Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

cama con libro cafe y gafas

Muchos españoles antes se echaban la siesta, pero con la gran cantidad de actividades que solemos hacer durante el día, pocos pueden ahora disfrutar de este placer. Y es que si has dejado de echarte la siesta al mediodía, según la Fundación Española del Corazón, deberías volver a plantearte retomarlo porque tiene muchos beneficios para la salud. ¿Cómo echar la siesta? ¡Apunta! 

¿Qué es la siesta? 

La siesta es un descanso muy conocido en España, que se realiza después de la comida sobre las 16:00 y las 17:00. Aunque el ser humano solo necesita una vez al día de sueño para descansar plenamente, es cierto que con los años ha ido perdiendo calidad en el descanso. Según la Fundación Española del Corazón en los últimos cien años hemos perdido dos horas diarias de sueño. Por eso, esta buena costumbre que se practica en España, aunque ya con mucha menos frecuencia, podría ayudarnos a recuperar el sueño perdido y tener una vida más sana. 

¿Cuál es la duración adecuada de una siesta? 

Depende de lo que vayamos a hacer por la noche. En el caso de que tengamos una cena o un evento hasta tarde, lo ideal es que nos echemos una siesta de una hora y media. Con esto sería más que suficiente para llenarnos de energía y soportar más horas despiertos.  

Es cierto, que el resto de días, lo más recomendado son las siestas breves. Una siesta de 10-15 minutos puede cambiar nuestro estado de ánimo al instante. Estas siestas son las más recomendadas, sobre todo, porque al ser cortas posteriormente no mostramos ningún síntoma de lentitud o somnolencia ya que no entramos en ninguna fase de sueño.  

Beneficios de echar la siesta 

  1. Previene enfermedades cardiovasculares: la siesta ayuda a disminuir considerablemente el estrés hasta en un 37%, y por supuesto el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Esto es debido a que la falta de sueño aumenta la grasa, la glucosa y por lo tanto, puede llevar a provocar diabetes.  
  2. Reduce la tensión arterial: ayuda a disminuir la presión arterial y el ritmo cardiaco.  
  3. Mejora el aprendizaje: quienes duermen siesta suelen rendir mejor por las tardes porque han descansado. Este pequeño descanso aumenta la productividad y el rendimiento.  
  4. Estimula la creatividad: según algunos estudios la siesta aumenta la creatividad, ya que estimula la zona del cerebro asociada a esta capacidad.  
  5. Mejora los reflejos: al estar más despiertos y más descansados tenemos menos errores en el trabajo y se duplican los niveles de alerta.  
  6. Mejora el estado de ánimo: la serotonina es un neurotransmisor que se encarga de regular el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Quienes no descansan lo suficiente suelen presentar más ira o miedo.  

Cómo echar la siesta perfecta – consejos para disfrutarla mejor

Como hemos visto, dormir una siesta tiene multitud de beneficios tanto físicos como mentales. Por eso, queremos darte algunos consejos para que puedas dormir totalmente a gusto.  

  • El lugar importa: debemos intentar dormir la siesta en un ambiente tranquilo, libre de ruidos y con poca luz. También es recomendable dormir la siesta en el sillón en lugar de la cama, sobre todo si padecemos problemas digestivos.  
  • Tiempo: lo recomendable es dormir entre 10-30 minutos para no trastocar nuestro sueño nocturno.  
  • Horas: normalmente las horas de siesta suelen estar comprendidas entre la 1 y las 5 de la tarde.