Mujer durmiendo en habitación blanca estilo rústico

Mientras todo el mundo duerme por la noche, ¿tú no consigues conciliar el sueño? Esto es algo muy común, y cada vez más habitual no solo en personas mayores sino en jóvenes. El estrés, el trabajo, la salud, y en general los problemas personales pueden alterar significativamente nuestro sueño. Si tenemos muchos problemas de sueño, sentirse bien el resto del día es bastante complicado.

En Westwing sabemos que los problemas de sueños afectan a gran parte de la sociedad y, por eso, como nos gusta el descanso hemos buscado algunos consejos para que puedas dormir mejor. A veces, incluso los pequeños cambios pueden ayudar a dormir mejor. ¡Toma nota!

Consejos para conciliar el sueño en casa

Ya sea un cambio pequeño o grande, hemos recopilado ocho consejos fáciles deintroducir a tu día a día para que puedas empezar a duermas mejor.

Cómo mejorar el sueño

Consejo 1: Ventila la habitación

¡Asegúrate de tener la temperatura perfecta para dormir! Según los expertos del sueño, la temperatura ideal es de 16 y 18 grados centígrados. Así que refresca la habitación para dormir del tirón. Si tenemos calefacción, lo ideal es apagarla por la noche. Para los más frioleros, apuesta por un buen edredón o sábanas de franela. Otra opción es dormir con la ventana abierta, aunque esto solo lo podemos hacer en épocas como primavera o verano; siempre y cuando el calor o el ruido lo permita.

Consejo 2: Reduce el ruido de fondo

Otro consejo importante para conciliar el sueño es la reducción de ruido, ya sea dentro de caso o exterior. El llamado “ruido blanco” también puede ayudarte a dormir mejor. El “ruido blanco” se utiliza para combatir el ruido. Se usa tanto para ayudar a conciliar el sueño a bebés como adultos que viven en grandes ciudades y cerca de carreteras con mucho tráfico. Pero, ¿en qué consiste? El ruido blanco hace que el nivel del umbral auditivo alcance su velocidad máxima y esto significa que, en presencia de este tipo de sonidos de fondo, los estímulos auditivos más intensos son menos capaces de activar la corteza cerebral durante el sueño.

Nuestra recomendación: Sonos, un dispositivo que te permite reproducir sonidos de bienestar relajantes, como el sonido del mar, además del ruido blanco.

Consejo 3: Apuesta por el ASMR

El ASMR o lo que es lo mismo, “Autonomous Sensory Meridian Response”, es un fenómeno biológico que provoca un estado de completa relajación. Muchos lo describen con un “hormigueo”, o incluso “cosquilleo” que les invita a relajarse totalmente. Susurrar suavemente, soplar, cepillar el pelo…son solo algunos de los sonidos de ASMR que ayudan a relajarnos. En Youtube, este fenómeno ha crecido considerablemente, por lo que aquí podremos encontrar bastantes canales para dormir mejor como Love ASMR by Ana Muñoz, ASMR Laia Oli y Susurros para relajar ASMR. También hay bastantes apps para relajarse de ASMR para el móvil como Tingles ASMR, Rainy Mood o ASMR de seda.

Consejo 4: Los textiles importan

¡Y tanto! Ya sea que durmamos solos o acompañados, debemos tener un buen edredón y adaptado a cada estación. Así, podremos dormir durante toda la noche y sin desvelarnos.

Consejo 5: Ropa de cama fresca

La ropa de cama hay que cambiarla al menos una vez en semana, y en verano debemos aumentar la frecuencia a dos. El sudor y el calor, harán que necesites un cambio de sábanas urgentemente. Además, el cambio de ropa de cama es importante por la higiene y porque nos facilita el descanso. El agradable aroma y la sensación de suavidad en la piel nos ayudará a dormir mejor, ¡sin duda!

Consejo 6: Aroma a lavanda

La lavanda tiene numerosas propiedades y beneficios. Uno de los principales es que ayuda a mejorar la calidad del sueño debido a sus propiedades calmantes. Podemos usar la lavanda de diferentes formas en el dormitorio: con una vela, un ramo seco o fresco de lavandas, rociar un spray perfumado sobre la almohada o aceites esenciales. El olor de lavanda tiene un efecto calmante tanto en el cuerpo como en la mente, por lo que automáticamente nos ayudará a dormir mejor.

Consejo 7: Creaa rituales y rutinas

¡Los pequeños rituales facilitan la vida cotidiana! Esto también se aplica a esta valiosa ayuda para conciliar el sueño. Crea una pequeña rutina justo antes de dormir para que el cuerpo se adapte. Por ejemplo, lee un libro y deja a un lado el smartphone, toma una infusión relajante o date un baño de puro relax antes de dormir.

Consejo 8: Minimalismo

Dormir bien en el dormitorio también implica mantener un orden y tener los detalles que realmente necesitamos. Es importante una buena organización del dormitorio, hacer siempre la cama antes de irnos de casa o añadir algunas plantas. Si conseguimos que el dormitorio irradie paz, descansaremos mejor y tendremos un sueño profundo.

Consejo 9: Feng Shui

El Feng Shui es una técnica asiática que usamos mucho en Westwing para decorar. Esta técnica presta atención a ciertas cosas cuando amueblamos una habitación en concreto. Para un mejor descanso nocturno, es aconsejable colocar el cabecero de la cama en la pared. Esto crea de forma inconsciente una sensación de seguridad, que a su vez tiene un efecto positivo en un sueño tranquilo y reparador.

Consejo 10: Posición

Dormir de lado es la mejor postura para conciliar bien el sueño. Esta posición para dormir ayuda a aliviar problemas de reflujo gástrico, ronquidos y otras dificultades respiratorias. Dormir boca arriba también es recomendable, ya que ayuda a mejorar la circulación sanguínea pero no es apto para personas con apneas del sueño o dificultad respiratoria. La peor postura, sin duda, dormir boca abajo.

Nuestro consejo: además de tener en cuenta la postura, es importante hacerse con una buena almohada y colchón. Esto nos evitará problemas cervicales, espalda, y en general de sueño.

Con estos consejos esperamos desde Westwing, que puedas tener un sueño profundo a partir de ahora. Recuerda, que con pequeños cambios se pueden hacer grandes cosas, ¡incluso en sueños!