mesa de comedor con sushi

Lo que te traemos desde Westwing no es un plan: es un planazo. Si eres amante de la cocina asiática y te gustaría disfrutar más a menudo de sus riquísimos platos en tu menú cotidiano, muy atento a nuestra propuesta sobre cómo hacer sushi en casa. Hemos preparado una receta tradicional que te encantará probar. Estamos seguros de que ponerte manos a la obra en familia para hacer este sushi se convertirá en uno de tus planes en casa favoritos.

Por qué nos encanta hacer sushi en casa

No solo el sabor, también sus beneficios nutricionales son de lo más apetecible. Por algo es sushi es uno de los platos más preparados en todo el mundo y, desde luego, el embajador indiscutible de Japón.

Además de su sabor delicioso, el sushi ha conquistado a todo el planeta por lo idóneo que resulta para mantener una dieta sana y equilibrada. El maki, el clásico rollo con alga nori, es ya todo un símbolo de la gastronomía nipona que reúne un bocado exquisito y muy completo. Así que, para quienes estén buscando los mejores planes en casa, es hora de añadir esta receta a la lista.

Cómo hacer sushi en casa paso a paso

Veamos qué necesitas para preparar sushi para cuatro personas. Reunir los ingredientes originales es muy importante para conseguir que el sushi tenga todo el sabor tradicional que buscamos. Vas a necesitar 50 g de arroz para cada maki que quieras preparar 200 g es una buena medida para preparar 4 maki sushi.

Hazte con:

  • 345 ml de agua
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas soperas de azúcar en polvo
  • 1 cucharada sopera de sal
  • 6 láminas de alga nori seca
  • 1 pepino
  • 1 aguacate
  • 300 gr de salmón
  • 1 zanahoria grande
  • salsa de soja
  • jengibre encurtido en láminas
  • wasabi

Por último, para que el roll quede perfecto, necesitaremos ayudarnos de una esterilla de bambú. ¡No la olvides!

Preparación:

Lo que distingue el buen sushi es un arroz perfectamente preparado que mantenga la forma de nuestro relleno intacta. Si quieres conseguir la textura perfecta del arroz para sushi sigue nuestra receta paso a paso.

  1. Coloca el arroz en una olla y cúbrelo con agua por completo, sin tener en cuenta las medidas. Removemos y retiramos el agua para eliminar el almidón que contiene el arroz. 
  2. Añadimos agua de nuevo y repetimos la operación unas diez veces o las que sean necesarias para que el agua resultante sea transparente y no blanquecina, lo que dará cuenta de que el almidón se ha eliminado por completo.
  3. Añade al fuego la medida correcta de agua y arroz en relación de un vaso por un vaso. Con la olla a fuego medio o fuerte, dejamos que llegue el agua a ebullición y que hierva durante unos tres minutos.
  4. Bajamos el fuego al mínimo, tapamos la olla y la dejamos cocer a fuego suave durante unos 15 minutos. De este modo, el arroz se cocerá en su propio vapor.
  5. Mezclamos en un vaso el adobo que añadiremos a nuestro arroz: azúcar, sal y vinagre de arroz. Calentamos la mezcla durante 20 segundos en el microondas, removemos y repetimos la operación hasta que el azúcar y la sal se hayan disuelto.
  6. Una vez que el arroz está listo, colócalo en una gran fuente y riégalo con la mezcla, ayudándote con una espátula. Cubre con un paño de cocina mientras esperas que se enfríe por completo.

Vamos, ahora, a preparar los ingredientes que conformarán el interior de nuestro riquísimo maki. Lo primero es pelarlos y cortarlos en tiras. Toma la gran fuente de arroz, el relleno, las algas nori y la esterilla de bambú y, con una cuchara, extiende capas de arroz sobre la mitad del alga nori procurando que no sean demasiado gruesas. Una vez cubiertas las mitades del alga, extiende sobre ellas las tiras de salmón, siguiendo con el aguacate, el pepino y la zanahoria.

¡Llegamos al paso clave! Es hora de enrollar nuestros makis y para ello tomamos la esterilla, que nos lo pondrá muy fácil. Para sellar la parte final del alga nori, una vez elaborados los rollos, moja tus dedos y pásalos por la superficie del alga. ¡Verás que el rollo queda perfecto!

Es el momento de cortar el rollo para darle la presentación característica de los makis. Trocea en pedazos de unos 2 cm de largo con un cuchillo muy afilado que deberás humedecer entre corte y corte para un acabado perfecto.

¡Y ya solo nos queda servir! Para ello echaremos mano de los condimentos clásicos: salsa de soja, láminas de jengibre rosado (muy útiles para refrescar la lengua y cambiar el sabor del paladar durante la degustación) y un poco de wasabi para un delicioso toque picante. Recuerda que con una pizquita, apenas un milímetro de wasabi, será suficiente. ¡Buen provecho!

Este plan es perfecto para realizar en familia en la comodidad de tu hogar y hacer que los más pequeños colaboren en las tareas de casa de forma muy divertida. Además de lúdica, la elaboración de este plato es de lo más educativa y nos permite acercar el paladar a gastronomías exóticas como la japonesa. Por eso, no te olvides de anotar en tu lista de manualidades para hacer en casa esta receta. Y es que hacer sushi en casa es otra forma de emplear nuestras manos en una tarea muy creativa, llena de color, de sabor y de cultura. ¡feliz velada!

Inspírate a hacer una fiesta de sushi casero