Dibujo japones de mujeres

No confundir con el “arte hecho por mujeres”, que también tiene cabida en el movimiento llamado Arte Feminista, el cual puso patas arriba la concepción totalmente masculina que se tenía del arte por los siglos de los siglos.  Gracias a este movimiento, se han sacado a la luz numerosas artistas que permanecían en la sombra de la historia del arte y muchas mujeres han podido ejercer su pasión artística, siendo grandes figuras del arte contemporáneo. 

¿Qué es el Arte Feminista? 

Es un movimiento que surgió en la década de 1960 y se consolidó en la de los años 70, como parte de la corriente feminista. Creció con la intención de criticar los ideales de género del siglo XX, incluyendo el canon de la historia del arte, mediante la creación de un diálogo entre la obra y el espectador a través de una óptica feminista. 

Algunas activistas de la época, amantes del arte, se preguntaban por qué no había grandes artistas femeninas en la Historia del Arte. “En el campo de la historia del arte, el punto de vista del hombre blanco occidental, inconscientemente aceptado como EL punto de vista del historiador de arte, resulta inadecuado no solo por razones morales o éticas, o porque sea elitista, sino en su sentido puramente intelectual”, escribía Linda Nochlin en su ensayo ¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? de 1971. 

Este texto es el pistoletazo de salida de un campo de investigación que pretende generar conciencia colectiva sobre el papel de las mujeres en el arte, desde la representación de la misma como “modelo” hasta las producciones hechas por mujeres, pasando por los lugares que estas ocupan dentro de las instituciones artísticas, sus temáticas y técnicas de trabajo. 

Las divas del arte feminista contemporáneo 

Louise Bourgeois, Miriam Schapiro, Judy ChicagoYayoi Kusama… Son solo algunas de las representantes más conocidas de arte actual. Sus obras han alcanzado fama y reconocimiento mundial, y aunque sus técnicas son distintas y variopintas, siempre les une un trasfondo feminista que las une a todas ellas.  

Mujeres fuertes, creativas, transgresoras, cuyas principales armas han sido sus manos y su talento para destacar en el, hasta hace bien poco, mundo artístico acaparado por los hombres. Y es que los grandes pintores eran hombres; las mujeres tan solo sus modelos.  

Mujeres en la cultura y el diseño 

En estos últimos 50 años y, en gran parte, gracias al movimiento de arte feminista, han sido y son muchas las mujeres que destacan en disciplinas como el arte, la cultura, el diseño, la decoración, la arquitectura… 

  • Patti Smith, toda una mujer renacentista, una artista completa que tanto de compone una canción, canta o escribe libros increíbles. 
  • Joan Didion, esta periodista y escritora norteamericana de 86 años, de apariencia extremadamente frágil, esconde una fortaleza e inteligencia extraordinarias. Conocer su obra y biografía es pura inspiración. Toda una leyenda del Nuevo Periodismo y autora de ‘El año del pensamiento mágico’. 
  • Louise Campbell es una diseñadora de muebles e iluminación danesa. Una de las principales figuras del diseño contemporáneo que inspira con sus obras modernas, elegantes y femeninas. 
  • Patricia Urquiola. Esta arquitecta y diseñadora española se ha hecho un nombre en el panorama internacional de la decoración, firmando desde productos y objetos decorativos de culto hasta los interiorismos más sonados de los principales hoteles del mundo.  
  • Zaha Hadid. La obra de esta arquitecta de origen iraquí ha cambiado por completo la arquitectura contemporánea. Sus edificios con un halo futurista son piezas que dan solera a cualquier ciudad donde se erigen, transformándose en auténticas obras de arte habitables.  
  • Kelly Hoppen. Esta diseñadora de interiores inglesa es dueña de su propio estudio y actualmente es de las más famosas en el mundo de la decoración. Además de trabajar en residencias privadas, también se enfoca en yates y en proyectos comerciales como restaurantes, oficinas y aviones. 

Decoración feminista 

La decoración de nuestra casa es un fiel reflejo de nuestros gustos e intereses. Si quieres darle un toque feminista a tu hogar, puedes colgar alguna lámina u obra, tipo la famosa chapa feminista “We can do it”, que puede quedar genial en un rincón de la cocina, o el póster de “Las niñas listas leen libros”, en el cuarto de tu hija. Ilustraciones de Moderna de pueblo o Paula Bonet y reproducciones de cuadros abstractos de cuerpos femeninos pueden representar otros guiños al Girl power en tu casa. Echa un vistazo a fotógrafas feministas como la sudafricana Zanele Muholi o la francesa Claudine Doury; sus imágenes pueden quedar espléndidas como piezas decorativas con alma.  

Decora tu casa y celebra lo femenino