Mujer cocinando en una cocina blanca

Si te encanta ser la perfecta anfitriona y practicar el arte de recibir, aquí van algunos consejos de cómo tener la casa perfecta para agasajar a tus invitados. Con estos tips, el éxito del evento está asegurado. ¡Será inolvidable! Te demostramos que ser madre, trabajar y sorprender a tus invitados es más que posible.

En primer lugar, te aconsejamos hacer una lista de invitados para asegurarte el número de personas a convocar y llevar la check list de confirmaciones. Crear un grupo de whatsapp (si no es muy numeroso) puede ser práctico, así como realizar una invitación digital, con una bonita imagen y tipografía evocadoras para la ocasión. Si el evento es más formal, enviar una invitación en formato papel es una tradición que no se debería perder.  

Definir la tipología del evento te delimitará el resto de pasos. No es lo mismo un brunch con amigas, que una cena más formal con personas del trabajo o gente menos conocida. Una vez tengas esto claro, pasa a la acción y limpia tu casa en profundidad. El baño de invitados debe estar impoluto y con papel higiénico de sobras. La sala, perfectamente recogida, bien aspirada y sin rastro de polvo. Si haces descalzar a los invitados al entrar en tu casa, ten siempre unas zapatillas tipo hotel a mano para ofrecerles. Una vez tengas todo esto listo, vamos a por los detalles. 

10 claves para ser una buena anfitriona 

  1. Flores, mejor frescas

    Es increíble cómo puede cambiar el ambiente un buen ramo de flores frescas en el centro de la mesa del comedor o en una mesita auxiliar bien visible. Siempre es mejor que las flores sean frescas, aunque si quieres que te duren más, puedes optar por ramos preservados, más caros pero mucho más duraderos.

  2. Velas para que tu casa huela bien

    ¡Que no falten las velas! Además de crear un ambiente lumínico íntimo, idóneo para cualquier ocasión, escoge aromas suaves, nada empalagosos, tipo jazmín o peonías. Optar por velas que emitan fragancias cítricas para actos diurnos o bien más florales para la noche.
    Colócalas en puntos estratégicos de la casa, como el recibidor o el salón donde vayáis a reuniros. No abuses de este recurso, pero siempre es bueno tener dos o tres velas encendidas, a poder ser de la misma gama o modelo, durante la visita.

  3. Una playlist acorde con la situación

    La música nunca puede faltar, ni fallar. Si es una comida con amigas, elige temas que os unan y cuenten momentos especiales vividos juntas. Si es una cena de negocios, la lista de temas tendría que ser más chill out y relajada. En una reunión familiar, pon un poco de todo, desde temas más clásicos para los más mayores, a canciones de moda para los adolescentes y niños de la familia. Mientras coméis, mejor mantener un volumen bajo para no interferir en la conversación. En el momento copa, puedes subir un poco más los decibelios.

  4. Detalles personalizados para los invitados

    Puedes marcar los sitios de cada comensal con una tarjeta con su nombre para que sepan donde sentarse de un vistazo. El lettering está de moda, así que puedes escribir en una tarjeta de cartón los nombres con bonitas tipografías. Encontrarás plantillas online para que te sea más fácil. Coloca cada cartelito sobre la servilleta, mejor de tela y enrollada con un cordel y un ramito de flor seca. También puedes colgar la tarjeta en el respaldo de la silla de una forma más desenfadada.
    Otra forma de situar a cada invitado es imprimir una polaroid de él o ella, contigo, y escribir un texto emotivo detrás. Colocas la foto apoyada en su copa et voilà!

  5. La comida, sencilla y muy rica

    Siempre será mejor que toda la comida esté lista justo antes de que lleguen los invitados, así no tendrás que ausentarte a la cocina para preparar algo. Opta por menús fríos, nada complicados, pero con productos de calidad, sanos y sabrosos.
    La opción buffet será lo más acertado, para que cada uno se sirva lo que más guste y en la cantidad que prefiera.

  6. Cómo poner la mesa con estilo

    No es necesario que uses una vajilla a juego. Combinar diferentes tipos de platos, cuencos y bandejas es una licencia de rabiosa actualidad. La armonía la pondrá un mantel y servilletas a conjunto, así como una cubertería única. Con las copas, también puedes jugar al mix and match.

  7. La decoración ideal para recibir en casa

    No hace falta que redecores el salón y el comedor para la ocasión, pero estaría bien dar unas pinceladas especiales con la deco para que tus invitados se sientan como en casa. Mullidos cojines en el sofá para cómodas sobremesas. Si puedes, cambia las fundas y coordina algunas estampadas con otras lisas, en gamas similares o en color block, para las más atrevidas.
    Escoge una temática para la mesa y ponla en consecuencia. Por ejemplo, si quieres crear un estilo campestre, el verde, los estampados de hojas, accesorios de madera natural rústica y tejidos de lino lograrán el look. Y un último consejo: no recargues el ambiente, para que se respire amplitud.

  8. ¡Que no pare la fiesta!

    Anima la velada con actividades y juegos divertidos. Organiza un Photocall para dejar constancia del evento, con fotos de tus invitados posando con diferentes accesorios. O echa mano de juegos de cartas con preguntas para crear conversación y conocerse más en profundidad…

  9. Dress for success

    Vestir adecuadamente para cada ocasión también te hará destacar como la perfecta anfitriona. No es lo mismo vestirse para un cóctel, que para una cena o una comida con amigas. En este último caso, unos jeans y una camisa blanca, con un collar dorado y un anillo será una indumentaria sencilla pero chic. Si la ocasión es familiar, puedes decantarte por un atuendo más comfy. Y si es una reunión formal, deslumbra con un little black dress, un clásico que nunca falla.

  10. La mejor despedida

    Para terminar la velada, puedes regalar a tus invitados una vela de las que hayas encendido en tu casa durante el encuentro. Así, se llevarán un recuerdo y tú quedarás como lo que eres: una buena anfitriona.

¡Ser una anfitriona perfecta es más fácil con nosotros!