Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Vacaciones glamping con tarima al borde de un lago, hamaca, mesa y sillas de madera

El glamping está de moda. Se trata de acampar, sí, pero con mucho más glamour. Te contamos todo lo que debes saber sobre esta nueva forma de pasar tus vacaciones  en contacto con la naturaleza.

Oír el sonido de los pájaros por la mañana, el olor a roble del bosque o el sonido de las pisadas sobre tierra al caminar… Sin duda, la naturaleza es maravillosa y acampar en un paraje natural y disfrutar de su belleza en directo es una práctica muy habitual. Un plan diferente y con un coste menor que ir de hotel, que nos regala relax y una total desconexión. Pero es cierto que acampar no es algo que guste a todos los públicos… Por eso ha nacido una nueva tendencia mucho menos “rústica” y mucho más cool: el glamping.

¿Qué es el glamping?

¿Quién quiere dormir en una tienda de campaña pudiendo dormir en una cómoda cama? El glamping es la nueva forma de disfrutar de la naturaleza con todas las comodidades que dan los hoteles pero en espacios originales y algo silvestres que pueden ir desde una casa sobre un árbol, una tienda de campaña de lujo, una yurta, una caravana vintage, etc. ¡Ah! y en el gampling, además de un espacio confortable para dormir, nunca falta la ducha y el baño. Además, la mayoría de glampings son eco-friendly. Tanto los materiales utilizados para las “habitaciones” y los distintos espacios de que disponga, como la energía que produce, suelen ser respetuosos con el medio ambiente.

7 tipos de glamping que tienes que probar

  1. Casas en un árbol: es una de las opciones más habituales y espectaculares de gampling, ¡y el sueño que todos hemos tenido de niños! Tanto para adultos como niños es una alternativa de vacaciones diferente. Quedarte en una casa en un árbol permite estar en mayor contacto con la naturaleza, disfrutar del aire fresco y por supuesto, relajarnos. ¿Una idea? Cabañas en los árboles, una serie de cabañas con todas las comodidades en Zeanuri (Bizkaia). Tienen hasta calefacción, WIFI, ducha y sanitarios.
  2. Yurtas: las yurtas son viviendas originarias de Mongolia y tienen una estructura circular. La madera y la tela son los únicos revestimientos de este tipo de casas que ahora puedes disfrutar en lugares como Lanzarote Retreats, en Costa Teguise (Lanzarote), un glamping con yurtas eco-friendly con capacidad para dos adultos o dos adultos y niños. Camas king size, baño privado, cocina, terraza, barbacoa, tumbonas… Un paraíso mongol en tierras volcánicas.
  3. Tiendas de safari: seguro que habrás visto este tipo de tiendas de campaña en muchas películas. Son tiendas que tienen forma de pirámide y que se sostienen por una estructura de madera o metal (dependiendo de la tienda) y tela. Las tiendas de safari de glamping son mucho más estilosas y cuentan con suelos de madera, y zonas mucho más amplias para el descanso. ¿Dónde puedes encontrarlas? En El delfín verde, por ejemplo, un resort de la Costa Brava, en El Mas Pinell (Girona) con tiendas de hasta dos pisos, amplios porches frente a la piscina y todo lo que puedas necesitar: desde un cómodo salón hasta una cocina perfectamente equipada.
  4. Tipis: son las clásicas estructuras que añades a las habitaciones de los peques y que tan de moda se han puesto en los últimos años. Pues también puedes disfrutar de un tipi a través del glamping. Muchas de estas estructuras suelen estar encima de una plataforma de madera para añadir más confort. Descúbrelos por ejemplo en el Camping el Roble, en Valderrobres (Teruel): tipis con capacidad de hasta cuatro personas, frigorífico con congelador, terraza con mesas y sillas, e incluso WIFI.
  5. Domos: los domos geodésicos son estructuras muy originales. Se asemeja mucho a los glampings de burbuja, ya que también cuenta con una pequeña transparencia para poder disfrutar del exterior. Los domos tienen un diseño basado en la geometría muy curioso y moderno que destaca en plena naturaleza. Algunos para integrarse mejor en el ambiente en lugar de estar hechos de plásticos, son de madera. Visita El Avistador, en Sonseca (Toledo): un domo de madera de cuatro plazas y ultraequipado, rodeado de 30.000 metros cuadrados de bosque.
  6. Pods: los pods son alojamientos muy similares a los de una cabaña pero en semicírculo, tipo iglú. Suelen tener un aspecto bastante compacto. En este tipo de cabañas se apuesta por el uso de energías renovables. En el Camping Vall de Camprodón, en la provincia de Girona, los puedes alquilar con capacidad de una a tres personas, calefacción y todas las comodidades que necesitas para pasar una noche inolvidable.
  7. Burbujas: las burbujas son una de las formas de glamping que más vemos en España. Son redondas y su cúpula es totalmente transparente, lo que te permite dormir bajo las estrellas literalmente a la vez que te sientes protegido. El hotel Mil estrelles, en Borgonyà (Girona), dispone de burbujas con dormitorio, baño, comedor, jardín privado, etc.

¿Tienes tu propio camping?

Si no eres un viajero sino que tienes tu propio camping y te gustaría dar una experiencia única a tus clientes apostando por el glamping, no puedes dejar de conocer Yala Luxury Canvas Lodges, distribuidores de tiendas y lodges en España, disponen de tiendas y cabañas sencillamente maravillosas.

Tras visitar cualquiera de estos glampings no podrás decir nunca más que no eres amante del camping, porque hay una nueva forma de acampar más sofisticada, más cool y con todos los lujos. ¡Feliz acampada!