granadas y nueces

El otoño es una época de entretiempo perfecta. No hace ni demasiado frío, ni mucho calor. En decoración es una época de transición entre estaciones que se disfruta mucho. Afloran los colores tierra, los tejidos algo más gustosos, y comenzamos a preparar la casa para llenarla de una calidez absoluta. También el otoño es el mejor momento para disfrutar de las mejores frutas de temporada. Y es que consumir frutas de temporada además de ser saludable, nos ayuda a cuidar el medio ambiente. Pero, ¿cuáles son las frutas de otoño? Te enseñamos las frutas que debes tener en tu radar, sus beneficios y algunas recetas de otoño.

Granada

La granada es una de las frutas con más antioxidantes. Y es que los antioxidantes son muy importantes, ya que ayudan a mantener nuestro organismo sano y, además, son capaces de luchar contra los virus previniendo daños en nuestros órganos. Incluso sus semillas, según algunos estudios recientes, están llenas de otros beneficios para la salud: reducción del colesterol, prevención de la artritis…

Podemos consumir la granada a través de zumos y batidos, o acompañando con sus semillas en tostadas de aguacate y huevo escalfado, ensaladas o incluso postres.

Arándanos

Esta pequeña baya es otra de las frutas de otoño más populares. Los arándanos tienen muchos beneficios para la salud:

  • Ayudan a reducir el colesterol.
  • Previenen enfermedades cardiovasculares.
  • Bajan la presión arterial.
  • Ayudan a combatir los radicales libres.

Consumir arándanos es muy sencillo, ya que se pueden integrar en multitud de recetas, tanto dulces como saladas. Algunas de ellas pueden ser batidos, bizcochos, o hasta tartas de queso.

Moras

Gracias a su alto contenido de antioxidantes, las moras son una fruta de otoño que ayuda a combatir la retención de líquidos, así como reducir el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares. Además, las moras también ayudan a reforzar el sistema inmunitario y previenen las infecciones en el organismo. Entre las recetas que podemos hacer con moras, hay muchas: tartas de queso y moras, polos de moras, mermelada de moras casera, smoothie de moras…

Higos

Aunque solo podremos ver los higos a principios de otoño, estas frutas cuentan con numerosos beneficios para la salud. Los higos son muy ricos en fibra, y, además, aportan un alto contenido de calcio, magnesio y potasio. ¿Lo mejor? Podemos integrar los higos en muchas recetas, tanto en el desayuno como en la cena. Te dejamos dos recetas con higos para que puedas consumir este manjar a cualquier hora del día.

Mermelada de higos casera

Sin duda, la mermelada de higos es una de nuestras favoritas. Se puede añadir a unas tostadas sencillas en el desayuno, o por la tarde, a un aperitivo con queso antes de la cena. Para hacer esta mermelada necesitaremos seguir estos pasos:

  • Corta los higos en trozos y mezcla con el azúcar. Lleva a fuego lento la mezcla.
  • Posteriormente añade una hoja o dos de gelatina, dependiendo de la textura que quieras.
  • Por último, podemos añadir una vaina de vainilla para darle más aroma.
  • Dejamos reposar e introducimos en tarros esterilizados previamente para que la mermelada nos dure (y se conserve) durante más tiempo.

Tarta de mascarpone, higos y hojaldre

La influencer española Delicious Martha tiene claro cuál es su receta con higos favorita. En su Instagram nos ha dejado con una receta deliciosa con mascarpone, higos y hojaldre que querrás hacer a tus invitados.

Ingredientes:

  • Una lámina de hojaldre
  • Azúcar moreno
  • Un huevo para pintar la tarta
  • 150 ml de nata
  • 250 gramos de queso mascarpone
  • Una cucharada de vainilla
  • Una cucharada de miel
  • 250 gramos de higos

Modo de preparación:

  1. Primero espolvoreamos harina en el molde que vamos a utilizar para que no se pegue el hojaldre. Estiramos la masa de hojaldre y la colocamos sobre el molde.
  2. Batimos un huevo ligeramente y pintamos. A continuación, espolvoreamos el azúcar moreno sobre la superficie y pinchamos con un tenedor por toda la masa.
  3. Ponemos un papel vegetal sobre la masa, rellenamos con legumbres secas y horneamos así el hojaldre unos 15 minutos.
  4. Pasado ese tiempo, retiramos las legumbres y horneamos de nuevo unos 10 minutos más.
  5. Una vez hecha la masa, retiramos del horno y dejamos enfríar completamente.
  6. Para el relleno, batimos muy bien la nata fría hasta que esté montada.
  7. Batimos el queso mascarpone con la vainilla y mezclamos todo.
  8. Unimos la nata con el queso y cuando esté la masa fría rellenamos con esta mezcla. Partimos los higos a cuartos y los disponemos sobre toda la superficie del relleno.
  9. Guardamos en el frigorífico un mínimo de dos horas antes de consumirla para que adquiera cuerpo.

