Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Papel pintado negro con floresrojas y de tonos rosados

El papel pintado llegó para quedarse. Parecía un elemento decorativo que no volvería porque lo asociábamos a épocas pasadas, a aquellos cargados años 60 y 70, pero se ha reinventado y ahora es un must que toda casa moderna debe plantearse. Y no solo para decorar paredes porque con papel pintado también podemos revestir frentes de armarios para hacerlos mucho más decorativos y hasta fondos de vitrinas para renovarlas, darles carácter y que destaque todavía más lo que guardamos en ellas.   

Los papeles pintados de motivos XL más trendy 

Estampados geométricos, de entramado textil, con pequeños motivos… hay papeles pintados de mil dibujos y colores, pero hoy queremos hablarte del papel pintado con grandes motivos, una apuesta solo apta para decoadictos a los que les guste arriesgar y busquen espacios muy personales y con mucha fuerza visual. ¿Algunas ideas para ellos? ¡Vamos allá! 

  • Los motivos que combinan animales y vegetales con mucha mezcla de color son perfectos para espacios sofisticados y atrevidos. Las flores y colibríes, o las carpas, por ejemplo, apotan cierta estética japonesa. 
  • Los motivos vegetales como grandes hojas de helecho o de plantas tropicales o incluso de bambú aportan frescura y un exotismo selvático muy de moda. Son perfectos para colocar desde en un salón hasta en una galería como fondo de un rincón decorado con un sofá a modo de chill out y butacas y alfombras de fibra natural. 
  • Los papeles pintados con grandes motivos como flores son ideales para salones o para dormitorios de corte romántico. Una de las flores más utilizadas para este tipo de papeles son las peonías. 
  • Los papeles pintados murales con mapa mundis o planos de grandes ciudades como Nueva York, son perfectos para espíritus libres y quedan de miedo en dormitorios o estudios. 
  • Grandes damascos. La estética sesentera y setentera ha vuelto también para dar carácter retro a la casa. Y con ella, motivos como grandes adamascados.  
  • Cactus. Los hemos visto en láminas, en objetos decorativos y también en papeles pintados. ¿Sabes dónde quedan muy bien? En habitaciones infantiles, sobre todo los que combinan el verde de la planta con rosados de sus flores. 
  • Grandes “manchas” de color. No tienen una forma precisa, pero su halo crea como “nubes” gigantes de color que pueden decorar grandes paredes como la trasera de un sofá o de una cama. 

Un papel, muchos usos 

  1. Opción

    Usar papel pintado te ayuda a zonificar el espacio, es decir, si en una misma habitación se hacen actividades distintas, empapelar la pared de uno de esos rincones, puede darle entidad sin necesidad de separarlo con mobiliario. ¿Un ejemplo? Una cocina con office. Puedes separar visualmente el office de la cocina, empapelando la pared a la que esté más cercano.  

  2. Opción

    Utilízalo para proteger las paredes de zonas de mucho paso o mucho roce: pasillos, paredes del office, paredes donde se apoya la cama de los niños o su escritorio… Y sí! también puede ser un papel pintado con grandes motivos. En estos espacios, para que no agobie, se puede combinar con un arrimadero debajo que “recorte” la presencia del papel y compense su fuerza visual. 

  3. Opción

    Empapela para aportar más abrigo a los espacios. El papel reviste las paredes y hace que los espacios se vean más acogedores. Y con motivos grandes este efecto es mucho mayor, sobre todo si el papel tiene también colores intensos. 

  4. Opción

    Pon papel para modificar los espacio. Sí, puede que un papel con grandes motivos llene mucho la estancia si esta es muy pequeña. Pero también puede lograr que gane profundidad.  

Tipos de papeles pintados  

  • Gofrado: es el tradicional, el que se ha colocado toda la vida. Tiene una sola capa y se instala con ayuda de cola. 
  • Vinílico: tiene una capa plástica que lo hace resistente a la humedad, por lo que puede colocarse en cocinas y baños. 
  • Textil: es el más delicado y necesita una cola especial para colocarse, pero el resultado es exquisito. 
  • Papel pintado autoahdesivo: el más sencillo de colocar; no necesitas cola aparte porque ya la lleva incorporada.