Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Salón comedor con mesa y sillas de madera y mini chimenea

Cuando llega el invierno el frío llena las casas. Las mantas de lana son uno de nuestros grandes aliados pero muchas veces no es suficiente y tenemos que recurrir a otros métodos para calentarnos en casa: la calefacción o incluso una chimenea. Si no quieres poner en casa una gran chimenea tradicional también existen otras alternativas como mini chimeneas, de gas, eléctricas…¡Toma nota! 

Tipos de chimeneas para la casa 

Las chimeneas son perfectas para protegernos del calor en invierno. Además, son muy acogedoras y elegantes. Pero ya no solo podrás encontrar las típicas chimeneas de leña. Hay otras opciones como por ejemplo las eléctricas, de gas o bioetanol. Las chimeneas eléctricas nos permiten calentar las habitaciones y poder regular la temperatura como si fuera la calefacción. Algunos de los modelos de chimeneas eléctricas también cuentan con un termostato electrónico que permite el ahorro de consumo de energía. Podrás incluso manejar cómodamente la temperatura con un mando a distancia.  

Si optas por las chimeneas de gas, también son una buena alternativa a las chimeneas tradicional. Funcionan a través de gas o propano. También se les puede regular la temperatura fácilmente y no necesitan de un mantenimiento como las de leña. Otra de las ventajas de esta chimenea es que podemos regular la temperatura fácilmente y controlar también la intensidad de la llama. Lo único que sí que debemos tener en cuenta es que al necesitar gas deben estar conectadas a una red de gas de la casa. Por lo que necesitaremos realizar una instalación previa.  

Una de las chimeneas que ha ido ganando popularidad en los últimos años han sido las de bioetanol. Este tipo de chimeneas las podemos encontrar en multitud de diseños que se adaptan tanto al suelo como a la pared. La popularidad de este tipo de chimeneas es que utilizan bioetanol. El bioetanol es un combustible vegetal que se obtiene de la fermentación de los azúcares. Con este tipo de combustible se pretende reducir en un futuro el uso de otros más perjudiciales como el petróleo. Como en las chimeneas eléctricas, las de bioetanol también pueden controlar la temperatura de las llamas y así reducir el consumo.  

Mini chimeneas: chimeneas portátiles para cualquier rincón 

No siempre todas las casas están preparadas para tener una chimenea, ni tampoco todas disponen de una calefacción centralizada. Si es el caso de tu piso una buena opción es contar con una mini chiminea. Se trata de una chimenea portátil que podrás mover por cualquier rincón de la casa. Calentarás con la chimenea diferentes zonas a la temperatura que quieras. Además, estas mini chimeneas portátiles suelen ser respetuosas con el medio ambiente y libre de humos. Te damos algunas ideas de dónde puedes añadirla en casa:  

  • Junto a la televisión: el salón es uno de los espacios de la casa donde más tiempo pasamos, junto con el dormitorio. Son habitaciones que necesitan calidez y en invierno cuesta bastante conseguirlo debido al frío. Añade una mini chimenea portátil junto a la televisión. Podrás pasar esos días de frío, viendo una película o una serie a gusto y calentito.  
  • En la mesa de centro: las mini chimeneas al ser portátiles y bastante pequeñas podemos ponerlas incluso encima de muebles sin problema. Una buena idea es ponerla encima de la mesa de centro. Las chimeneas de bioetanol son una de las mejores opciones ya que no sueltan residuos y podemos controlar la temperatura fácilmente. Además, sus diseños cada vez son más logrados por lo que podemos añadirlas sin problema a la vez que decoramos el salón.  
  • En el rincón de lectura: ¿a quién no le gusta leer bien arropado? Dale calidez a este rincón con una mini chiminea de lo más coqueta. Nuestra preferida: con paneles de vidrio que dejan únicamente entrever las llamas.  
  • En el vestidor: cuando nos vestimos por las mañanas en invierno puede ser un drama y a veces un sufrimiento si no contamos con calefacción. Salir de la cama ya nos cuesta con el invierno y más si sentimos frío en casa. Para evitar que eso te ocurra y puedas elegir tus looks como se merecen puedes añadir una mini chimenea en la zona del vestidor. Lo bueno de estas chimeneas es que son elegantes por lo que combinarán muy bien en esta habitación. Si tienes una pequeña isla en la zona del vestidor aprovéchala para añadir la mini chimenea encima. ¡Quedará genial!