Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Sofá gris y mesa auxiliar con velas

Alejarse de la ciudad y disfrutar de estar en casa: así es la tendencia Cocooning. Este término fue acuñado en 1980 por Faith Popcorn para designar la importancia de disfrutar de la casa durante más tiempo. Inmersos en una sociedad llena de estrés, la casa se convierte en un oasis de relax que debemos cuidar y valorar. Nuestras cuatro paredes se convierten en el mejor refugio alejado de la vida estresante y cotidiana. El cocooning es una tendencia que está en auge y que es muy similar al hygge. Ambas comparten el mismo objetivo: disfrutar mucho más tiempo de los momentos en casa. Ahora, esta corriente ha derivado a un estilo de decoración, conocido como el “nesting”, donde se buscan muebles y objetos de decoración que favorezcan el descanso.

Esta palabra deriva del inglés “nest” (nido), y se ha convertido hoy en día en un proceso de decoración y de crecimiento personal a través de esos pequeños momentos en casa. Te enseñamos todo lo que debes saber sobre esta tendencia tan en auge en los últimos años.  

Razones por las que amarás el “cocooning” 

El Cocooning es una tendencia que nos ayuda a valorar los momentos en casa y de desconexión. Se basa en añadir piezas que nos ayuden a aumentar el confort y el bienestar en casa, como si fuera un oasis, pero esto no implica que tengamos que disfrutarlos solos. Al contrario, haz que tu casa sea un lugar especial para ti y también para tus amigos. Reúnelos en casa y prepararles un café o chocolate caliente. Añade también algunas velas, y disfruta del momento de relax junto con un rico pastel. ¡Y todo ello sin salir de casa!  

3 razones para usar el “nesting” en casa 

  1. Disfruta de tu momento en casa 

    ¡Quédate en casa hoy! Relájate y disfruta de tus cuatro paredes. Ponte cómodo e invita a familiares y amigos. Añade algunas mantas acogedoras y cojines suaves de terciopelo para que todos tus invitados estén más cómodos.  

  2. Tiempo para ti

    Date un homenaje en casa con un baño relajante. La vida tan estresada que llevamos muchas veces no nos permite parar y dedicarnos tiempo. Desconecta en casa y prepara en tu baño un spa de lo más íntimo y solo para ti. 

  3. Decora con comodidad 

    Mantas de lana, cojines de terciopelo, y un sinfín de piezas que harán que tu casa sea un lugar de lo más acogedor. Apuesta por el estilo Cozy Living, y disfrutarás del placer de estar en casa de forma cómoda y relajada. 

Disfruta de tiempo para ti en casa. Decórala con piezas que te relaje a ti y a tus invitados, y dale importancia al placer de ¡sentirse a gusto en casa! 

Colores y materiales típicos del estilo Cocooning 

Cuando pasamos tiempo en casa buscamos sentirnos a gusto plenamente. Para conseguirlo es importante buscar en los muebles y accesorios que vayamos añadiendo confort y funcionalidad. Sigue estos pequeños consejos para poder tener una casa más Cocooning.  

Para empezar, utiliza mucho los textiles. Los cojines y mantas te ayudarán a tener una casa mucho más cómoda y cálida. Especialmente los tejidos de punto debido a su material ayudan a aumentar esa sensación de bienestar. Sobre todo en los meses más fríos son el mejor comodín para dar más calidez a cualquier espacio de la casa.  

Además de los textiles, otros elementos como las velas te ayudarán a aumentar ese espacio de bienestar en casa. También el color incide mucho a la hora de sentirnos cómodos o no en casa. Intenta mantener un equilibrio combinando colores más alegres con tonos más suaves. Por ejemplo, mezcla colores más intensos como el azul marino o verde con otros como gris o blanco. Conseguirás un interior mucho más confortable.  

7 imprescindibles para el Cocooning de verano 

En lugar de fiestas con barbacoa, lago y piscina al aire libre, es mejor disfrutar de los días cálidos cómodamente en casa, así es el ‘Summer Cocooning’. Ponte cómodo en el balcón o la terraza y disfruta relajado del ambiente veraniego. Estos son los 7 imprescindibles que harán que tu ‘Cocooning’ de verano sea perfecto: 

  • Tejidos y materiales: los tejidos ligeros como el lino, la seda y el algodón son perfectos para el verano. Para las noches más frescas opta mejor por un plaid de una tela escocesa. En cuanto a materiales, la madera natural, el ratán y el mimbre proporcionan una sensación fresca y ligera perfecta para este estilo.  
  • Colores: los colores más veraniegos que no pueden faltarte son el azul, el amarillo y los tonos miel. Tampoco te puedes olvidar de añadir pequeños toques en verde o turquesa, ya que ayudan a crear un ambiente mucho más fresco y en tendencia. Ya sea como pintura de pared, papel pintado o cojines de asiento, cuadros y macetas. 
  • Naturaleza en casa: ¿amas la naturaleza pero prefieres quedarte en casa? La solución: crear un ambiente natural con pequeños detalles como flores en una maceta en el balcón o bonitos jarrones en el interior.  
  • Ganas de vacaciones: trae la Provenza a casa con tonos en lavanda, albahaca y menta a zonas como la terraza o el interior.  
  • Fogata romántica: crea una atmósfera nocturna de verano con antorchas, frente a la fogata y una buena copa de vino tinto. Si no tienes jardín puedes crear el mismo ambiente en casa con un par de faroles y velas.  
  • Hamaca: relájate y disfruta del tiempo al aire libre con una hamaca. Y si llueve: también hay hamacas que están disponibles para uso en interiores. 
  • Fragancias: los aromas pueden cambiar una casa totalmente. Elige aromas suaves y que huelan a limpio. La lavanda es un olor perfecto ya que relaja mucho. Dentro de casa puedes optar por un ramo de flores frescas.  
  • Música: la música relajante y los sonidos del yoga te harán soñar con las olas y la arena suave. Perfecto para leer, comer helado y disfrutar del sol.