Herramientas y frascos para crear fragancias para aromaterapias

Un olor determinado nos puede trasladar directamente a un momento concreto de nuestra vida, el olor de los prados en verano del pueblo o el olor dulzón de las ferias de Navidad que visitabas en tu infancia. El olfato activa nuestro sistema nervioso y por eso cada olor que sentimos en nuestra vida nos provoca una sensación de bienestar o malestar. Por eso hay muchos que se dedican a captar y procesar estos olores y envasarlas. No estamos hablando únicamente de perfumistas, sino de aquellos profesionales que se dedican a crear aromas para la casa. Abrir una botella con un aceite natural y que esparza un aroma de frescor en tu casa, ayudará a crear un ambiente mucho más relajante. La aromaterapia es por eso una de las mejores técnicas para conseguir un ambiente de paz y tranquilidad en cualquier hogar. ¡Deja que los aromas despierten tus mejores sensaciones!

Aromaterapia para mejorar la salud

De hecho, la aromaterapia tiene una aplicación saludable. Es considerada como una medicina complementaria, con la que, a través de plantas aromáticas, flores, hojas, semillas, cortezas y frutas extraemos sus aceites esenciales que destilados pueden ser usados para:

  • Tratar trastornos emocionales y físicos.
  • Combinados con tratamientos y medicinas convencionales.
  • Perfumar las estancias de casa, como un añadido estético que aporta bienestar en el hogar.

Esta técnica no es nueva, sino milenaria. Se cree que las antiguas civilizaciones usaban la aromaterapia de muchas maneras y por muchas razones como, por ejemplo, en el masaje, los baños, como medicina e incluso para embalsamar cuerpos. En Europa fue introducida por los romanos, pero la aromaterapia como concepto lo acuñó el químico francés René-Maurice Gattefossé. Él inició la investigación de los poderes curativos de los aceites esenciales en el primer cuarto de siglo después de observar cómo el aceite de lavanda parecía ayudar en la curación de una quemadura severa que tenía en una mano.

La aromaterapia podemos utilizarla a través de velas, pero en los últimos años ha crecido el uso de aceites esenciales mediante difusores. Algunos difusores permiten añadir esencias que luego se van expandiendo por toda la habitación. Incluso estos aparatos se pueden utilizar por la noche, si lo que buscamos en mejorar el sueño, por ejemplo, con un aceite de lavanda.

Pero bien hay que decir que la aromaterapia no cura enfermedades, es simplemente un complemento que ayuda a pasar dolencias menores como problemas digestivos, síndrome premenstrual, enfermedades relacionadas con el estrés y algunos problemas de piel. 

Para Westwing la aromaterapia es más una nueva forma de relajación en casa. Si aún te preguntas cómo relajarte en casa, si el yoga en casa, la meditación o las rutinas de ejercicio en casa no terminan de aportarte la paz que necesitas, prueba con la aromaterapia.

Beneficios de la aromaterapia

Si usamos productos 100% naturales entonces los beneficios serán completos. Por eso, antes de adquirir cualquier aceite esencial te recomendamos que leas bien la etiqueta. Si has optado por un producto natural los beneficios serán mucho mayores. Los aceites esenciales se conectan con nuestro sistema nervioso rápidamente aliviando algunos malestares. Eso sí, los aceites esenciales no son medicinas, por lo que siempre te recomendamos que acudas primero a un profesional médico. Recuerda, que al final estos aceites son un extra añadido a cualquier medicamento.

Tipos de aromas

  • Almendras: las almendras tienen multitud de propiedades. El aceite de almendras es muy bueno para la piel y ayuda a cicatrizar heridas. Como aceite esencial su olor hace que nuestro cuerpo segregue serotonina y nos ayude así a reducir dolores.
  • Geranios: los geranios son otras de las plantas curativas de nuestro entorno. Los geranios ayudan a reducir los dolores menstruales. También, esta planta tiene un efecto calmante que ayuda a aliviar los problemas de ansiedad, depresión y angustia.
  • Jazmín: es un olor que se usa mucho en perfumería, por su aroma tan agradable. Como aceite esencial, también es uno de los más utilizados. Se usa sobre todo para reducir el estrés, los problemas de ansiedad y el insomnio.
  • Lavanda: es una de las plantas más utilizadas y con más propiedades. La lavanda es muy eficaz para reducir los dolores de cabeza y musculares asociados al estrés. Un remedio muy efectivo es añadir un par de gotas de lavanda por la zona de la almohada. De esta forma, conseguiremos que nuestro cuerpo se relaje y así poder conciliar mejor el sueño. Además, de aumentar nuestro descanso, la lavanda es muy buena para calmar la piel irritada y reducir las cicatrices. Y por supuesto, en verano es uno de los mejores remedios contra los mosquitos.
  • Rosas: las rosas tienen un olor suave y delicado. Ayudan a conciliar el sueño y también a relajarnos. Es uno de los aromas más indicados para espacios como el salón. Al ser un espacio donde recibimos a nuestros invitados, las rosas son un olor muy suave que agradará rápidamente a todo el mundo.
  • Canela: es uno de los aromas preferidos en Navidad, pero también puedes usarlo el resto del año. La canela tiene un aroma penetrante y nos ayuda a reducir la fatiga y el malestar en general.
  • Jengibre: el jengibre es uno de los remedios naturales más usados. También funciona genial a través de aceites esenciales. El jengibre mejora la circulación, previene los mareos y calma algunos síntomas como gripe o resfriado.