chimenea de piedra en habitación blanca con espejo

Tan pronto como bajan las temperaturas, es el momento de poner la calefacción en casa. Afortunadamente, gracias a la tecnología moderna, ahora es posible crear un ambiente acogedor en casa sin tener muchas capas encima y con una buena calefacción. En Weswing, te enseñamos cómo calentar la casa de forma consciente e inteligente.

¿Por qué es importante calentar correctamente?

Calentar correctamente la casa es importante, ya que ayuda a reducir el consumo de energía. Al calentar correctamente, nos aseguramos de tener un mayor confort en casa y frenar las emisiones de CO₂ en el proceso.

¿Cuándo puedes comenzar a poner la calefacción?

En principio, el período de calefacción en esta zona de Europa va del 1 de octubre al 30 de abril, a menos que nuestro contrato con las eléctricas diga lo contrario. Durante este periodo, debemos asegurarnos de que la calefacción funciona correctamente en casa.

¿Qué significan los números del termostato?

En la mayoría de los casos, el número 3 del termostato representa una temperatura ambiente de unos 20 grados centígrados. Esto significa que el número 2 representa unos 16 grados y el número 4 representa unos 24 grados.

¿Cómo se debe ajustar la calefacción por la noche y durante el día?

La temperatura perfecta para las habitaciones debe ser de unos 20 grados, por lo que la calefacción debe estar encendida durante el día al menos en el número 3. En el baño, por otro lado, podemos añadir un poco más de calefacción para sentirnos más cómodos al salir de la ducha.

Por la noche, la temperatura ideal para el dormitorio no debe ser muy elevada, ya que puede provocar dolores de cabeza o mal descanso. Por eso, en muchas viviendas con calefacción centralizada desciende la temperatura de la calefacción o se apaga.

Consejos para calentar la casa correctamente

Además de contar con una buena calefacción, es cierto que debemos cuidar otros aspectos para que esta funcione. ¡Toma nota!

  1. Sella las ventanas

¿Subes la calefacción hasta el final, pero sigues temblando de frío? ¿Alguna vez has pensado que quizás no es la calefacción y podrían ser las puertas o las ventanas? Con el tiempo, las puertas y ventanas pueden volverse porosas, permitiendo que el calor de la calefacción se escape al exterior. Esto puede pasar factura en invierno, si además vivimos en una zona muy fría.

  1. Ventila correctamente

La calefacción solo funcionará si tenemos las ventanas bien cerradas. Eso sí, es importante que de vez en cuando ventilemos las habitaciones . Además, ahora con la presencia de virus como la Covid-19 es importante ventilar la casa. Esto no solo ahorra energía, sino que también es bueno para la salud.

  1. Evita el moho

Si el aire se enfría, la humedad de la habitación aumenta y existe el riesgo de que se desarrolle moho en la casa. El exceso de humedad en las habitaciones es, por lo tanto, perjudicial para la salud y para la calefacción.

  1. Mantén los radiadores despejados

Para aprovechar al máximo el calor del sistema de calefacción, los radiadores no deben estar cubiertos. Muebles, plantas o cortinas colocadas delante del radiador impiden que el calor se extienda bien por toda la habitación. Esto principalmente desperdicia energía y disminuye el calor por toda la casa.

  1. Purgar los sistemas de calefacción

A menudo la calefacción no funciona y solemos oír un curioso goteo en el radiador. Esto suele pasar con bastante frecuencia, ya que se acumula aire en las tuberías. Para que esto no nos suceda debemos eliminar los residuos de aire y dejar salir un poco de agua caliente. Cuando esto suceda ya estarán funcionando correctamente los sistemas de calefacción de la casa.

  1. Cómo calentar la casa económicamente con tecnología

Si somos unos fanáticos de la tecnología moderna y de las casas inteligentes, el control automático del radiador puede sernos muy útil. Con el teléfono móvil nos encargaremos de regular la temperatura de la habitación a través de la aplicación incluso aunque estemos fuera de casa. En algunos casos, esto puede ahorrar hasta un 25 por ciento en la factura de la luz.

Cómo adecuar la calefacción para calentar la casa en invierno

Para el uso adecuado de la calefacción, te damos algunas recomendaciones:

  1. Ventilar bien las habitaciones.
  2. Purgar bien los radiadores antes del comienzo del invierno.
  3. Revisar los termostatos y reemplazarlos por alternativas programables si es necesario.
  4. Tener en cuenta que la calefacción es diferente en cada habitación. El calor no es el mismo en el baño, que en el salón o en el dormitorio, ya que los azulejos se enfrían más rápido en el aseo.
  5. Evitar las temperaturas demasiado altas durante la noche.

¿Se puede ahorrar en calefacción sin pasar frío?

Sí, es posible ahorrar en los gastos de calefacción sin congelarnos. Como regla general, debemos asegurarnos de que el calor se distribuye uniformemente por la casa, especialmente en el baño. Al mismo tiempo, no debemos bajar de una temperatura de 16 grados en ninguna habitación. Si no estamos en casa durante el día, podemos bajar la temperatura de la calefacción incluso por la noche. Con estos trucos podemos llegar a ahorrar hasta un 15% de energía en la factura.

Calefacción correcta con chimenea y estufa alicatada

Se puede crear un calor acogedor no solo con el sistema de calefacción clásico, sino también con una chimenea o una estufa. Para encender el fuego, podemos dejar la puerta de la estufa ligeramente abierta durante los primeros minutos en algunos modelos. Esto permite que el aire llegue al fuego y el calor comience a extenderse. Para que la chimenea alcance rápidamente la temperatura, es mejor usar dos piezas de madera más delgadas en lugar de una. Un montón de aire hará que el fuego se encienda. La chimenea y la estufa son opciones visualmente atractivas y elegantes, tanto para incluir en ciudad como en el campo.

Descubre nuestros productos favoritos de invierno