sazonar con pimienta salsa de tomates

El invierno nos invita a buscar calidez dentro y fuera de casa, por eso desde Westwing te traemos trucos para el invierno que te mantendrán a gusto toda la temporada. Por supuesto que uno de estos trucos comienza en la cocina, y es que para saborear el invierno nada mejor que los platos de cuchara. Sopas, guisos, estofados… con el frío también llegan las típicas comidas de toda la vida, sanas y nutritivas, con un toque de originalidad. Con estas recetas de invierno que te hemos preparado ¡te chuparás los dedos!

Comidas de invierno más clásicas

Sabemos que durante tus vacaciones de invierno tienes más tiempo para dedicarte a la cocina. Además, con el frío el cuerpo pide platos calentitos que nos aporten las calorías necesarias para hacer frente a las jornadas de bajas temperaturas. Estas 5 recetas de invierno son las típicas que podrías degustar en casa de tu abuela, las de toda la vida y que jamás pasan de moda. También son fáciles de preparar, así que no temas meterte entre ollas. Son nivel principiante, con resultados de auténticos cocinillas. Platos muy completos con verduras de invierno, legumbres, hortalizas, carne y demás productos de temporada. ¡Déjalos haciendo chup, chup!

Lentejas estofadas con chorizo y verduras

Este plato sabroso y sumamente saludable será un favorito entre adultos y niños. Veamos paso a paso qué vas a necesitar para preparar este plato para cuatro personas.

Ingredientes:

  • 200 gramos de lentejas
  • 2 chorizos
  • 2 patatas
  • 1 zanahoria
  • 50 gramos de espinacas
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Pela las patatas y córtalas en daditos. Pela también la cebolla y pícala. Raspa la zanahoria, despúntala y córtala en dados. Pela y pica los ajos. Calienta en una cazuela dos cucharadas de aceite, añade la cebolla, la zanahoria y las patatas, y rehoga unos 3 minutos a fuego medio.
  2. Pon en la cazuela los chorizos cortados en trocitos y cocínalos durante un par de minutos. Agrega el ajo picado y el pimentón, remueve y añade los tomates cortados en dados pequeños o rallados. Rehoga durante 10 o 15 minutos hasta que se evapore el agua que sueltan.
  3. Vierte el caldo, salpimienta y agrega las lentejas previamente lavadas y el laurel. Deja guisar a fuego lento durante 30 minutos. Incorpora al guiso las hojas de espinaca y continua la cocción 10 minutos más. Rectifica de sal, aparta del fuego y deja reposar 10 minutos antes de servir.

Estofado de cordero

Una de las recetas de invierno que encanta como ninguna otra. Carne suave, deliciosa y muy sencilla de preparar. Veamos lo que se necesita para hacer esta receta para cuatro personas

Ingredientes:

  • 1 espalda de cordero deshuesada y troceada
  • 150 g de jamón serrano
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 pimientos rojos
  • 2 pimientos verdes
  • 3 tomates pelados
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 ramita de tomillo
  • Aceite de oliva
  • Pimienta y sal

Preparación:

  1. Pela y pica la cebolla y el ajo. Corta el jamón en dados pequeños. Limpia, lava y corta en tiras los pimientos. Lava los tomates, sécalos y trocéalos.
  2. Limpia los trozos de cordero, sécalos y salpimiéntalos. Saltéalos en una cazuela, con un fondo de aceite, hasta que estén dorados. Agrega el ajo, la cebolla, los pimientos y el jamón, y sofríe unos minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.
  3. Añade los tomates, el tomillo lavado, el vino y 1 vaso de agua. Remueve y cuece, a fuego lento, 40 minutos, hasta que el cordero esté tierno. Deja reposar unos minutos antes de servir.

Truco Westwing: si durante la cocción se evapora mucho líquido y el guiso queda seco, añádele un poquito más de caldo.

Pollo al horno al limón

Si ya necesitas darles un descanso a las recetas de invierno que se disfrutan con cuchara, te tenemos una receta clásica que agrada a cualquier paladar. Aprende a preparar un pollo al limón para dos personas.

Ingredientes:

  • 2 cuartos traseros de pollo con piel
  • 1 cebolla roja o dulce
  • 1 diente de ajo
  • 4 limones
  • 5ml de mostaza de Dijon
  • 2 ml de salsa Worcestershire
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 45ml de vino blanco
  • 5ml de miel
  • 10gr de hierbas provenzales
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Tomillo fresco en rama

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC. Limpia bien el pollo de posibles restos de lumas y grasa, sécalo con papel de cocina y coloca en una fuente o cazuela apta para el horno.
  2. Exprime en el recipiente de la batidora el zumo de dos o tres limones hasta tener unos 60 ml de líquido, mejor sobre un colador para recoger los huesos que puedan tener. Añade la mostaza, la salsa Worcestershire, el aceite de oliva, el vino blanco, la miel, las hierbas provenzales, el comino y sal y pimienta. Bate bien.
  3. Corta en rodajas el resto los limones previamente bien lavados. Corta la cebolla en cuartos y pica el diente de ajo. Distribuye encima y alrededor del pollo la cebolla, el ajo, los limones y el tomillo. Cubre con el líquido de la salsa de forma homogénea.
  4. Hornea durante unos 30 minutos, gira la fuente y riega el pollo con los jugos del fondo. Sube la temperatura a 200ºC y continua la cocción durante unos 15 minutos, o hasta que la piel esté bien dorada. Deja reposar unos minutos antes de servir.

