Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Hygge tendencia Lagom salon

La tendencia lagomes conocida por ser la receta de la felicidad sueca. Si la conocida filosofía danesa hygge se centra en disfrutar de las pequeñas cosas de la vida para ser feliz, el lagom, fiel reflejo de la cultura sueca, se focaliza en alcanzar la felicidad con lo esencial, con equilibrio, sostenibilidad, sin excesos y pensando tanto en la individualidad como en el grupo.

Se trata de un estilo de vida que nos invita a alcanzar la felicidad sin aspirar a tenerlo todo. ¿Te cuadra este esquema de vida? Descubre como aplicarlo en tu vida y en tu hogar. 

¿Qué significa Lagom

La palabra “lagom” es de origen sueco, y significa algo así como ‘casi perfecto’, ‘suficiente’, ‘ni tanto, ni tan poco’ o ‘adecuado’. Este término sueco, cada vez más en boga, describe un estilo de vida óptimo para sobrevivir en estos tiempos de despilfarro. Aboga por renunciar a los excesos y vivir con lo esencial, manteniendo el equilibrio entre lo que das y lo que recibes, entre la individualidad y el grupo.

De hecho, hay fuentes que asocian esta palabra al tiempo de los vikingos, cuando todo el mundo debía comer de la misma olla, cogiendo solo lo que le correspondía a cada uno para que alcanzase para todos.

¿Cómo se aplica la tendencia lagom en decoración?

La tendencia lagom en decoración se traduce con la expresión “menos es más”. Se trata de integrar objetos en casa de manera selectiva, siendo conscientes de lo esencial, de lo que realmente necesitamos y evitando aquello de lo que podemos prescindir.  

Así, si deseas amueblar tu casa con la tendencia lagom, las habitaciones no deben estar muy recargadas y los muebles y accesorios deberán ser fieles a ese carácter sencillo.

El estilo minimalista es, por tanto, el que mejor se adapta a esta filosofía, así como los espacios sencillos con un aire natural.

Sofá azul grisáceo y mesas auxiliares metálicas

Cómo adoptar la tendencia lagom en casa

Para conseguir sentirse a gusto y ser feliz en casa siguiendo la tendencia lagom, estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta:   

  1. Utiliza colores neutros, armoniosos, como el blanco, el gris y otros tonos suaves en todas las habitaciones, tanto en paredes, como en mobiliario. Por supuesto, esto no quiere decir que no puedas añadir pequeños toques de color en algunos accesorios decorativos; solo intenta no recargar el ambiente con objetos u obras de arte muy extravagantes.

  2. Apuesta por materiales naturales y sostenibles: el bambú, la madera, el yute, el sisal… para todo tipo de muebles, accesorios y utensilios. No dejes nada al azar y empieza a eliminar de tu vida y de tu hogar materiales contaminantes como el plástico. Hoy en día hay alternativas sostenibles para todo: desde cepillos de dientes fabricados en bambú hasta bolsas de algodón orgánico para comprar la fruta y la verdura o guardar el almuerzo.

  3. Elige muebles de formas claras y líneas simples, que combinen funcionalidad y comodidad.

  4. Evita recargar el ambiente: pocos muebles y accesorios, pero bien elegidos, que cubran tus necesidades esenciales.

  5. Crea espacios que inviten a socializar y a compartir. En una casa lagom no pueden faltar los rincones que inviten a la convivialidad de sus habitantes, ni los espacios donde recibir y hospedar a invitados.

  6. Ten un espacio habilitado y adecuado para reciclar toda clase de materiales.

  7. Utiliza solo bombillas de bajo consumo.

  8. Elige los electrodomésticos más eficientes del mercado, los que tienen el símbolo A+++.

  9. No te conformes con incluir elementos y electrodomésticos eficientes en tu hogar, sino que adopta hábitos de vida ecológicos: aprovecha para llenar el cubo de la fregona o la regadera mientras esperas que salga el agua caliente de la ducha, cierra el grifo mientras te enjabonas, aprovecha las horas de luz natural al máximo, apaga la luz al salir de la habitación…

  10. No compres productos de limpieza tóxicos para la salud y el medioambiente y sustitúyelos por otros naturales como el bicarbonato de sodio o el vinagre blanco, que es un gran desinfectante natural.

  11. Por cada objeto que entre en casa, piensa en deshacerte de otro, pero intenta que este pueda tener una segunda vida, vendiéndolo, o, mejor aún, donándolo.

¡Adopta la tendencia lagom! Porque no hay nada más satisfactorio que sentirse y vivir en equilibrio contigo mismo y con tu entorno.