Uvas

Las uvas son unas frutas de otoño muy beneficiosas. Cuentan con un alto contenido en potasio, por lo que son recomendables para las personas con una presión arterial alta. También las uvas ayudan a combatir el estreñimiento debido a su alto contenido en fibra.

Kiwi

El kiwi tiene una cantidad moderada de fibra, tanto soluble como insoluble. La combinación de ambas ayuda a mantener un buen tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. Además, cuenta con un alto contenido de vitamina C, lo que ayuda a mantener un buen sistema inmune.

Frambuesas

Cuentan con un color muy llamativo, y además son una fruta de otoño muy consumida. Las frambuesas, además, cuentan con multitud de beneficios para la salud. Entre los principales se encuentra que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares debido a su alto contenido de polifenoles. También ayudan a prevenir la aparición de los radicales libres por lo que protegen contra muchos tipos de cáncer, incluyendo el de esófago, pulmón, boca, faringe, entre otros.

Membrillo

El membrillo crudo, como fruta, cuenta con multitud de beneficios para la salud. Entre ellos se encuentra su alto contenido en provitamina A, potasio, calcio o magnesio. Además, su consumo ayuda a evitar la deshidratación por vómitos y fortalece el estómago.

Pera

La pera es una de las frutas de otoño más ligeras y refrescantes. Se trata de una fruta muy pobre en grasas y proteínas. Es una fruta de fácil digestión, proporciona energía rápidamente, y neutraliza el exceso de residuos tóxicos. Para consumir esta fruta de otoño hay muchas posibilidades. Te damos la receta de tarta de pera para que puedas sorprender este otoño a todos tus invitados:

Tarta de pera

Ingredientes:

Para la masa

  • 250 gramos de harina
  • 60 gramos de azúcar blanco
  • 1 unidad de clara de huevo
  • 10 gramos de mantequilla
  • 1 cucharada de sal
  • Harina para espolvorear

Para el relleno

  • 5 unidades de pera maduras
  • 1 unidad de yema de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 40 gramos de azúcar de vainilla
  • 100 ml de nata para montar

Modo de preparación

  1. Cortar los 150 gramos de mantequilla en dados. Luego echamos en un cuenco grande la harina, la sal y el azúcar.
  2. Incorporamos la mantequilla y removemos con una cuchara hasta obtener una masa homogénea.
  3. Añadimos 5 cucharadas de agua fría y mezclamos.
  4. Enharinamos la mesa, vertemos el contenido del cuenco y amasamos hasta obtener una bola.
  5. Formamos una bola y la partimos en dos porciones, una más grande que la otra. Envolvemos con un film y reservamos durante 30 minutos en el frigorífico.
  6. Engrasamos con el resto de la mantequilla un molde redondo los bordes.

Para el relleno

  1. Pelamos las peras, le quitamos el hueso y cortamos en dados. Echamos en un cuenco la yema de huevo, la nata, el azúcar vainillado y el zumo de limón. Batimos hasta obtener una crema homogénea.
  2. Añadimos los dados de pera y mezclamos bien.
  3. Precalentamos el horno a 180º, y enharinamos mientras tanto la mesa de trabajo. Estiramos con un rodillo la porción de masa más grande.
  4. Disponemos en el fondo del molde la masa, y retiramos los sobrantes.
  5. Vertemos en el interior el relleno de pera preparado y extendemos con la ayuda de una espátula.
  6. Estiramos la otra porción de masa y colocamos sobre el relleno.
  7. Untamos la superficie con la clara de huevo batida.
  8. Cortamos la masa con la punta de un cuchillo sin llegar al borde y horneamos a 180º entre 35 y 40 minutos.
  9. Retiramos del horno y dejamos enfriar antes de servir.

Avellanas

Las avellanas cuentan con muchos beneficios. Entre algunos de los beneficios más notables está el alto contenido de fibra, hierro, fósforo, ácido fólico, calcio, magnesio y vitaminas del complejo B. Además, las avellanas ayudan a reducir el colesterol, prevenir la anemia o cuidar de la salud ósea.

Castañas

Las castañas son otras de los frutos más típicos del otoño. Ayudan a retrasar o controlar enfermedades inflamatorias como la diabetes, la obesidad, o el cáncer. Además, es un fruto muy ligero que no alcanza los 200 Kcal por 100 gramos. Tiene además mucha cantidad de fibra, así como minerales entre los que se encuentra el potasio, el magnesio, el fósforo, y el calcio.

Nueces

Las nueces son un fruto seco que deberíamos consumir prácticamente a diario. Contiene multitud de antioxidantes y además aporta numerosos minerales como potasio, que facilita el desarrollo muscular, zinc, que interviene en el sistema nervioso, magnesio y fósforo. Destaca por su contenido en vitaminas del grupo B, como la vitamina B1 o tiamina y la B6 o piridoxina, que favorecen el buen funcionamiento del cerebro y los músculos.

Da a tu cocina un look de otoño