Madre cociando con su hija

Cada vez son más las mujeres que deciden afrontar la maternidad en solitario. Ser madre soltera por elección es una opción elegida por aquellas que no quieren renunciar a tener hijos por el hecho de no tener pareja. El perfil de madres solteras suele ser el de una mujer de entre 35 y 45 años, alto nivel académico, profesional e independiente.  

En muchas ocasiones, se trata de una mujer que ha decidido conocerse más, crecer e incluso viajar hasta convertirse en madre. Esta decisión suele venir acompañada de dudas e incertidumbres, por lo que es importante contar una buena red de apoyo, tanto familiar como social, para lanzarse a la aventura de la maternidad. 

Juego de rol 

En las familias monoparentales creadas por madres solteras no existe el “rol de padre”, sino que este papel está cubierto por la misma persona. Hoy en día, los niños ven con normalidad diferentes figuras de cuidado a su alrededor. Los modelos familiares tradicionales han cambiado, y mucho, durante las últimas décadas, así que estos niños y niñas no se ven estigmatizados por la sociedad como antaño.  

La figura que se encarga del cuidado del menor es aquella que transmite afecto, atención, inculca valores y conocimientos. Si eliminamos las etiquetas femenino-masculino, y cogemos de esos roles simplemente sus funciones (seguridad, cariño, cuidado, vigilancia emocional, respeto o transmisión de valores), da igual quién los ejerza. 

¿Qué tratamientos de fertilidad existen para madres solteras? 

Antes de elegir el tratamiento de fertilidad más adecuado es importante realizar un correcto análisis del estado de la fertilidad de la futura madre en una clínica especializada. Esencialmente, existen dos opciones: 

Fecundación in vitro  

Fecundación in vitro o FIV, permite la fecundación del óvulo y el espermatozoide en el laboratorio. Mediante punción ovárica se extraen los ovocitos de la futura madre para ser fecundados con el semen del donante. Esta técnica requiere una estimulación ovárica para obtener un número de ovocitos adecuado que garantice el éxito del tratamiento. 

Losembriones, se desarrollarán en el laboratorio hasta llegar al estadio de blastocisto ( día 5-6 de desarrollo). Gracias a la tecnología time-lapse son constantemente monitorizados por los embriólogos sin que tengan que salir del incubador. De esta forma se mantienen intactas las condiciones de cultivo. Toda esa información, recogida durante el desarrollo de los embriones, permite a los embriólogos seleccionar el embrión con mayores posibilidades tenga de llegar a implantar. 

Inseminación artificial 

La inseminación artificial es una técnica sencilla y poco invasiva que supone depositar una cantidad de espermatozoides, previamente capacitados en el laboratorio, dentro del útero materno en el momento de la ovulación. El objetivo es que se produzca el encuentro entre óvulo y los espermatozoides para aumentar así las posibilidades de embarazo. A diferencia de la fecundación in vitro, aquí la fecundación se produce en las trompas de Falopio. 

Estos son los dos tratamientos de reproducción más utilizados para mujeres solteras que quieren convertirse en madres, aunque hay otras posibilidades, como la ovodonación. Se trata un procedimiento de fecundación in vitro con óvulos de donante. O la embriodonación, que consiste en la adopción de los embriones de otra pareja que ha decidido donarlos para que lleguen a convertirse en un bebé. 

El aumento en los tratamientos de fertilidad para mujeres solteras ha llegado a alcanzar el 10% de los tratamientos totales. 

La adopción, otra forma de ser madre soltera 

La mujer trabajadora que quiere ser madre mediante el procedimiento de la adopción lo tiene difícil, pero no imposible.  

Requisitos

En España, cualquier persona puede adoptar sin importar su estado civil, su sexo o su condición sexual. La persona adoptante debe ser mayor de 25 años, la diferencia de edad con el adoptado no puede ser menor de 16 años ni mayor de 45 años. La persona adoptante debe haber sido declarada idónea por la entidad pública competente y no puede haber sido incapacitado para ejercer la patria potestad de un hijo anterior.  

En general, es posible que las mujeres solteras tengan que enfrentarse a una lista más larga que las parejas heterosexuales.  

Trámites

Los trámites para iniciar un proceso de adopción en España son los mismos para familias monoparentales que para las familias biparentales. 

En primer lugar, la persona interesada en adoptar tendrá que ir a los Servicios de Protección de Menores de su Comunidad Autónoma y presentar la solicitud para obtener el certificado de idoneidad. Además de pasar por un curso de capacitación y un estudio psicosocial, la persona adoptante tendrá que esperar a que la Entidad Pública considere que su expediente es el mejor para uno de los menores adoptables, el cual le será asignado. 

En última lugar, un juez tendrá que dictar sentencia para que la adopción sea efectiva y se creen los vínculos de filiaciónentre la persona adoptante y el menor adoptado. 

Adopción internacional

La adopción monoparental internacional es un poco más complicada, ya que cada país establece sus criterios para este modelo de familia. Los países que actualmente aceptan la adopción monoparental son Vietnam, China, India, Hungría, Colombia; Filipinas, Bulgaria, Polonia, Perú o Brasil.  

Ayudas sociales a las que tienen derecho las madres solteras 

Aunque se suela decir que un bebé viene siempre con un pan debajo del brazo, la realidad es que tener un hijo conlleva una gran inversión económica. Por eso en España existen una serie de ayudas para madres solteras, para las que sin duda la carga es mayor. 

La Deducción por maternidad para madres trabajadoras, la Prestación por hijo a cargo, la Ayuda por nacimiento o adopción, la Prestación por maternidad, Ayudas Autonómicas especiales o un Seguro de vida son algunas de las principales que se deberían tener en cuenta. 

En nuestro país existe la Asociación Madres Solteras por Elección (AMSPE), una organización no gubernamental que se encarga de asesorar y dar apoyo a esas madres que son únicas, pero no están solas.  

Intentamos hacer la vida de madres solteras un poco más fácil: