té verde con plantas

El té verde es una de las bebidas más sanas y consumidas del planeta, y aconsejada en nutrición. Este té está compuesto por muchos antioxidantes y nutrientes beneficiosos para el cuerpo. Podemos tomar el té verde de múltiples formas, desde a través de infusiones como en postres. Te contamos todo lo que debes saber sobre el té verde, ¿te animas a probarlo? 

Origen del té verde 

Es uno de los tés más consumidos, pero, ¿cuál es su origen? Esta variedad de té tiene su origen en Oriente. Los principales países productores de té son China y la India, muy por delante de otros países como Sri Lanka, Kenia, Indonesia, Turquía o Japón.  

Propiedades del té verde 

El té verde es una de las mejores bebidas ya que no contiene azúcares, proteínas, grasas ni carbohidratos. Además, contiene multitud de propiedades. Te contamos algunas de ellas:  

  • Antioxidante: contiene sustancias hasta 20 veces más antioxidantes que la vitamina E y 100 veces más que la vitamina C, lo que ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer y mantener una correcta salud cardiovascular.  
  • Estimulante: el té verde contiene mucha más teína que el café por lo que debe consumirse con moderación. Por ejemplo, el té matcha (el té verde japonés en polvo) contiene mucha más teína (y también antioxidantes).

Beneficios del té verde  

El consumo de té verde está muy recomendado para la salud por su amplia cantidad de beneficios. Te contamos algunos de los más destacados:  

  • Mejora el rendimiento físico: el té verde tiene compuestos que ayudan a estimular el organismo, capaz de obtener un 4% más de energía. Se nota sobre todo con las actividades deportivas más intensas.  
  • Favorece la estimulación de grasas: sus componentes estimulan el organismo favoreciendo la quema de grasas y la pérdida de peso. Por eso, el consumo de té verde suele estar indicado en las dietas de adelgazamiento.  
  • Mejora el funcionamiento del cerebro: ayuda a estimular el cerebro y que siempre esté en estado de alerta. Esto es debido a las propiedades de la cafeína. Además, ayuda también a prevenir enfermedades neurológicas como Parkinson o Alzheimer.   
  • Reduce el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer: previene la aparición de cáncer de pecho, próstata y colorrectal.  
  • Previene enfermedades cardiovasculares: el té previene estas enfermedades ya que actúa positivamente sobre el colesterol, el LDL, y los triglicéridos.  

Cómo consumir té verde 

Podemos consumirlo de diferentes formas, ya sea a través de una infusión, en salado o incluso postre. Te enseñamos algunas de las formas más comunes:  

Infusión

  1. Vierte el té en agua y deja enfriar durante unos diez minutos hasta que baje la temperatura. 
  2. Intenta que el agua sea embotellada para que no afecte al sabor del té, o al menos que sea pobre en sodio y calcio.  
  3. Utiliza la cantidad de té verde que más te guste, aunque lo recomendado son entre una y dos cucharadas.  
  4. Cuando el té ya esté hecho pasa por un filtro. Añade panela o algún endulzante si necesitas suavizar el sabor.  

Recetas con té verde en polvo o matcha 

Galletas de té verde con chips de chocolate blanco 

Ingredientes

  • 100 g de mantequilla sin sal 
  • 50 g de azúcar granulada 
  • 100 g de azúcar moreno 
  • 1 pizca de sal 
  • 1 huevo 
  • 150 g de harina común 
  • 1 cucharada de polvo de té verde matcha 
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio 
  • 1/2 taza de chocolate blanco picado en trozos o chips de chocolate blanco 

Modo de preparación  

  1. Precalentamos el horno a 170ºC. Tamiza la harina, el té verde y el bicarbonato de sodio. 
  2. Ponemos la mantequilla en el microondas hasta que se derrita. Mezclamos con el azúcar y la mantequilla, y por último añadimos los huevos y la sal.  
  3. Combinamos todos los ingredientes con una espátula, y por último incorporamos el chocolate blanco.  
  4. Colocamos la masa de galletas en cucharadas redondeadas sobre el papel de horno. Y horneamos unos 6-8 minutos, dependiendo de la potencia de nuestro horno. ¡Y a disfrutar! 

Tiramisú de té matcha 

Ingredientes 

  • 250 gramos de queso mascarpone 
  • 200 gramos de nata 
  • 2 cucharadas soperas de licor de avellana 
  • 2 yemas 
  • 50 gramos de azúcar glas  
  • 30 bizcochos de soletilla 
  • 3 cucharadas de té matcha 
  • 250 ml de leche, para preparar el té 

Modo de preparación  

  1.  Para remojar los bizcochos de soletilla, antes debemos introducir un vaso en el microondas con leche y té matcha.  
  2. Mezclamos y agregamos una cucharada de azúcar y cuando esté frío podemos incorporar un poco de licor.  
  3. Para hacer la crema, vertemos la nata en un bol de cristal e introducimos en el congelador para que esté bien fría. En otro recipiente, ponemos queso mascarpone, azúcar, dos cucharadas de té matcha y las yemas de huevo.  
  4. Con la ayuda de una espátula mezclamos bien todo hasta que quede integrado.  
  5. Cogemos la nata del congelador y con unas varillas eléctricas comenzamos a montar. Añadimos también el mascarpone, y mezclamos con movimientos suaves y envolventes para que la nata no se baje.  
  6. Para montar el tiramisú, remojamos bien cada bizcocho en el té que hemos dejado previamente enfriar. Cuando tengamos la base del tiramisú hecha, cubrimos con la mezcla de queso, y volvemos a añadir otra capa y otra de queso para terminar.  
  7. Para concluir el tiramisú espolvoreamos té matcha y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 4 horas.  

¿Ya tienes todo preparado para tomar tu té preferido?