Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

caballos y mujer en sevillana

La Feria de Jerez o también conocida como Feria del Caballo, es una de las más conocidas de Andalucía después de la Feria de Sevilla. Esta feria se organiza sin embargo durante el mes de mayo, y también tiene otros aspectos muy diferentes. Te contamos todo sobre esta feria. ¡Apunta! 

¿Qué es la Feria de Jerez? 

La Feria de Jerez o Feria del Caballo surgió en la Edad Media. Se trataba de una feria con una estrecha relación con el ganado y los caballos. A principios de siglo esta feria comenzó a ser más un evento festivo con casetas abiertas, música y mucha gastronomía.  

La Feria del Caballo, declarada de Interés Turístico Internacional, se celebra en 2019, del 11 al 18 de mayo,  con el objetivo de reforzar la oferta turística de Jerez. Se trata de una de las ferias más importantes en el calendario de fiestas de Andalucía.  

¿Cómo se celebra?

El primer día de feria se realiza el encendido con más de 1.360.000 puntos de luz. El alumbrado es uno de los escenarios más espectaculares de la feria y que merece ser visitado.  

La feria está comprendida por diferentes calles donde se encuentran puestos de alimentación, y también juegos deportivos. Lo normal es que la feria esté comprendida entre el Real, y el Parque González Hontoria, donde se puede disfrutar de más de 188 casetas cada año.  

Las casetas: la alegría de la feria de Jerez 

Las casetas son uno de los emblemas más representativos de Andalucía,  y también de la Feria de Jerez. Las casetas de esta feria son un punto de encuentro para amigos y familiares a la hora de tomar un buen vino, degustar una amplia gastronomía y bailar sevillanas.  

En cuanto a la decoración de las casetas, estas suelen contar con una estructura de metal cubierta  por una lona de rayas y decorada con unos farolillos en el interior. El montaje de las casetas es incluso premiado a final de la feria, por lo que los elementos decorativos son muy importantes.  

Balcones decorados en la feria de Jerez 

Los balcones también son uno de los puntos de encuentro cuando visitamos la feria de Jerez. Y es que los balcones de la ciudad se llenan de elementos decorativos como flores de papel y guirnaldas con motivo de la celebración de la feria.