Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cojín de baby alpaca en gris y manta azul

La seda y el cachemir son dos de los materiales más suaves y gustosos que podemos ver en decoración. A estos materiales se ha sumado en los últimos años la lana de bebé alpaca, más conocida como baby alpaca. La lana de baby alpaca a diferencia de lana de alpaca se diferencia, en que es la que se obtiene por primera vez al esquilar a un animal adulto, de ahí la suavidad. Se trata de una lana mucho más virgen, suave y pura que la de la lana de alpaca. Es por esta textura tan aterciopelada que la lana de baby alpaca está ganando con los años tantos adeptos, además de ser un producto de alta calidad. Te enseñamos cómo combinarlos y todo lo que debes saber sobre la lana de moda.  

¿Qué es la alpaca? 

La lana de baby alpaca, junto con el cachemir y el mohair, es una de las fibras naturales más finas del mundo y está hecha de la piel de alpaca de los Andes. Los animales son esquilados tan solo una vez al año. Aproximadamente la mitad de la lana es apta para la creación de textiles para la casa como mantas, plaids o incluso bufandas.  

Además, la lana de baby alpaca tiene unas propiedades únicas ya que regula el calor y es hipoalergénico. Esto es perfecto sobre todo para la ropa de cama, para que puedas disfrutar de un buen descanso toda la noche.  

Baby alpaca vs. lana de alpaca: ¿cuál es la diferencia? 

La lana de baby alpaca no es igual que la lana de alpaca. Te damos algunas claves que te ayudarán a diferenciarlas:  

  1. Lana de baby alpaca  

    La lana de baby alpaca con un grosor máximo de 23 microfibras es muy suave y delicada perfecta para la piel. La lana de baby alpaca es una de las lanas más suaves. Al igual que la lana de alpaca clásica, las fibras son huecas por dentro y por lo tanto tienen propiedades térmicas únicas. Esto hace que los textiles de alpaca sean ideales tanto para el verano como para el invierno. 

  2. Lana de alpaca 

    La lana de alpaca clásica tiene un grosor de fibra de aproximadamente 30 microfibras. El brillo natural del material hace de la lana de alpaca una materia prima única y perfecta para el invierno. ¿Sabías que una manta de alpaca es cinco veces más cálida que un modelo hecho de lana de oveja? Como ya hemos comentado al estar hecha de fibras huecas almacena mucho más rápido el calor corporal.  

Cómo decorar con lana de baby alpaca

Si eres un amante de la decoración no te puede faltar en casa una manta de lana de alpaca. Suave, delicada y cálida. Añade en el salón una bonita manta de lana de baby alpaca. En WestwingNow tenemos diferentes modelos con estampados tanto de verano como de invierno para que puedas llevar esta tendencia a tu interior.  Además, la lana de alpaca se puede limpiar fácilmente con agua tibia y jabón por lo que no tendrás problemas para mantener tus piezas siempre en perfecto estado. ¿Aún no te hemos convencido? Apuesta por una pieza de lana de baby alpaca y comprueba su tacto suave y delicado. ¡Ya no querrás vivir sin ellas! 

Las piezas más suaves de la temporada 

¿Pensando en renovar los textiles de la casa? Lo mejor es apostar por piezas de calidad como la lana de baby alpaca. Piezas suaves, delicadas y muy cálidas. Llena tu casa de esta lana de tendencia y sobre todo, de lo más calentita. Déjate cautivar por la tendencia de la lana de alpaca y disfruta de productos de calidad, suaves y agradables. Convierte tu casa en un elegante oasis de relajación lleno de calidez con piezas de baby alpaca.