calle de ciudad nevada

La Navidad está a la vuelta de la esquina! Antes de que nos demos cuenta, la última puerta del calendario de Adviento se abre y los invitados para la cena de navidad están en camino. La navidad es un momento del año para disfrutar: hornear galletas, comprar regalos, decorar para la Navidad y sobre todo disfrutar de estar en familia. Sin embargo, a menudo esta temporada está marcada por el estrés navideño de comprar regalos y preparar tantas cenas y comidas. ¡Nuestros expertos te cuentan cómo comenzar la Navidad de forma relajada!

Causas del estrés navideño

Te recomendamos que visualices cuáles son las causas que pueden producirte estrés navideño para poder evitarlo. Las causas más comunes del estrés navideño son:

  • Encontrar regalos
  • Gestionar la carga de trabajo
  • La decoración de Navidad y el árbol de Navidad
  • Complacer a todo el mundo con la cena de Navidad
  • “Hacer todo” lo que habíamos previsto hacer este año
  • Por último, pero no menos importante: hacer planes para la víspera de Año Nuevo.
  • Cumplir con las expectativas y hacer feliz a todo el mundo

11 Consejos contra el estrés navideño

Muy pocos de nosotros tenemos varios días libres antes de Navidad. Así que el equilibrio entre la oficina, la vida diaria y la Navidad puede afectarnos rápidamente a nuestro bienestar. ¡Olvídate del estrés! En lugar de la frustración de las fiestas, este año nos dedicaremos simplemente a disfrutar de la Navidad:

Consejo 1: Hornear galletas

Es difícil de creer, pero hornear galletas es una forma muy efectiva de aliviar el estrés. Pon música navideña, el delantal y ya puedes empezar a hornear en tu cocina. Seguro que comer galletas recién salidas del horno ayuda a que te relajes, al menos, durante unos minutos.

Consejo 2: Apagar el móvil

El smartphone no sólo es un factor de estrés importante durante la época navideña, sino que en la vida diaria el constante sonido de notificaciones puede convertirse rápidamente en un motivo de estrés. Por lo tanto, te recomendamos que pongas el móvil en modo vuelo. Unas pocas horas sin WhatsApp & Co. reducirán el estrés navideño durante un breve periodo de tiempo.

Consejo 3: Repartir tareas

¿Tu lista de tareas se hace cada vez más larga? Antes de asumir demasiadas tareas, distribúyelas entre los miembros de la familia. Cualquiera puede ayudar durante la ajetreada temporada de Navidad. Alivia tus hombros y tu espalda y no tomes las riendas de todo.

Consejo 4: Son las vacaciones de Navidad, no hay protocolos

¡No tienes que ganarle a nadie cuando se trata de organizar tu fiesta de Navidad! Al contrario: Organiza las fiestas como te parezca y hazlo a tu manera y como tú quieras. ¡Es tu momento de disfrutar!

Consejo 5: Pasa tiempo a solas

Hornear galletas, beber un chocolate caliente y ver una película de Navidad tú solo puede ser una perfecta tarde de domingo en la temporada de Navidad. ¡Con todo lo que tienes que hacer, tómate un respiro y descansa! Una acogedora noche de cine en tu salón crearaá una verdadera atmósfera navideña. ¡Así que acuéstate y haz un maratón de películas!

Consejo 6: Decir no y no comprometerse

Decorar tu apartamento, recibir regalos, pre-cocinar el menú… si todo es demasiado para ti, entonces está perfectamente bien decir “no” de vez en cuando. Incluso en Navidad. No tienes que organizar tú cada año la cena, lo mejor es que cada vez se celebre en un lugar.

Consejo 7: Date un capricho

En Navidad queremos pasar tiempo con nuestra nuestra familia y amigos, pero a veces nos centramos demasido en las tareas que hacer durante la temporada de Navidad. ¡Cuando hayas terminado una tarea, puedes respirar profundamente y darte un poco de tiempo libre! Esto puede ser un baño caliente o un buen libro. Recarga tus pilas.

Consejo 8: Gasta tus días restantes de vacaciones del trabajo

Si tienes la oportunidad, planea al menos un día de vacaciones antes de Navidad. De esa manera no tienes que hacer todo lo que hay que hacer en Nochebuena. Pero incluso un día de belleza o de spa en casa puede ser un verdadero regalo de Navidad.

Consejo 9: Compra los regalos con antelación

Nada es más estresante que la búsqueda de regalos en la temporada de Navidad. Atravesar las multitudes en los centros comerciales es cualquier cosa menos relajante. Para escapar de este caos, deberías comprar tus regalos de Navidad con varios meses de antelación o por Internet. Una lista de deseos puede ser especialmente útil para regalar a los niños. Pide las grandes y pequeñas sorpresas para tus seres queridos simplemente desde la comodidad de tu sofá con una taza de chocolate caliente en la mano.

Consejo 10: Haz una escapada a la playa

Tener un día libre antes de Navidad puede ser muy relajante. Si quieres escapar del estrés navideño, ¡entonces ve a pasar uno o dos días a la playa! Ya sea solo, con amigos o con toda la familia, seguro que regargarás las pilas.

Consejo 11: Comer fuera de casa

Un menú de Navidad completo para toda la familia es mucho trabajo. Ahórratelo y déjate mimar… en un restaurante o repartiendo comida.

Aplicar estos consejos contra el estrés navideño y así evitarás los conflictos. Las discusiones a menudo surgen en Navidad y suponen demasiada presión y estrés. Si has perdido tu paz interior, a menudo te desquitas con los demás. Así que antes de que te enfades demasiado, es mejor decir que no. Verás que esto hará una Navidad mucho mejor con un enfoque en lo esencial para poder celebrar y disfrutar de la Navidad.