Este plato acepta una gran variedad de guarniciones, como arroz, patatas cocinas, fritas o en puré, verduras de invierno a la plancha o ensalada.

Comidas clásicas de invierno veggie

Las verduras de invierno también se merecen un momento de protagonismo en tu mesa de comedor esta temporada. Descubre las comidas clásicas de invierno que veggie que encantarán a todos los paladares.

Sopa de cebolla, fácil y sabrosa

Un clásico delicioso, crujiente, pero sobre todo un plato calientito perfecto para el invierno. Esta sopa es uno de los remedios caseros para el resfriado más eficaz y gustosos que hay. Veamos lo que necesitas para preprar esta delicia para cuatro personas.

Ingredientes:

  • 1 litro de caldo de carne
  • 1 copita de vino blanco
  • ½ cucharada de harina
  • ½ barra de pan
  • 50 g de queso rallado
  • 1 ramita de tomillo
  • Aceite, sal, pimienta

Preparación:

  1. Pela las cebollas y córtalas en juliana. Calienta un fondo de aceite en una cacerola amplia, añade las cebollas y rehógalas durante 10 ó12 minutos, removiendo hasta que estén blanditas y caramelizadas.
  2. Agrega la harina, tuéstala 1 minuto, removiendo, y vierte el vino. Sube el fuego y déjalo evaporarse 1 minuto más. Añade el caldo, salpimienta y cuece a fuego lento 30 minutos.
  3. Mientras, corta el pan en rebanadas. Reparte sobre ellas el queso y unas hojitas de tomillo. Gratínalas bajo el grill unos minutos hasta que la superficie se dore. Sirve la sopa enseguida, caliente y acompañada de las tostaditas.

Potaje de garbanzos con espinacas

Los garbanzos son una fuente de proteínas muy practica de cocinar, y muy deliciosa. Cuando le agregamos espinacas, tenemos como resultado un plato nutritivo y delicioso.

Ingredientes:

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 200 g de espinacas congeladas
  • 600 ml de caldo de ave
  • 150 g de salsa de tomate casera
  • 4 huevos
  • 1 cebolla
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 1 sobre de azafrán
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • ½ cucharadita de comino rallado
  • Un toque de pimienta negra recién molida
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Pica la cebolla y dórala durante unos 5 minutos, con el aceite de oliva virgen extra, en una sartén amplia, a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que no llegue a tostarse. Cuando la cebolla comience a estar dorada, añade la salsa de tomate y el ajo picado, remueve y deja reducir durante unos minutos.
  2. Pasado este tiempo, añade las espinacas y remueve el conjunto, dejándolo cocinar durante 10 minutos más.
  3. Mientras tanto, pon los garbanzos con el caldo en una cazuela y lleva a ebullición. Si utilizas garbanzos en conserva, debes aclararlos previamente bajo el grifo, con ayuda de un colador, para eliminar los líquidos de conservación.
  4. Después, añade a la cazuela con los garbanzos, el sofrito de espinacas. Mezcla y suma el azafrán, el comino, la pimienta negra recién molida y rectifica de sal si fuese necesario.
  5. Cocina a fuego medio durante 5 minutos más, mientras que, en una cazuela aparte, cuece los huevos durante este mismo tiempo.
  6. Monta el plato sirviendo una ración de potaje y un huevo cocido, con su yema semilíquida, cortado por la mitad.

¿Cuáles son las verduras y hortalizas de invierno?

Comer frutas y verduras es saludable todo el año. Lo mejor es utilizar siempre productos de temporada y proximidad, por lo que es bueno conocer las verduras y hortalizas que se cosechan de diciembre a marzo para usarlas en nuestras recetas de invierno.

  • Acelgas: las acelgas son unas verduras riquísimas en vitaminas (A, B (B1, B3, B5, B6, B9), C, E Y K) y en minerales como calcio, hierro, potasio o fósforo.
  • Cardo: su alto contenido en calcio, en fibra y en vitamina C la convierten en una verdura muy saludable y recomendada en dietas de adelgazamiento.
  • Nabo: rico en calcio, es muy sabroso y bajo en calorías.
  • Coliflor: su versatilidad en los fogones es extraordonaria, pero también lo es su alto aporte de vitamina K, de ácido fólico y de distintos minerales.
  • Espinacas: tanto crudas en ensaladas como cocinadas, son versátiles y saludables. Aportan mucha energía.
  • Col: destaca la enorme cantidad de vitamina C y de calcio que tiene.
  • Alcachofas: contienen un 90% de agua y admiten un montón de preparaciones.

Frutas de invierno: vitaminas para el cuerpo

Es importante consumir frutas en invierno para tener un aporte adecuado de vitaminas y otros nutrientes esenciales para estar fuertes y sanos como robles. Las que podrás encontrar frescas en tu mercado son:

  • Caquis: ricos en vitaminas y minerales, sobre todo manganeso. 
  • Aguacate: rico en potasio y ácido fólico.
  • Naranjas y mandarinas: las reinas de la vitamina C.
  • Kiwi: vitamina C y fibra.
  • Pomelo: son frutas de invierno parecidas a la naranja pero un poco más ácidas.

Si has disfrutado de estas recetas de invierno, y deseas conocer más trucos para el invierno sigue leyendo los temas especiales para esta temporada de nuestra sección de inspiración. Encontrarás todo lo necesario para convertirte en fan de esta estación.

Inspírate a preparar recetas de invierno con estos productos