ensalda mediterranea

Uno de los platos que no pueden faltar en la cocina mediterránea son las ensaladas. Hay ensaladas de todo tipo. ¿Lo mejor? Todas están llenas de nutrientes y vitaminas, por lo que podemos elegir cualquiera de ellas. En particular, una de las ensaladas más famosas es la ensalada mediterránea. En Westwing somos amantes del estilo mediterráneo y por eso, para que puedas acompañar tus mesas favoritas de verano, te traemos la receta de la ensalada mediterránea más sabrosa. ¡Toma nota!

Cómo preparar una ensalada mediterránea paso a paso

Un tipo de ensalada fácil, rápida de hacer, con pocos ingredientes, y perfecta para acompañar otro tipo de platos deliciosos de la dieta mediterránea.

Ingredientes

Para la ensalada:

  • 100 g de lechuga
  • 6 tomates secos
  • Aceitunas negras
  • 1 lata de anchoas
  • 100 g de mozzarella fresca
  • Hierbabuena
  • Alcaparras

Para la vinagreta:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de vino blanco
  • 1 diente de ajo
  • Sal fina

Modo de preparación

  1. Comenzamos preparando la vinagreta. En un bol, añadimos 2 partes iguales de aceite de oliva virgen extra (50 ml), 1 parte de vinagre de vino blanco (25 ml), y un poco de aceite de las anchoas. Mezclamos bien la vinagreta.
  2. Seguimos troceando las hierbas aromáticas, en este caso la hierbabuena. Añadimos ajo picado, salamos al gusto y volvemos a mezclar bien para que se integren todos los ingredientes. Reservamos algunas hojas de hierbabuena y decoramos al final.

Sirve tu ensalada en una bonita ensaladera

Cómo limpiar correctamente la lechuga

En primer lugar, llenamos el fregadero con bastante agua, cortamos el tronco a la lechuga y eliminamos las hojas que tengan mal aspecto. Separamos las hojas y las introducimos en el fregadero. Vertemos una cucharadita de vinagre en el agua y dejamos actuar durante unos minutos. Finalmente, limpiamos las hojas una por una con agua fría y escurrimos.

Si la lechuga se te ha puesto mustia en la nevera y crees que no puedes utilizarla, te damos varias opciones para que recupere su hidratación. El truco de la patata cocida en una olla llena de agua junto con la lechuga, enjuagar la lechuga en agua con limón y vinagre y dejar reposar o sumergir la lechuga en agua con hielo durante media hora. ¿Todavía sigues queriendo tirarla? Todos estos consejos suelen funcionar así que apuesta por intentar alguno de estos trucos básicos para que no tengas que tirar ni una hoja de lechuga.

Otras opciones de ensalada mediterránea

Si quieres elaborar una ensalada mediterránea con más ingredientes para darle más consistencia y que sirva como un plato principal no hay problema. Puedes elaborar esta ensalada utilizando anchoas, huevos duros, atún, gambas, cangrejo o con alcaparras. Lo importante es que sean alimentos ligeros para que la ensalada no se convierta en un plato pesado y pierda su esencia.

Consejo: Si te gusta el queso feta, ¡te encantará nuestra receta de ensalada griega!

Cómo presentar las ensaladas en las mesas de verano

Lo más adecuado es servir la ensalada en cuencos bastante amplios, y añadir unos utensilios para que cada uno se pueda servir. Otra forma de presentar la ensalada es con pequeños cuencos individuales a modo de aperitivo. Al lado del cuenco de ensalada no puede faltar en la mesa los aliños presentados en una bandeja (si hacemos diferentes versiones), o con aceiteros o vinagreras.

Ahora que ya sabes cómo hacer y presentar una rica ensalada mediterránea toca disfrutarla. ¿Nuestro consejo? Siempre apuesta por productos de la huerta naturales para que todos los ingredientes tengan el sabor que deben tener. ¡Y a disfrutar!