Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Silla huevo o egg chair en el salón

Cómoda y acogedora, la silla Egg, diseñada en 1958 por el diseñador danés Arne Jacobsen para el hotel SAS de Copenhague, sigue siendo hoy en día una pieza de interior muy popular. Una futurista silla con forma de huevo que se ha convertido en uno de los clásicos del diseño de interiores más famosos de todo el mundo. Su factor clave, su diseño único y especial. Además, esta silla hueco es una mezcla perfecta de funcionalidad, modernidad y comodidad. Caracteriza por sus líneas claras y una forma simple permiten que la Egg Chair sea reconocida al instante por cientos de personas.   

El diseño de las sillas huevo 

Como su nombre indica, el diseño de la silla huevo de Arne Jacobsen, se basa en la forma de un huevo. La Egg Chair no contiene ninguna línea recta y se compone exclusivamente de curvas. A diferencia de una silla clásica, el respaldo de la Egg Chair es más ancho en la parte superior. 

El factor clave son las proporciones

Arne Jacobsen, diseñador

La silla original está construida sobre un armazón de acero y poliuretano reforzado con fibra de vidrio y acolchado con espuma fría. Su número de serie se reconoce fácilmente porque está grabado en la base en forma de cruz. 

La silla huevo de Arne Jacobsen también destaca por su diseño giratorio. La silla huevo original tiene 107 cm de alto, 86 cm de ancho, 79 cm de profundidad y pesa unos 18 kg. Una cómoda silla que invita a quedarse y relajarse. 

Materiales y colores 

El fabricante Fit Hansen ofrece esta silla en numerosos tejidos y fundas de cuero. Para el Hotel SAS de Copenhague, la cubierta de tela que se eligió fue en gris azulado. Un color clásico y muy atemporal, una elección muy acertada.  

Un consejo: si quieres añadir una Egg Chair en casa mejor apuesta por un color más llamativo para que la silla cobre protagonismo.  

Cómo integrar la silla huevo en casa 

Integra la silla huevo en tu interior en una habitación donde tengas suficientemente espacio. Puedes agregarlo en un rincón de lectura por ejemplo, ya sea con la silla original o con las nuevas versiones de la silla huevo. Un rojo o azul brillante es una apuesta segura si quieres llamar la atención con esta silla. Si buscas un toque más clásico, mejor elige un color marrón y un tejido de cuero. 

3 razones por las que amarás la Egg Chair

  1. Dato

    La silla huevo es considerada un verdadero clásico del diseño. Si inviertes en la silla de Arne Jacobsen, disfrutarás toda la vida de una pieza de colección. Además, el sillón lo mejor es que es una silla atemporal y que podrás integrar en cualquier rincón de la casa.

  2. Dato

    Ya sea en el salón, en el rincón de lectura o en el dormitorio:  la Egg Chair del diseñador danés quedará perfecta. Gracias al peso relativamente “ligero” de menos de 20 kilos, podrás moverlo por toda la casa sin dificultad. 

  3. Dato

    ¡Cuero o tela, rojo o azul! El sillón de huevo tiene una amplia variedad de diseños y acabados. Un abanico de posibilidades que le permite a esta silla adaptarse a un gran número de estilos.  

Déjate inspirar por nuestra selección de sillas inspiradas en la legendaria Egg Chair, y llena tu casa de piezas de diseño.