Modern sanctuary

Si piensas en un santuario, ¿qué te viene a la mente? Espacio, armonía, silencio, paz… ¿verdad? La tendencia Modern Sanctuary trata de transportar todas estas sensaciones a tu casa a través de una decoración que nos hace, no solo sentirnos en calma y relajados, sino también en el mejor lugar del mundo. Porque para el estilo Modern Sanctuary, nuestra casa es nuestro refugio, nuestro santuario, y todo lo que en ella encontremos, desde los colores hasta los detalles, debe llevarnos a sentirnos protegidos y colmarnos de felicidad. Una idea inspiradora que se ha convertido en una de las tendencias en decoración para la primavera de 2021 ¿Te apetece implementarla en casa? Te contamos las claves básicas para que consigas hacer de tu hogar, tu refugio ideal. Shhhh silencio… empieza nuestra transformación.

Los 4 pasos para encontrar la serenidad

Para encontrar la calma, los ojos necesitan calma y esta no se encuentra en espacios abarrotados de muebles y objetos. El minimalismo ayuda en este sentido. Así que, si quieres apostar por el estilo Modern Sanctuary y conseguir que en tu casa se respire la máxima tranquilidad, empieza por liberarla de todo aquello que sea superfluo. Vayamos por pasos:

  1. Reduce

    Uno no puede sentirse en calma en un espacio abarrotado de muebles y objetos. Así que, en cada estancia, hazte la pregunta: ¿qué uso realmente? ¿qué piezas de mobiliario y qué objetos necesito en mi día a día de verdad? Todo aquello que no aparezca en la lista, no debería estar en una estancia en la que buscas serenidad. Deshazte de ello o regálalo. Por una parte, ganarás practicidad, porque no quedará en casa nada que no uses; por otro, sensación de espacio, algo que conlleva un sentimiento de libertad, y, por último, ganarás tiempo para ti, para relajarte: porque tendrás mucho menos que limpiar y ordenar.

  2. Limpia

    Un espacio sucio no nos hace sentirnos relajados. Al contrario. Provoca incomodidad. Así que, aunque parezca una obviedad, sigue con una limpieza profunda de todo aquello que has dejado en el espacio.

  3. Recoloca

    ¿Están bien las piezas donde están? ¿Te permiten moverte bien? ¿Alguna te incomoda, te barra el paso, hace que el sol no entre sin obstáculos en tu casa…? La tendencia Modern Sanctuary nos invita a hacernos estas preguntas con la idea de conseguir una distribución de la casa que nos ayude a movernos mejor, con más libertad y haciéndonos sentir en un espacio más agradable. Así que, cuestiónate si la casa, tal y como está ahora, ya te ofrece la comodidad que necesitas o hay algo que puedas mejorar. Si es así, hazlo.

  4. Ordena

    Habiendo reducido piezas y objetos, habiendo limpiado y habiéndolo recolocado todo en su justo lugar, nos queda ordenar. El orden regala serenidad. No dejes nada a la vista que no deba estar. Para ello tienes armarios, cajones… y puedes ayudarte de cajas, cestos o separadores.

Materiales naturales y formas orgánicas

La tendencia Modern Sanctuary encuentra la belleza en los materiales, en las formas. Y para ella, todo lo que respire Naturaleza tiene un hueco en su vademecum decorativo.

  • Los muebles de madera, cuanto más naturales, mejor, y cuanto más claros mejor. En el estilo Modern Sanctuary, la tendencia raw, es decir, las maderas en bruto que parecen llegadas directamente del bosque, son muy bienvenidas.
  • Las fibras vegetales: el yute, el cáñamo, el sisal, el mimbre, el esparto, la cuerda… Cualquier elemento como sillas, lámparas, alfombras o cestos realizados con estos materiales es 100% Modern Sanctuary.
  • Las formas sinuosas, con curvas, irregulares, también son básicas en este estilo tan relajante. ¿Por qué? Porque en la Naturaleza, como bien decía el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, no hay líneas rectas. «La curva es libre y sensual», decía. Y esta filosofía también la recoge la tendencia Modern Sanctuary. Sillas de respaldo curvo, mesas y auxiliares redondos, pantallas de lámparas ovaladas o redondas, etc. Todas, son piezas ideales para espacios de estilo Modern Sanctuary.
  • Textiles que abriguen: alfombras de pelo largo, cojines de distintos materiales que se ayuden entre sí para crear un conjunto rico en texturas, mezclando desde punto hasta algodón y lino, pero sin grandes estampados. Todo en colores lisos o con motivos sutiles.

Una paleta de colores suaves

¿Y cuáles son los colores que más relajan para la tendencia Modern Sanctuary? Una paleta luminosa, a la vez que cálida y suave. Hablamos del beige, el crema, blancos rotos y grises sutiles. Aplica estos tonos tanto en paredes como en mobiliario principal, auxiliares, textiles y detalles. Y busca acabados mates. El Modern Sanctuary huye de los brillos. El brillo lo debe conseguir la luz del sol y los colores solo deben transmitirnos serenidad, abrigo y calma.

Modern Sanctuary, un placer para los sentidos

Pero tu Modern Sanctuary no tiene por qué ser un lugar aséptico, con el mínimo mobiliario y vacío de objetos. Lo importante aquí es que todo lo que veas te aporte tranquilidad y te haga sentir feliz. Así que escoge bien. ¿Ideas? Decora con artesanía, también tendencia esta primavera, que te conecta con la tradición, con las cosas hechas a mano poco a poco y con amor. Elige piezas que tengan un significado para ti, que al mirarlas te transmitan buenas vibraciones o te recuerden un tiempo concreto en el que fuiste especialmente feliz.

Añade al espacio plantas que te conecten con la madre Tierra, con la Naturaleza más salvaje. Monsteras, sansevieras, drácenas… pocas, pero grandes, darán el toque de frescura natural que necesitas.

Ventila bien, abre tu casa al sol apartando cortinas y dejando que la calidez de sus rayos y la luz abriguen los espacios, y aromatiza los ambientes con fragancias tan relajantes como la salvia o la lavanda. 

Ahora mira tu casa. Seguro que puedes hacer mucho por ella todavía y transformarla en un lugar mejor para ti, en ese refugio en el que sentirte en el mejor lugar del mundo. Sigue, pues, la tendencia Modern Sanctuary. Tu casa dará un gran cambio. Y tu vida también.