Elegir el color adecuado para las paredes no es tarea fácil. ¡Hay tantos tonos entre los que escoger y todos tan bonitos…! Empezar eligiendo la gama de colores adecuada para cada estancia es una buena forma de centrarse y dejarnos un rango de colores entre los que nos sea más fácil acabar eligiendo uno concreto. Pero ¿cómo saber qué gama de colores para pintar paredes será la más adecuada? Aquí te damos los trucos para acertar en tu elección y pintar tus paredes no solo con un color precioso sino con el color capaz de sacarle el mayor partido a cada estancia. ¡Vamos a ello!  

Cuestiones básicas

Para acertar a la hora de elegir el color de pintura ideal para las distintas habitaciones de tu casa, debes hacerte ciertas preguntas: ¿qué dimensiones tiene la estancia? ¿tiene luz natural? ¿recibe sol o es sombría? ¿qué uso le darás a esa estancia? Y por supuesto, ¿qué estilo quieres que respire? Una vez tengas las respuestas, podrás elegir la gama de colores para pintar las paredes de esa habitación en concreto sin miedo a equivocarte.  

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

¿Es una habitación grande o pequeña?

El espacio del que disponga la habitación será clave a la hora de elegir la gama de colores perfecta para pintar sus paredes. Así, una estancia amplia te dará un rango más amplio de posibilidades ya que podrás escoger desde una gama de color más suave hasta otra más oscura. Si te gustan los colores intensos, podrás elegirlos sin miedo a que el espacio se vea pequeño. Es más, quizás te interese para hacer que un ambiente demasiado grande y diáfano se vea más acogedor.

Truco Westwing: no pintes todas las paredes de esa habitación de un color demasiado oscuro. Resérvalo solo para una de ellas. Así, crearás un punto de interés y el resto de la estancia respirará más gracias a un color más claro.

¿Tiene luz o le falta?

No es lo mismo pintar un salón con grandes ventanales que reciban mucho sol a un salón que dé a norte y siempre tenga una luz apagada. Como tampoco es lo mismo pintar una habitación que reciba luz natural o una que siempre necesite luz artificial. La gama de colores para pintar paredes en una habitación muy luminosa puede ir desde los más claros hasta los más oscuros. En cambio, para habitaciones que no reciban luz, la gama más clara será la única aconsejable. Concretemos a nivel de tonalidades:

  • Si tienes una habitación que recibe mucho sol, puedes apostar por gamas de colores fríos para pintar las paredes: azules, verdes azulados, rosados o grises.
  • Si la habitación da a norte, ve a buscar gamas de colores más cálidas como beiges, amarillos, verdes cálidos…
  • Si no recibe ningún tipo de luz, el blanco será tu mayor aliado.

El acabado de la pintura también puede ayudarnos a hacer que la habitación gane luminosidad o bien a mitigar el exceso de luz. Así, si eliges acabados brillantes, la luz que incida en las paredes, se reflejará multiplicándose. En cambio, si escoges acabados mate, el exceso de luz se verá compensado.

Las lámparas más bonitas para iluminar tu casa

¿Qué sensaciones buscas?

Los colores transmiten sensaciones y tienen incluso la capacidad de influir en nuestro estado de ánimo. De ahí que cada estancia, dependiendo del uso que le des, requerirá un color u otro. Por ejemplo, la gama de colores azules y verdes son ideales para pintar las paredes del dormitorio o del estudio porque transmiten calma y nos ayudan a relajarnos y, en el caso del estudio, a concentrarnos. En cambio la gama de colores cálidos, tipo rojos, amarillos y naranjas, son una inyección de energía y se recomiendan para estancias como el salón, el comedor o la cocina, donde estamos más activos.

Entre los colores de moda para paredes del 2022 más relajantes, destacan los neutros, desde el blanco marfil al gris, pasando por el arena o el topo. Pero también se incluyen colores como el coral suave, al que se pueden sumar tonos como el amarillo empolvado o el rosa palo, e incluso un verde suave grisáceo, que es uno de colores estrella del año. El otro, el Veri Pery, un violeta azulado, se incluiría dentro de las gamas que transmiten más energía. Y es que los azules vibrantes de los años 70 y 80 han vuelto con fuerza, igual que los rosas potentes como el Rosa Pacífico, que nos envuelve con su intensidad y calidez, y que los neones, una gama de colores que también nos traslada 40 años atrás para traernos diversión, atrevimiento, vitalidad y mucha, mucha energía positiva.

La gama de colores ideal para pintar paredes según tu estilo

Por supuesto, a parte del espacio, la luz y el uso, tu estilo también marcará la elección de la gama de colores para pintar paredes. Así, si lo tuyo es el estilo clásico, las gamas de colores cálidos como los tostados o la gama de neutros como los blancos rotos o los grises, serán tu mejor elección. También si tu estilo es nórdico o contemporáneo, los blancos y los grises funcionarán y, cómo no, la gama de otros colores fríos como son los azules. Para estilos más rústicos y más naturales, las gamas de colores verdes y arenas funciona perfectamente. Y para un toque industrial, los grises son imprescindibles. Las gamas de colores pastel para pintar paredes, tipo rosas, amarillos o azules frescos, encajan en looks pop, desenfadados y alegres.

Ahora que hemos hecho un repaso de las gamas de colores para pintar paredes más adecuadas según la ocasión, ¿has encontrado la que encaja mejor en cada habitación de tu casa? Pues antes de pintar toooodas las paredes, ¡testea! ¿Cómo? Haz unas pinceladas en cada pared de la habitación y míralas a las distintas horas del día, con luz natural y sin ella. Si te gustan, sea la hora que sea y tengas la luz que tengas, habrás dado con el color perfecto para esa estancia. Fácil, ¿verdad? ¡Pues lánzate a llenar tu vida de color!