Hoy conocemos uno de los proyectos de la interiorista Silvia Espino, que nos muestra el resultado de uno de los proyectos que ha llevado a cabo en su estudio Espino+Hanna Arquitectos. Bajo una clara filosofía a la hora de decorar: ¡Vida moderna junto al mar! La interiorista nos muestra el resultado de una casa reformada para un cliente: una casa con estilo, con algún que otro giro y una impresionante vista al mar. ¡Dale al play y no te pierdas esta homestory!

Como para su cliente era muy importante desde el principio que hubiera una vista del mar desde la zona de entrada, Silvia hizo eliminar sin más todos los muros molestos. para poder seguir separando la moderna sala de estar de la zona de descanso, finalmente decidió insertar una gran pared de madera. esto no sólo sirve como una partición, sino que también ofrece espacio de almacenamiento adicional. 

Tonos grises y puntos de calidez

La zona de entrada conduce directamente a la cocina abierta y al salón de esta moderna vivienda. Ambas estancias se mantienen en tonos grises fríos. La cocina de color antracita sólo está separada de la zona de estar adyacente por una isla de cocina. Los acentos de color los ponen los cojines de diferentes estructuras y colores del sofá esquinero gris, que da al mar. Para aportar calidez al espacio vital a pesar de los numerosos colores fríos, se ha jugado con diferentes fuentes de luz y la madera del tabique también se encuentra siempre presente en los muebles.

Una puerta corredera, que está oculta en el tabique conduce al dormitorio. Aquí también dominan los tonos grises, que dan a la habitación una profundidad adicional gracias a muchas fuentes de luz indirecta. Sólo una pared de cristal separa la zona de descanso del baño, probablemente el resumen de la vida moderna. Gracias al generoso revestimiento de madera, el cuarto de baño irradia inmediatamente una cierta calidez, que sólo se ve reforzada por las paredes de piedra cálidamente iluminadas.

Vistas al mar

En la última habitación de la casa junto al mar se encuentra el gran vestidor de los clientes de Silvia. También en este caso se utilizaba predominantemente la madera para los armarios y las cómodas. lo más destacado de esta habitación: el colgante de la pared, que deja mucho espacio para las corbatas y los accesorios y es un absoluto reclamo.

Al final de la visita de esta impresionante casa, Silvia nos muestra la amplia terraza. Para no perturbar la vista del mar, la barandilla se sustituyó por cristales, que inmediatamente dan la sensación de una vista infinita.

Escoge los accesorios perfectos para decorar una casa junto al mar