes de avena con arándanos y fresas

    Disfruta de la mañana con unos ricos crepes para toda la familia. Cambia la leche natural y la mantequilla, por otros ingredientes naturales como la leche vegetal, margarinas o incluso copos de avena, plátanos y hasta sirope de ágave. Luego corta la fruta que más te guste y rellena el crepe.

  3. Huevos benedictinos

    Si hay algo en el desayuno que nos encanta son los huevos, ya sean revueltos, a modo de tortilla o como huevos benedictinos. Este plato es bastante sencillo pero requiere de algo de destreza tanto para hacer la salsa holandesa, como para dejar los huevos escalfados en su punto. Simplemente es cuestión de práctica. Estos huevos benedictinos tan ricos podrás consumirlos con multitud de ingredientes como jamón, salmón o incluso verduras.

  4. Porridge de avena con arándanos

    Los porridge son otra de las novedades en cuanto a desayuno, pero las han consumido los ingleses desde hace muchos años. Se prepara con leche, agua caliente y todo tipo de frutas o cereales, aunque los más comunes son la avena y los frutos rojos o arándanos. Hay gente que también le añade una pizca de cacao en polvo.

  5. Tostada de aguacate con queso feta

    Estamos acostumbrados a comer aguacate en ensaladas pero también se pueden consumir como parte de un desayuno saludable y delicioso. El aguacate es una delicia auténtica que también les gusta a los niños. Puedes servirlo con huevos revueltos o incluso con queso feta sobre una tostada. ¡Riquísimo!