cocina blanca con isla

Una buena encimera es clave si queremos disfrutarla durante mucho tiempo. Hay multitid de materiales para encimeras, pero una encimera de Silestone es una inversión segura. Y es que, la elección de una adecuada encimera puede cambiar por completo el aspecto de nuestra cocina. Como ya sabrás, las hay de granito, de mármol, de acero inoxidable y un largo etcétera, que dependiendo de su uso, gustos y presupuesto pueden ser más o menos apropiadas para ti. Sin embargo, las encimeras de Silestone, un material de moda, se han convertido en todo un referente para muchos de nosotros.  

¿Qué es el Silestone?

Se trata de un material compacto compuesto por aproximadamente un 94% de cuarzo natural, lo que hace que estemos ante un material muy resistente y de gran dureza. Es perfecto para incorporarlo a nuestra cocina en forma de encimera pues el resto de sus componentes son resinas sintéticas y pigmentos que facilitan su agarre y consiguen el color deseado.

Ventajas de una encimera de Silestone

  1. Ofrece una superficie cero porosa y resistente a las manchas.
  2. Evita el desarrollo de bacterias debido a su textura.
  3. Al contrario de otras encimeras en las que encontramos ciertas limitaciones a la hora de elegir colores y texturas, las encimeras de silestone presentan una amplia gama de colores y diseños que van desde los lisos, a veteados, con grano fino o grueso, etc.

En fin, una buena alternativa para tener en cuenta a la hora de elegir el material de tu encimera que más se adapte a tus gustos y estilo. Aunque, te avisamos que es sensible a temperaturas muy elevadas pudiendo perder su color original con mayor facilidad que otros materiales. Dicho queda. ¡Elige tu encimera de Silestone y crea tu cocina ideal!

Colores de Silestone

El Silestone destaca por ofrecer una amplia variedad de colores, pudiendo realizar combinaciones de texturas pulidas con alto brillo hasta más mates, o incluso de tacto rugoso. Aunque se le puede aplicar varios acabados y colores, debemos tener presente que lo más importante de esta zona es que transmita cierta frescura y dinamismo, huyendo así de la excesiva acumulación de elementos que sobrecarguen la cocina más de lo normal.

Si tienes una cocina moderna, puedes apostar por colores más arriesgados para la encimera. Desde un rojo vivo, hasta colores más oscuros como el negro o un bonito gris marengo. Además, entre los colores de Silestone encontramos una amplia variedad de tonos claros como que van desde un precioso blanco Silestone, beigey todos los colores pastel que puedas imaginar. ¡La elección es tuya!

Recuerda que los tonos más claros ofrecerán una sensación de mayor limpieza, mientras que los colores más vivos crearán un aspecto más personal y rompedor. Lo bueno de este material es que puedes jugar y conseguir combinaciones espectaculares en tu cocina con distintos tipos de materiales.

Consejo: sea cual sea el color que decidas utilizar, asegúrate de que esté en armonía con el resto de la cocina. Elige colores y texturas de la encimera de Silestone de acuerdo a tu estilo, ya que no es lo mismo el estilo de una cocina vintage, rústica o industrial.

Cómo limpiar tu encimera de Silestone

Resistente, elegante y difícil de rayar podrían resumir a la perfección las características principales de las encimeras de Silestone. Pero, como todo en esta vida, debemos cuidar y llevar a cabo una rutina y limpieza diaria de la cocina para obtener el mejor y mayor rendimiento posible de nuestra encimera de Silestone.

Si no sabes cómo limpiar el Silestone, toma nota de los siguientes productos y trucos que te ofrecemos para limpiar correctamente la encimera de tu cocina. Y es que, no es lo mismo limpiar una encimera de granito, de mármol que una de Silestone. Cada una tiene sus productos adecuados y su ‘ritual’ de limpieza.

  • Para limpiar el Silestone tan solo necesitaremos elementos tan básicos como agua y jabón. Por tanto, deja a un lado productos más fuertes como lejías u otros productos químicos y vuelve a lo básico. Ya que las encimeras de Silestone son antibacterianas, se disminuye la aparición de indeseados microbios y bacterias, sin necesidad de nada más que agua y jabón.
  • Pero, como te hemos adelantado al principio de este artículo, uno de los pocos inconvenientes que presenta el Silestone es su sensibilidad frente a temperaturas muy elevadas. Por ello, te recomendamos utilizar siempre un salvamantel y posavasos para apoyar objetos calientes. De esta forma, evitaremos su deterioro y disfrutaremos de nuestra encimera durante más tiempo.

Existe un amplio abanico de ideas y posibilidades en cuanto a la elección de materiales para las encimeras de la cocina. Y aunque es normal que nos preguntemos cuál es la mejor, la respuesta varía en función del uso diario que suelas darle, tus gustos personales, el estilo de tu cocina y el presupuesto que quieras destinarle. Por ello, las encimeras de Silestone pueden convertirse en la mejor opción para ti, siendo el aliado perfecto en tu cocina.

Añade accesorios ideales para tu encimera