pareja viendo personas patinar en hielo

Las vacaciones de invierno son una ocasión perfecta para disfrutar tanto de planes caseros, como de escapadas para visitar lugares mágicos. Aquí tienes algunas sugerencias y trucos para el invierno, para que aproveches los días festivos con una mezcla de descanso y diversión. ¡Que el frío no te pare!

Planes caseros para las vacaciones de invierno

En invierno, los planes en casa se convierten en planazos. El clima invita a quedarse en casa, pero para nada esto es sinónimo de aburrimiento, ¡no! Baby, it’s cold outside, así que aprovecha para hacer:

  • Manualidades de invierno: el ‘combo’ tiempo libre + mal tiempo + niños puede producirnos escalofríos. Pero la suma de estos tres elementos es igual a ¡manualidades en casa! Pintar, coser, hacer slime, crear vuestras pulseras… Os divertiréis con el proceso, potenciarás la creatividad y los lazos familiares, el tiempo pasará volando y alucinarán con los resultados.
  • Recetas de invierno: esta estación del año es ideal para meterse en la cocina y probar nuevos platos, calientes, sanos y nutritivos. El frío hace que nuestro cuerpo demande más calorías, así que preparar comidas típicas invernales será un pasatiempo práctico y delicioso.
  • Cine en casa: todo un clásico del invierno, el ‘sofá, peli y manta’. Convierte tu salón en una sala de cine, apagando luces, preparando cuencos con palomitas, bebidas calentitas… ¡hasta puedes crear entradas para la sesión! Quizás lo más difícil sea ponerse de acuerdo con la película.
  • Spa en casa: organiza una sesión de belleza con mascarillas, manicura, pedicura, masaje, aceites y todo tipo de cuidados para disfrutar del tiempo libre mimándonos un poco.
  • Juegos de mesa: te proponemos una maratón de juegos de mesa, preparando una merienda bien montada y decorada para acompañar. Crearás recuerdos agradables e imborrables con bien poco. Monopoly, Risk, Trivial, Party… son juegos para todas las edades con los que el entretenimiento queda garantizado. Prepara un pastel casero y todos ¡a jugar!
  • Monta un club de lectura: tu butaca favorita, luz puntual, una mesita auxiliar donde dejar tu taza de té y un buen libro. ¿Ya te lo imaginas? ¡Qué placer! Pues ponle la guinda a este pastel organizando un club de lectura: ponte de acuerdo con un grupo de amigos para leer un mismo libro y pasado un tiempo prudencial, quedáis en casa con unas copitas y lo comentáis entre todos. Lo que más os ha gustado, lo que menos, las enseñanzas y conclusiones que habéis sacado de él… Todo un incentivo para la lectura.
  • El gym en casa: en invierno da más pereza ir al gimnasio, es un hecho. Pues si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Actualmente podemos disfrutar de todo tipo de disciplinas deportivas desde el salón de casa: yoga, Pilates, fitness… Y es que se han puesto de moda las aplicaciones con las que hacer deporte on line, con entrenadores y clases que puedes escoger tanto de nivel como por horarios. Todo son facilidades para que no haya excusas. ¡A mover el esqueleto! Entrarás en calor.
  • Karaoke casero: Ya sabes lo que dicen: quien canta, su mal espanta. Así que haz unas gárgaras con agua y tomillo para aclarar la voz, ponte un modelito bien cañero y ¡a cantar!

Escapadas geniales para las vacaciones de invierno

Los planes hogareños no son los únicos para las vacaciones de invierno. Si se te cae la casa encima, aprovecha para hacer alguna escapada original. Estas pueden ser algunas:

  • Patinaje sobre hielo: vamos, que si te puedes permitir ir a patinar al Rockefeller Center de Nueva York, fantástico. Será una experiencia difícil de olvidar. Aunque no hace falta cruzarse el charco para gozar de una tarde invernal patinando sobre hielo. En las grandes ciudades suelen instalar pistas de patinaje sobre hielo al aire libre, donde pasar un buen rato bien abrigados.
  • Ir en trineo: tirado por perros, normalmente huskies, o bien de los sencillos por los que te deslizas en pendientes en la nieve. Esta actividad es un plan de invierno ideal.
  • Un refugio de montaña: una cabañita de madera en el bosque, con chimenea. Estos lugares en plena naturaleza harán que vivas el invierno en todo su esplendor.
  • Visitar una ciudad europea con encanto: Lisboa, Atenas, Budapest, Praga, París, Berlín, Copenhague… Disfruta de unas vacaciones de invierno conociendo lugares nuevos, decorados para la ocasión y con maravillosos mercadillos navideños.
  • Ir a un parque temático: en esta época del año tienen especial magia, ya que están engalanados con motivos invernales y navideños; todo un sueño para los más pequeños (y no tan pequeños). A parte de los más conocidos, como Disney, sé original y escápate a otros parques menos famosos pero con mucho que ofrecer, como Europa-Park, en Alemania, o Efteling, en Holanda.
  • Dormir en un iglú viendo auroras boreales: en Finlandia, concretamente en la aldea de Kakslauttanen, encontrarás casitas con cristal térmico donde alojarte para ver las impresionantes auroras boreales que se dibujan en el cielo en ese punto del planeta. Practica el esquí, excursiones sobre la nieve, paseos en trineo de perros, o, por qué no y aunque ya se hayan pasado las navidades, visita a Santa Claus en su aldea en Rovaniemi.
  • Convierte el invierno en verano: hay personas que vivirían en un verano perpetuo. Para los amantes del sol y el calor, una escapada al hemisferio sur, donde disfrutan del verano mientras aquí nos pelamos de frío, es el mejor plan.

Estos planes para tus vacaciones de invierno, junto con nuestros trucos para el invierno, serán las claves para que vivas esta época de año con intensidad. ¿Te apuntas?

Transforma tu hogar en un refugio acogedor