Accede a las mejores marcas hasta -70%

Persona dando un masaje a otra en la espalda

Las malas posturas, la ansiedad, el estrés, o el exceso de peso pueden ocasionar dolores de espalda. Pasamos mucho tiempo trabajando en la misma postura lo que hace que adoptemos una vida mucho más sedentaria y nuestra espalda lo sienta. Para evitar que tengamos que nuestra espalda sufra debemos realizar algunos estiramientos. Anota estos ejercicios para el dolor de espalda, ¡solo te llevará unos 15 minutos hacerlo! 

Despierta y comienza a estirar la espalda 

Una buena forma de que no nos olvidemos de hacer estos ejercicios durante el día por motivos de tiempo, es que los hagamos nada más despertarnos o antes de dormir. Busca tan solo 15 minutos de tu tiempo y estira la espalda. Mima esta zona del cuerpo si quieres prevenir lesiones graves y dolores musculares intensos desde una edad temprana. Te damos algunos ejercicios para que puedas añadir a tu rutina fácilmente:  

  • Rodillas al pecho: coge una esterilla y túmbate boca arriba, primero con las piernas estiradas y posteriormente con las rodillas al pecho. Flexiona bien las rodillas y pégalas bien al pecho. Una vez lo tengas haz movimientos circulares con la espalda para así aflojar la tensión de la columna vertebral.  
  • Rodillas al pecho y estiramiento de piernas: haz el mismo ejercicio que antes pero una vez que tengas las rodillas en el pecho estira las piernas lentamente de nuevo.  
  • Giro de cadera: mantén el cuerpo boca arriba del todo estirado. Luego eleva las piernas y coloca ambas en forma de pirámide. Una vez que hayas adoptado esta postura, junta ambas piernas y luego gira lentamente primero hacia un lado, y un luego hacia el otro. Una vez que las piernas toquen el suelo, mantén la misma postura al menos 10 segundos. Repite el mismo proceso con la otra parte del cuerpo. 
  • La postura del gato: es una de las posturas que más nos ayuda a estirar la espalda correctamente. Levanta tu cuerpo poco a poco de la esterilla y ponte en cuadrupedia. Mantén la espalda recta y la vista clavada en el suelo. Asegúrate de que cabeza y cuello, y sobre todo espalda están bien alineados. El siguiente paso es encorvar la espalda lo máximo posible unos 10 segundos y luego volver a la postura inicial. Recuerda que debes hacer este movimiento lentamente para no dañar la espalda.  

Cómo prevenir el dolor de espalda 

Cómo ves estos ejercicios para el dolor de espalda son muy sencillos y a penas te llevarán ni 15 minutos. Lo importante es que seas constante, y que encuentres un hueco para ti, y sobre todo para la salud de tu cuerpo. Los dolores de espalda pueden afectar incluso a la cabeza, ya que la tensión acumulada en esta zona puede elevarse al cuello fácilmente y posteriormente crear dolencias en la cabeza.  

Otro de los puntos clave para prevenir el dolor de espalda es a través de respiraciones profundas. Aprender a hacer respiraciones profundas hace que podamos controlar mejor nuestro estrés, momentos de ansiedad y por supuesto los dolores de espalda.