Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Manta blanca de punto con bandeja con café, yogurt y muesli

¡Ay el fin de semana! Como nos gusta ese momento cuando llega el fin de semana. Levantarnos más tarde, sin despertador, remolonear en la cama, y darnos una ducha tranquilamente, son algunas de las cosas que más nos gusta disfrutar de las mañanas del fin de semana. Pero, hay otra que quizás se ha convertido en la favorita: el desayuno en la cama. Date el lujo de despertarte tarde y prepararte o sorprender a tu pareja un desayuno romántico en la cama. Te damos algunas ideas para que no te falte ni un solo detalle.  

Desayunar es uno de los placeres de la vida. Es una de las comidas que más disfrutamos sobre todo durante el fin de semana. Quizás las disfrutamos más porque es uno de los pocos momentos del día, (y de la semana) que no vamos con prisas. Disfruta de este momento solo o acompañado en la cama, con los detalles más estilosos y especiales que podrás encontrar.  

Muebles y accesorios para un desayuno en la cama 

Desayunar en la cama los fines de semana es una rutina para muchos, pero otros se trata de un momento especial. Prepara un desayuno romántico a tu pareja en la cama. Lo ideal es que puedas contar con una banqueta o un taburete cerca de la cama para poder dejar la bandeja del desayuno cómodamente.Si no lo tienes mejor utilizar una bandeja con patas plegables para que puedas ponerla en la cama. Otro de los muebles que nos harán mucho más fácil disfrutar de un buen momento en la cama son los cabeceros. Si tenemos cabeceros cómodos podremos mantener la postura adecuada durante el momento del desayuno más tiempo.  

Además de la cama, hay otros espacios en el dormitorio que nos pueden servir para disfrutar del desayuno de forma relajada. Si estás pensando en renovar esta habitación, una buena idea es crear cerca de la ventana un banco a medida. Llénalo de cojines de asiento, y decorativos para crear un espacio mucho más relajado. Pero, no solo debemos tener en cuenta los muebles sino también algunos accesorios y detalles con los que sorprenderás con tu desayuno en la cama:  

  • Servilletas de lino: es imprescindible que lleves servilletas. Elige unas de tela, y mejor si son de lino. Tienen un acabado más natural, y combinan muy bien con las bandejas de madera.  
  • Jarrón con flores frescas: sorprende con un pequeño jarrón transparente con flores frescas. Lo ideal es que el jarrón tenga una medida entre 15-18 centímetros y que no sea muy grande, para que puedas transportar la bandeja cómodamente. Añade flores aromáticas, coloridas y pequeñas.  
  • Velas aromáticas: los aromas cambian nuestro humor. Enciende una vela aromática y disfruta de un desayuno romántico en la cama a la luz de las velas, y con el mejor aroma.  
  • Vajilla especial: los fines de semana son los días para disfrutar de un buen desayuno, y para sacar la vajilla más especial. Lleva a la cama, y sorprende con una vajilla artesanal.  

Ideas de desayuno en la cama 

Dependiendo de la época del año nos apetecen más o menos algunos desayunos. Por ejemplo, en verano nos volvemos adictos a prepararnos un buen cuenco de frutas y cereales acompañado de un rico zumo de naranja natural. El cuenco que elijas mejor que sea con colores más coloridos o tropicales, para darle un toque más veraniego. Si el desayuno en la cama es para dos, puedes optar por una jarra de cristal para llevar el zumo de naranja cómodamente. 

En invierno, preferimos otro tipo de desayunos. El frío y los días de lluvia nos apetecen alimentos más calentitos como huevos revueltos, o unas tostadas con tomate, aceite y un poco de jamón serrano. Si decides optar por este desayuno, prepara los huevos en un bol y añade unos cubiertos para servir. Será mucho más fácil para poder repartir bien los huevos en cada plato. Para las tostadas, incorpora en cada plato un pequeño cuenco para el tomate triturado. Lleva cubierto para que puedas extender el tomate cómodamente.